"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

viernes, 30 de diciembre de 2016

Momento de inflexión, balance y festejo - ... otro año que finaliza

“La misma esperanza deja de ser felicidad cuando va acompañada de la impaciencia.”
John Ruskin - escritor, sociólogo, artista y reformador social británico (1819-1900)

No es necesario pensar demasiado, para darnos cuenta que dar vuelta la última hoja del almanaque no significa que por arte de magia nuestra vida tenga un vuelco importante. Llegar al final de cada año nos hace expresar nuestros genuinos deseos de 'año nuevo vida nueva', pero no deja de ser una simple expresión de deseo y todo seguirá de la misma manera, si no nos damos cuenta que los cambios los tenemos que gestar nosotros mismos.

Como alguna vez dijo el historiador británico Richard Evans, No dejes que la vida te desanime; todo el mundo que está donde está tuvo que comenzar donde estaba’,  El final de un año nos hace repasar en retrospectiva los acontecimientos que vivimos, las circunstancias que nos trajeron felicidad o tristeza, y sólo será un momento importante en la medida que aceptemos los malos momentos, los errores que cometimos y hasta esa mala suerte que creemos haber tenido, sin victimizarnos, dispuestos a celebrar el haberlo superado.




Nadie duda que habremos tenido situaciones que escaparon a nuestra voluntad, todos en algún momento vivimos dificultades pero también existen aquellos otros momentos en que habremos podido disfrutar, tener nuestra cuota de felicidad y lo importante es que convirtamos la posibilidad de llegar al término de otro año haciendo de él un momento de inflexión en el que cada uno de nosotros podamos celebrar por lo bueno vivido, rescatando de lo no tan bueno la enseñanza que nos permita hacer del próximo un mejor año.

Que nada nos detenga, apostemos a la alegría, despidamos el 2016 que se va y que fue lo que supimos o pudimos hacer de él, y luego del balance, con mucha confianza en nosotros mismos dispongámonos a construir ese mejor año con el que todos y cada uno soñamos, brindemos por un mundo y una sociedad en la que la vida valga la pena de ser vivida, si nos damos cuenta de eso estaremos bien encaminados.

Que lo bueno se concrete de nosotros depende, animémonos a vislumbrar lo que llega  y mientras brindemos por el año que termina. Felicidades para tod@s.

“A fuerza de construir bien, se llega a buen arquitecto.”
Aristóteles - polímata y filósofo griego (384-322 a.C.)

martes, 27 de diciembre de 2016

Abrazar - ... una forma de dar, recibir, ... sentirnos vivos

“La soledad se descubre a menudo en la necesidad de un abrazo. “
Dulce Chacón – narradora y poeta española (1954-2003) -  ‘La voz dormida’

Desde que nacemos hasta que morimos los seres humanos necesitamos sentirnos protegidos, contenidos, amados, el reconocimiento, el amparo, el afecto son necesarios para desarrollarnos y crecer de forma adecuada y la carencia es ese desagradable vacío de sentir que no existen motivos por los que vivir.

Para alcanzar la plenitud es fundamental demostrar nuestros sentimientos, no hay edad para que el contacto físico sea la forma de manifestarse desde el bebé que necesita ese íntimo contacto en los brazos de su madre, las parejas cuando demuestran su amor, los amigos que se abrazan con la alegría del encuentro, los mayores entre sí y con sus hijos y nietos en un vínculo de inapreciable valor, y así abrazamos cuando nos despedimos y cuando regresamos, cuando felicitamos y cuando deseamos dar consuelo, cuando perdonamos o cuando pretendemos despejar enojos.


Un breve párrafo del libro 'El corazón helado' de la escritora española contemporánea Almudena Grandes, refleja la importancia del abrazo, ese vínculo, que aún sin palabras, nos permite hilvanar vidas, la propia y la de quienes nos rodean.

'Los dos se abrazaron sin decir nada más, y el que sobrevivió recordó para siempre aquel abrazo, lo atesoró entre los instantes más preciosos de su vida, lo evocó con la codicia del avaro que recuenta sus monedas sin cansarse y volvió a vivirlo muchas veces, en los días más duros y en los mejores, entre el deslumbramiento del amor y el acecho de la muerte, entre la velocidad del infortunio y la lentitud de la prosperidad, entre el olor a miedo de los vagones de los trenes, el olor a miedo de las noches al raso y el inconsciente olvido del olor a miedo, y después, con las emociones y los deseos, con los domingos y los días laborables, con el calor del cuerpo de su mujer en noches de invierno muy arropadas y las risas de sus hijos que crecían sin el fardo agotador de su memoria.' 

El abrazo espontáneo es un gesto de acercamiento que no elige ni discrimina, lo necesita el anciano, el niño y también los animales, quien no tiene una mascota que pide ser acariciada, lo espera el enfermo y quien está en soledad, es integrador, reconfortante, conciliador, un alimento para el alma, un modo de dar, recibir y sentirse vivo.

“Una cree que si abraza a alguien con todas sus fuerzas, lo tendrá más cerca. Una cree que se puede abrazar a alguien con tanta fuerza como para seguir sintiendo su presencia, grabada en ti cuando te separas.”
Rainbow Rowell – escritora estadounidense contemporánea

lunes, 26 de diciembre de 2016

Sinceridad - atravesar la vida con la verdad en la mano

"La sinceridad es la raíz de todas las virtudes."
John Ruskin - escritor, sociólogo, crítico de arte británico (1819-1900)

Las personas sinceras caen en la ingenuidad de creer que todos los demás también lo son, mientras que quienes mienten tienden a pensar que todos lo hacen y desconfían de cuanto les dicen y de todo lo que les rodea. ¿Que nos lleva a esa falta de sinceridad? Tal vez el querer mostrarnos mejor de lo que realmente somos, intentar agradar a quienes confían en nosotros, sentirnos avergonzados por errores en que incurrimos, lo cierto es que hacerlo es un proceso natural en el que sentimos que resguardamos nuestra imagen y autoestima, y sin darnos cuenta a veces perdemos la sinceridad para con nosotros mismos.

Así lo describe el escritor argentino Roberto Arlt en su libro ‘Aguafuertes porteñas’, recopilación de sus artículos en las columnas de los diarios Critica y El Mundo.


(...) Creo que hay una forma de vivir en relación con los semejantes y consigo mismo, que si no concede la felicidad, le proporciona al individuo que la practica, una especie de poder mágico de dominio sobre sus semejantes: es la sinceridad. Ser sincero con todos, y más todavía consigo mismo, aunque se perjudique. Aunque se rompa el alma contra el obstáculo. Aunque se quede solo, aislado, sangrando. Esta no es una fórmula para vivir feliz; creo que no, pero sí lo es para tener fuerzas y examinar el contenido de la vida, cuyas apariencias nos marean y engañan de continuo.
No mire lo que hacen los demás. No se le importe un pepino de lo que opine el prójimo. Sea usted, usted mismo sobre todas las cosas, sobre el bien y sobre el mal, sobre el placer y sobre el dolor. Sobre la vida y la muerte.

(...) No importa que la pena lo haga dar de cabeza contra una pared. Interróguese siempre, en el peor minuto de su vida, lo siguiente: ¿Soy sincero conmigo mismo?. 

(...) Créalo, amigo: un hombre sincero es tan fuerte que sólo él puede reirse y apiadarse de todo."
... ...

Muchas veces ser sincero nos lleva a enfrentamientos, quienes se sienten involucrados se enojan por nuestra sinceridad y en un intento por evitar dificultades mentimos porque es lo que en ese momento y circunstancia resulta mas fácil y conveniente. Sin embargo seamos genuinos, no hacerlo nos hará caer en la hipocresía, y como el mismo Arlt dice 'apropiarnos de la sinceridad es caminar sobre la cuerda floja o tensa atravesando la vida con la verdad en la mano y un hombre sincero es tan fuerte que sólo él puede reirse y apiadarse de todo.'

Serlo con nosotros mismos será la mejor manera de valorarnos. 

http://biblioteca.derechoaleer.org/biblioteca/roberto-arlt/aguafuertes-portenas.html

"La sinceridad no obliga a decirlo todo, sino a que lo que se diga sea lo que se piense."
Angel Ganivet - escritor y diplomático español (1865-1898)

jueves, 22 de diciembre de 2016

Celebremos la esperanza ... - Navidad, ... en paz, con el corazón dispuesto y alegría en el alma

“Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres.”
Lucas 2.14

Todo es cíclico, las fechas se repiten e inexorablemente cada 365 días la vida se encarga de que volvamos a plantearnos ¿Qué significa para cada uno de nosotros la Navidad?, ¿la promesa de un renacer?, ¿una tradición que a través del tiempo ha ido distorsionando y diluyendo su esencia?, ¿una alegría real o impuesta por la sociedad?, ¿un mandato de comer y beber en exceso?, ¿cuál es nuestra expectativa y estado de ánimo?.

Empeñosamente la Navidad nos ilumina a través de los siglos, llega hasta nosotros a pesar de la injusta sociedad en que vivimos, que hace que no todos puedan festejar, lugares del mundo con conflictos bélicos, lugares del mundo donde el hambre impera, y en cualquier parte del mismo mundo, quienes viven en soledad, sufren enfermedades, o el desamparo los aisla, sin olvidarnos de las situaciones particulares que cada quien vive, ausencias recientes, carencias, preocupaciones, falta de libertad, injusticias, falta de amor, o simplemente indiferencia.


Lo cierto es que el entorno se impone y aunque algunos manifiesten que preferirían pasar por alto éstas fechas, debemos rescatar e insistir en lo profundo del significado de ‘renacer’ que ella implica, que no es precisamente una felicidad asegurada sino la esperanza de que la vida continúe dándonos nuevas oportunidades, y esa es una posibilidad que a todos se nos ofrece, así como -aún pretendiendo sentirnos más infelices de lo que realmente somos-, nos demanda detenernos y pensar en la generosidad y el acercamiento a la familia y los amigos.

En un mundo cada vez más alejado de los orígenes cristianos de la celebración, rescatemos el poder reunirnos, brindando, apostando por una vida mejor para todos, y para quienes conservamos la fé en el milagro de Belén, más allá de arbolitos, guirnaldas, expresión de buenos deseos,  intercambio de regalos, o discusiones sobre la real fecha en que según los historiadores ocurrió realmente el nacimiento divino, ir hacia una Navidad en paz, desde el corazón, en armonía, porque esa Navidad será lo que nosotros queramos hacer de ella, y para ello sólo es necesario que hagamos un compromiso con nosotros mismos para lograrlo.

Como alguna vez dijo el poeta peruano Manuel Scorza en un brevísimo fragmento de su poema 'Epístola de los poetas que vendrán', ' ... Mientras alguien padezca, la rosa no podrá ser bella; mientras alguien mire el pan con envidia, el trigo no podrá dormir; mientras llueva sobre el pecho de los mendigos, mi corazón no sonreirá. ...', por eso, mientras la Navidad nos siga convocando, celebremos la esperanza. Feliz Navidad mundo!!, ... en paz, ... con agradecimiento por la vida que tenemos, con alegría en el alma y el corazón generosamente dispuesto hacia quien lo necesite. 

imagen: Lorenzo Costa/ pintor italiano

“La Navidad es la temporada para encender el fuego de la hospitalidad en el salón, la llama genial de la caridad en el corazón.”
Washington Irving – escritor estadounidense (1783-1859) 

martes, 20 de diciembre de 2016

Budín galés- ... nos animamos a prepararlo?

"No hay amor más sincero que el que sentimos hacia la comida."
George Bernard Shaw - escritor irlandes, Nobel de Literatura en 1925 y Oscar 1938 (1856-1950) 

Cuando de cocinar se trata me adelanto a decir, que no es lo mío, siempre fuí torpe en la tarea, lo que sumado a la falta de tiempo y a contar en mi entorno con quienes lo hacían por mí, con buena disposición y mejor mano hizo que me mantuviera alejada del tema.

Sin embargo cada año en éstas fechas me gusta compartir alguna receta sencilla que podamos realizar para estas fiestas navideñas, porque es una forma de agasajar a quienes amamos con algo hecho por nosotr@s mism@s

Hoy les dejo la receta del ‘Budín Galés’ que se asemeja al tradicional Pan Dulce pero sin fruta glaseada, y quienes lo prefieren pueden -en lugar de las pasas indicadas- optar por chispas de chocolate.


Ingredientes:

200 grs de azúcar rubio
30 grs de azúcar blanco
180 grs de manteca
4 huevos
Ralladura de 2 naranjas
320 grs de harina
3 cdas de polvo de hornear
Medio vaso de oporto (optativo)
100 grs de pasas de ciruelas
100 grs de pasas de uva
50 grs de nueces picadas
Para el baño:
300 grs de azúcar impalpable
Jugo de limón c/n

Preparación:

Poner a batir la manteca junto con el azúcar negra y el azúcar blanca.
Incorporar los huevos de a uno mientras se sigue batiendo. Añadir el oporto.
Retirar de la batidora.
Agregar las frutas secas, la ralladura de naranja y la harina junto con el polvo de hornear (tamizados).
Mezclar con el batidor de mano.
Verter esta preparación en una budinera previamente enmantecada y enharinada y cocinar en horno precalentado de moderado a fuerte por alrededor de 50 minutos, cuidando no se queme arriba.
Cubrir con un glasé preparado con el azúcar y limón, aunque tambien se puede cubrir con azúcar impalpable..
… …

Claro que está la opción de comprar pronto, pero sólo hay que animarse, es un detalle, una linda manera de demostrar nuestro sentir por quienes compartirán el espíritu de éstas fiestas con nosotros, y para nosotros un desafío y la satisfacción de haberlo logrado.


"La vida es tan amarga que abre a diario las ganas de comer."
Enrique Jardiel Poncela - escritor y dramaturgo español  (1901-1952)


lunes, 19 de diciembre de 2016

Efímero verano - promesa de alegrías, vacaciones y libertad

“La luna gira en el cielo/ sobre las tierras sin agua/ mientras el verano siembra/ rumores de tigre y llama.”
Federico García Lorca – poeta, dramaturgo y prosista español (1898-1936)

Vamos llegando al comienzo de un nuevo solsticio de verano, que está ahí, al alcance de la mano, el calor se empieza a sentir, los días son luminosos, comenzamos a preparar las vacaciones, contar con la promesa de días de playa y hermosos atardeceres es el más ansiado proyecto y nos instalamos en una suerte de alegría que no responde a motivos especiales, el sólo hecho de ver sucederse los días de sol ya son suficiente motivo y antidepresivo seguro, sin detenernos a pensar que las ansiadas vacaciones sólo durarán unos 20 días y luego deberíamos encontrar la fórmula para que salvo los sábados y domingos, en que somos dueños de nosotros y nuestro tiempo, el calor, sus incomodidades y los insectos nos perdonen la vida.

Ese mismo sol tan necesario para la vida, ya que sin su luz y calor no podríamos vivir, en exceso es perjudicial y no todos los que pisan este planeta tienen las comodidades y privilegios que nos permitan soportar en condiciones adecuadas los riesgos que significa hacerlo sin protección, sin embargo insistimos en seguir sintiéndonos felices por la llegada del bendito verano.

Y así sin otras motivos, -aunque sabemos que existen explicaciones científicas-, insistimos en que es nuestra estación favorita, aunque el disfrute tenga sus bemoles, aunque no podamos estar cerca de la costa durante los 3 meses que marca el calendario, aunque transpiremos y tengamos que entretener a los niños, a todo estamos dispuestos a cambio de alivianar las ropas, poder ponernos las sandalias, darnos algunos baño de mar, saborear ricos helados, compartir charlas con amigos al aire libre, y sentimos que a pesar del reloj, la vida nos brinda mucho más que en otros momento del año y nos sentimos plenos y libres.

Claro que toda regla tiene sus excepciones y hay quienes prefieren el frío, yo adhiero a quienes sienten que el verano les hace revivir, el ánimo está alegre y aún reconociendo los inconvenientes que puedan existir estamos dispuestos a aceptarlos de buen grado por el sólo hecho de contemplar lo que la naturaleza en su exhuberante belleza nos ofrece, y ese tan esperado e idílico verano que muchas veces no se condice con la realidad, será el que soñamos en el resto del año, que nos parecerá mucho más breve que las demás estaciones y que una vez concluido volveremos a esperar durante los próximos 365 dias siguientes.

“El verano es como la belleza, demasiado efímero.”
Francis Bacon – filósofo británico (1561-1626)

domingo, 18 de diciembre de 2016

'Una esquina de su boca ... ' - bueno, si breve dos veces bueno, ...

"No hay talento más valioso que el de no usar dos palabras cuando basta una."
Thomas Jefferson - político y presidente estadounidense (1743-1826)

Tal vez el microcuento es una forma de participar de la literatura, compendiando en pocas palabras una idea, desarrollada, acabada,  y esa brevedad no es un tema menor.

Psicólogo graduado en la Universidad Católica Andrés Bello de su país y joven profesor universitario,  ganador del concurso ‘Cuentos y fábulas en 140 caracteres’ en el 2011 en el que participaron twitteros venezolanos, Juan Carlos Carreño Serrano es el autor del microcuento que les dejo hoy.




“Una esquina de su boca cambio mi lugar en el mundo.”

No todas las situaciones son iguales, pero en algunos casos ¿quien puede negar la importancia de un beso en la vida de una persona, y cuánto puede llegar a cambiar la vida a partir de ese momento?.

Leer, pensar, dejar volar la imaginación, disfrutar, ... esa es la consigna.


"Todo cabe en lo breve. Pequeño es el niño y encierra al hombre; estrecho es el cerebro y cobija el pensamiento; no es el ojo más que un punto y abarca leguas."
Alejandro Dumas - escritor francés (1802-1870)

viernes, 16 de diciembre de 2016

'Revelación' - la otredad en un poema de Rosario Castellanos

"No siempre somos lo que parecemos y casi nunca somos lo que soñamos."
Peter S. Beagle - novelista y ensayista estadounidense contemporáneo

El reconocimiento de la existencia del otro es asumir al mismo tiempo nuestra identidad, sin embargo no sólo hemos de considerarlo en relación a lo que externo, sino que podemos considerarlo con respecto a nosotros mismos.

La otredad nos permite ver lo que no fuimos, no somos, no seremos y no queremos ser y en el dia a dia lo reconocemos en actitudes y posicionamientos como la empatía o el rechazo, la tolerancia  o la simpatía.

De la escritora mexicana Rosario Castellanos les dejo un brevísimo poema titulado ‘Revelación’, que nos lleva a ese descubrimiento de nuestro alter ego, esa personalidad oculta, moldeada por la educación recibida, la influencia del entorno en que nos desenvolvemos, latente pero sin manifestarse.



'Lo supe de repente:
hay otro.
Y desde entonces duermo solo a medias
y ya casi no como.

No es posible vivir
con ese rostro
que es el mío verdadero
y que aún no conozco.'
 ... ...

Un tema delicado, profundo que involuntariamente está presente en lo cotidiano, una experiencia que transitamos y nos permite establecer diferencias y afinidades que nos acercan o nos distancian de los otros y también de nosotros mismos.

Somos parte de un todo mayor y la otredad nos permite reconocer que el otro no es igual a nosotros y sin embargo respetarlo, aceptando la diversidad. Pero también nos da la posibilidad de descubrir facetas escondidas de nosotros mismos, momentos de inflexión en que las circunstancias agrietarán la máscara obligándonos a descubrirnos.

"De nadie estamos más lejos que de nosotros mismos."
Friedrich Nietzsche - filósofo, poeta, músico y filólogo alemán (1844-1900)

miércoles, 14 de diciembre de 2016

Aritmética - cuando en la vida, ... el orden de los factores altera el producto

"Las leyes de la matemática no son meramente invenciones o creaciones humanas. Simplemente 'son' existen independientemente del intelecto humano. Lo más que puede hacer un hombre de inteligencia aguda es descubrir que esas leyes están allí y llegar a conocerlas."
Maurits Cornelis Escher – artista neerlandés (1898-1972)

Que ‘el orden de los factores no altera el producto’,  es una de esas frases que aprendemos en la aritmética de nuestras primeras épocas escolares, desde siempre la recordamos, muchas veces la usamos coloquialmente aplicándola en otros usos y no precisamente las matemáticas. Si pensamos en el detalle de que la propiedad conmutativa a que refiere esa frase indicando que no importa el orden de los factores en la suma o al multiplicar pues el resultado final será el mismo, y si  nos detenemos un poquito veremos que aún en esos casos y en las matemáticas en general, como toda regla admite excepciones y así se cumple ya que si intentamos aplicar la frase al restar, dividir, en ecuaciones, álgebra o en operaciones más complejas la premisa no es tal.

Sabemos que 3+5 y 5+3 siempre nos darán 8 y 4x6 y 6x4 arrojarán como resultado 24, pero no es nuestra intención hablar de matemáticas, ni trivializar la ciencia de los números sólo lo  hemos tomado como pie y a modo de introducción ya que en la vida cotidiana sucede del mismo modo. Si bien hay situaciones donde el orden no implica modificar resultados, y a eso nos referimos cuando estimulamos el esfuerzo de quien por caminos diferentes trata de llegar a sus objetivos existen circunstancias en que mantener un orden establecido es imprescindible, ya que no es igual lavar la ropa y luego plancharla, que plancharla primero y luego lavarla, como no será igual al cocinar cambiar el orden en que vamos agregando los ingredientes de lo que deseamos elaborar, ni servirá comenzar limpiando el piso para luego lavar las ventanas y volver a ensuciar el piso que recién limpiamos.

No podemos pedir a un niño que lea un libro si antes no le enseñamos a leer. Que sucedería si decidiéramos los medicamentos para administrar a un enfermo que aún no fue diagnosticado?. Mal podremos conseguir buenos resultados si primero no fijamos los objetivos a los que pretendemos llegar, y no cabe duda de que, dependiendo del orden en que hagamos las cosas, y aún haciéndolas siempre de igual manera, podrán surgir imprevistos, por lo que los resultados no serán iguales y mejor que así sea para seguir teniendo en nosotros la posibilidad de decidir.

En la producción de algo establecemos rutinas que cada dia repetimos, es uno de los principios seguidos para alcanzar un determinado nivel de calidad, considerando que así aseguramos iguales resultados. Sin embargo en la vida eso no se cumple, cada dia sale el sol y aunque nos levantemos dispuestos a hacer lo que hicimos el dia anterior, el día es otro y nosotros tampoco somos los mismos, por el contrario es deseable que cada dia tratemos de crecer como personas y obtengamos mejores resultados alejados de lo inmutable de las matemáticas. 

"No supongas que la matemática es dura y avinagrada y repulsiva para el sentido común. Se trata simplemente de la idealización del sentido común."
William Thomson  - físico y matemático británico (1824 -1907).


lunes, 12 de diciembre de 2016

Descubrirnos - ... intentando conocernos

“Recuerda que eres tan bueno, como lo mejor que hayas hecho en tu vida.”
Billy Wilder – director y productor de cine multipremiado de origen austríaco (1906-2002)

Los seres humanos en el transcurso de la vida, llegamos a momentos en los que nos cuestionamos a nosotros mismos, las preguntas son la constante, las dudas por consecuencia también, -¿Quiénes somos?, … ¿Por qué estamos aquí?, … ¿Cuál es el motivo que nos moviliza?, … ¿el futuro lo construímos o ya está determinado?.
Sin duda todas esas preguntas nos llevan a tratar de conocernos un poco más, y aunque habrá situaciones que no dependerá de nosotros resolver, en la mayoría de las circunstancias serán la consecuencia de cómo enfrentemos cada situación y lo que decidamos, construir la vida que deseamos tener, depende de nosotros y de que tengamos la valentía de reconocer además los defectos y virtudes que nos acompañan.
Esos cuestionamientos nos muestran las propias inseguridades y por ello leer el fragmento del escritor estadounidense Walt Whitman, extraído de su poema 'No te detengas', que les dejo aquí, es muy estimulante.
'No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario. No dejes de creer, que las palabras y la poesía si pueden cambiar el mundo. Pase lo que pase nuestra esencia esta intacta, somos seres llenos de pasión. La vida es desierto y es oasis. Nos derriba, nos lastima. Nos enseña, nos convierte en protagonistas de nuestra propia historia. Aunque el viento sople en contra, vive. La poderosa obra continua, tu puedes aportar una estrofa. Escribe tu obra. No dejes nunca de soñar, porque solo soñando puede ser libre el hombre … Valora la belleza de las cosas simples. Vive la vida sin mediocridad. Disfruta del pánico que te provoca, tener la vida por delante. Piensa que en ti está el futuro. Encárala sin miedo y con orgullo. Aduéñate de tu mente. Cultívala con pensamientos y sentimientos positivos. Anímate. No permitas que te pase a ti la vida sin que tu la vivas. Disfrutala sanamente.'
… …
El destino a veces nos juega malas pasadas, no todo podemos controlar, lo inesperado siempre va estar presente, pero si conseguimos aclarar nuestras dudas, permitiéndonos arriesgar aún a riesgo de equivocarnos, descubrir el potencial escondido, seguramente lograremos conocernos más a fondo logrando amalgamar lo que el destino impone y lo que podamos construir con nuestras decisiones.

Aprender a vivir es un arte y una labor continua para la que es necesario descubrir quienes somos y -aunque sólo estemos de paso-, los motivos por los que aquí estamos.

imagen: Luciana Urtiga

“A vivir se aprende toda la vida, y toda la vida se ha de aprender a morir.”
Séneca – filósofo latino (2-65 a.C.)

sábado, 10 de diciembre de 2016

Invisible e inevitable felicidad - emoción, arte y esfuerzo

"Estando siempre dispuestos a ser felices, es inevitable no serlo alguna vez."
Blaise Pascal - científico, escritor y filósofo francés (1623-1662)

La felicidad es ese algo que buscamos afanosamente, el ser humano necesita de ella para desarrollarse en plenitud, pero la vida a veces hace que la felicidad se vuelva esquiva, como si la vida no quisiera permitirnos la sonrisa pronta, la risa fácil, la alegría que hace que todo nos resulte más sencillo, obligando al esfuerzo diario por ella.

Claro que para encontrar el gusto a las cosas hay que probar y comparar, y de eso se trata, de lograr sobrellevar los momentos difíciles, la soledad, el sufrimiento, las frustraciones, sacando de ellos el aprendizaje que nos moldea el carácter y que nos permite luego cuando a momentos de felicidad llegamos, -porque a todos en algún momento la felicidad nos toca-, podemos valorarla en su justa medida y disfrutarla doblemente.

He leído y quiero compartirlo, un breve fragmento de la ponencia que realizara la escritora Angeles Mastretta, en la Organización de Estados Americanos en el año 2010, y que refiere a la felicidad.




Igual que un colibrí arrebatada, repentina, invisible e inevitable, la felicidad cruza dejándonos el silencio como hacen los ángeles y las luciérnagas. Igual que de veras un colibrí o que las hadas.

No se busca la felicidad, se encuentra. Aparece cuando menos la esperábamos, y es huidiza, quebrantable, embaucadora?.
Como la luz de las mañanas, como el ruido del mar, como el amor desordenado, las hojas de los árboles o el azul de los volcanes. Uno puede recontar sus momentos de felicidad, aunque nunca puede explicarlos. …

Y entra la felicidad, discreta, imperceptible casi a dar su guerra diaria.
No se busca la felicidad, se encuentra. Al menos muchas veces. Sin embargo, la felicidad puede ser un arte y dar con ella puede ser el resultado de un esfuerzo”
… …
Tengamos la audacia de confiar que encontraremos la felicidad, esa emoción que nos alegra la vida y que cada uno ubicará en un lugar diferente -especial para si-, que creemos tener sólo a ratos, ese arte que algunas veces demandará de esfuerzo, y otras sólo de saber mirar para darnos cuenta reconociendo donde está, y en ese instante dejémonos sorprender, démosle la bienvenida, disfrutemos de ella, antes que se deslice entre los dedos, se quebrante o desaparezca.

imagen: Enrico Wolf Fotografie

"Todos los mortales andan en busca de la felicidad, señal de que ninguno la tiene. Ninguno vive contento con su suerte."
Baltasar Gracián - escritor español (1601-1658)


viernes, 9 de diciembre de 2016

Vibrantes pinturas - el arte de Jean-Marc Janiaczyk

"Si la pintura no inquieta, ¿es una pintura.?
Georges Braque - pintor y escultor francés (1882-1963)

Nacido en Francia en 1966, Jean-Marc Janiaczyk, es un pintor autodidacta que utiliza la técnica del óleo sobre lienzo, caracterizándose por paisajes de gran colorido en un estilo que está entre el realismo y el impresionismo, que resultan en una invitación a adentrarse en ellos, sentir el sol, vivir los olores, disfrutando, caminando esos lugares.








Sus pinturas se encuentran en colecciones privadas de muchos países europeos y en Estados Unidos, es común encontrarlos en la Web, un vibrante e intenso placer para la vista y los sentidos todos, que no debemos perder.


"El espectador debe adquirir conciencia de lo que la pintura tiene de sagrado, de modo que se descubra ante ella como en la iglesia."
Edvard Munch - pintor y grabador noruego (1863-1944)

martes, 6 de diciembre de 2016

¿Que hacemos con el dolor? - ... quedarnos en el sufrimiento o trascenderlo

"El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional."
Siddharta Gautama - Buda Gautama, sabio en cuyas enseñanzas se funda el budismo, nacido en la desaparecida república Sakia y muerto en Nepal (560-480 a.C.)

Desde que llegamos a éste mundo somos parte de un entorno que nos rodea y hace por atenuar aquello que nos mortifique, nos ama, nos contiene, nos protege, nos orienta, nos da herramientas para que al desarrollarnos y crecer podamos hacernos cargo de resolver por nosotros mismos, sin embargo cuando ese momento llega tendremos momentos felices y otros no tanto, la vida es cambiante y no escapamos a fracasos, frustración y dolor.

No todos reaccionamos de igual manera ante circunstancias difíciles, que muchas veces nos hacen perder las ganas de vivir, y tal vez las parábolas son una de las formas más sencillas de trasmitir enseñanzas a través de un relato breve y eso encontramos en ‘la parábola de la sal’ que aquí les dejo.

"El viejo maestro pidió a su joven discípulo que estaba muy triste, que se llenase la mano de sal, colocase la sal en un vaso de agua y bebiese.
¿Cómo sabe? le preguntó el maestro,
-fuerte y desagradable respondió el joven aprendiz.

El maestro sonrió y le pidió que se llenase la mano de sal nuevamente. Después, lo condujo silenciosamente hasta un lindo lago, donde pidió al joven que derramase la sal.
El viejo Sabio le ordenó entonces: bebe un poco de esta agua.
Mientras el agua se escurría por la barbilla del joven, el maestro le preguntó:
¿Cómo sabe?
-agradable, contestó el joven.
¿Sientes el sabor a sal? le preguntó el maestro.
No: Le respondió el joven.

El maestro y el discípulo se sentaron y contemplaron el bonito paisaje.
Después de algunos minutos, el Sabio le dijo al joven:
El dolor existe.... Pero el dolor depende de donde lo colocamos!
Cuando sientas dolor en tu alma, debes aumentar el sentido de todo lo que está a tu alrededor."
… …

Sin duda un mensaje para reflexionar, ya que nadie escapa a etapas donde la adversidad nos haga flaquear, cuando sucesos anteriores no pueden ser revertidos  o no esté en nuestra mano encontrar soluciones, lo que sí podremos hacer es aprender a manejar el dolor, reconociendo cuanto bueno nos rodea, -aunque nos cueste-,  tendremos que elegir entre quedarnos en el sufrimiento o trascenderlo, encontrando así el sentido de la vida, recordemos que somos responsables ante nosotros mismos.

"¿No ves cuán necesario es un mundo de dolores y problemas para educar nuestra inteligencia y convertirla en Alma?."
John Keats - poeta inglés (1795-1821)

lunes, 5 de diciembre de 2016

Crecer y madurar - Cuando el amor y el ejemplo son la clave y el mandato

"A menudo a los niños se les castiga por ser seres humanos. A los niños no se les permite manifestar mal humor, tener días malos, tonos irrespetuosos, o malas actitudes. Si, los adultos los tenemos todo el tiempo. Ninguno de nosotros es perfecto. Debemos dejar de imponer a nuestros niños estándares de perfección más elevados de los que podemos obtener nosotros mismos."
Rebecca Eanes – escritora estadounidense contemporánea

Que los niños son el futuro del mundo, nuestro mayor tesoro, son frases utilizadas a menudo, que sin embargo muchas veces no van acompañadas de hechos y actitudes que hagan por una niñez sana, feliz, de la que nos podamos sentir satisfechos y orgullosos de verlos crecer, aprendiendo a manejar sus emociones y convertidos luego en adultos con una vida provechosa.
Tener y criar hijos conlleva además de todo el amor y protección incondicional que hay que darles, un aprendizaje mutuo en el que del niño aprenderemos mucho más de lo que que creemos y para el que debemos hacer que el niño encuentre el ambiente adecuado y seguro en el que desarrollarse, el adulto ha de ofrecer la contención, el acompañamiento y los ejemplos a seguir, ya que una parte fundamental de esa relación surge de cómo manejamos nuestra propia vida y la observación que el niño hace del comportamiento de los mayores.



Niños y adultos sentimos emociones, y cada uno necesita aprender -en su proceso de crecimiento- a escucharlas y sacar experiencia de esas vivencias aunque a veces resulte difícil hacerlo. Cuando el niño llora, está ansioso, triste o se enoja no significa que hay que consentir y darle lo que arbitrariamente reclame, consintiendo al creer que esa  es la forma de hacerlo feliz, tampoco reprimirlo, porque el niño igual que el adulto, cuando se enoja necesita exteriorizarlo por el contrario debemos encontrar el delicado equilibrio para respetar su emoción sabiendo colocar los límites sin escatimar abrazos, para que pueda superar y sobreponerse, y sin duda mal podremos hacerlo si no logramos manejar las emociones propias.
Los niños acumulan conocimientos, y es importante para su vida futura que estén bien capacitados pero no debemos olvidar que tanto o más importante que la educación curricular, además de saber sumar, restar, lenguas y ciencias, es darle valores, principios, sentido de responsabilidad, confianza en si mismo, sensibilidad frente al dolor ajeno, respeto por sus mayores, fortaleza de espíritu, compasión por los débiles, un corazón dispuesto a amar y concepto de libertad y justicia, esa libertad y justicia para la que añadiremos alas con que estimular su vuelo.
Tarea de creación y construcción, difícil si las hay, para la que el amor será condición imprescindible, así como la dedicación de tiempo compartido, cuyo resultado final logrará nuestro propio crecimiento si conseguimos mantener nuestra visión con ojos de niño y nos hará sentir orgullosos y esperanzados de que habremos contribuído a transformar chicos emocionalmente felices en adultos seguros de sí mismos, dignos, respetuosos, para los que la violencia no sea una opción, de temperamento fuerte y mano acogedora, que con sus certezas podrán hacer por un mundo mejor.
"Educar no es dar carrera para vivir, sino templar el alma para las dificultades de la vida."  Pitágoras - filósofo y matemático griego (569-475 a.C.)