"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

viernes, 30 de octubre de 2015

Camas - ... sólo mobiliario?, ...

“Solía decir a la gente: ‘Los mayores inventos del hombre son la cama y la bomba atómica: la primera te aísla y la segunda te ayuda a escapar’. Me tomaban por loco.”
Charles Bukowski – escritor y poeta estadounidense nacido en Alemania (1920-1994); 'Escritos de un viejo indecente'

Alguna vez hemos reparado, nos hemos detenido a pensar, en que nuestra cama puede ser mucho más que un simple mueble dentro de la casa? ...

Desde remotas civilizaciones, en sus inicios un sencillo saco de paja que luego fue rellenado con crin de animales, lana o finas plumas, pasando por tapices sobre el suelo, hasta llegar a lo que hoy conocemos, griegos, persas, romanos, o en la época medieval, a través de siglos, y modificándose su estructura desde la madera lisa y sencilla o el metal, hasta la que presentaba incrustaciones y tallados que la enriquecían, la cama ha sido parte de la vida cotidiana, motivo representativo del nivel social de las personas, acompañando las costumbres de cada época y cultura.

Pero no podemos verlo exclusivamente como un simple mobiliario, aunque pensado para el descanso como fin primario y fundamental, es y ha sido sin duda mucho más que eso, es nuestro lugar privado, en ella podemos sentirnos a salvo, esconder angustias, pasar noches de insomnio, soñar, llorar, convirtiéndose en marco de momentos especiales de la vida, lugar de nacimientos, de intimidad para el amor, así como también compañera en la enfermedad y último sostén en la muerte.

En éstos tiempos modernos el hombre se ha preocupado de mejorar la comodidad y el confort que ofrecen las camas, y nos sorprendemos encontrando que ha sido motivo de inspiración para pintores y fotógrafos.

Un objeto que excede lo que podríamos pensar en un simple 'primer golpe de vista', y aunque también hagamos uso de ella para leer o escribir, se convierte sin darnos cuenta en 'nuestro lugar', nadie es más pobre que aquél que no dispone de una cama, donde siendo niños nos acunaron y jugamos, y cuando adultos nos refugiamos, un símbolo del nacer y el morir, de amor y enfermedad, de inicios y finales, de pasiones y dolores, de plenitud y decadencia.

“Me recostaba en la cama con mi pluma, mi libreta, mi cigarro y mi cenicero. A lo largo de la vida he escrito de muy diversas maneras, pero sobre todo acostado y con un cigarro en la boca. 'Siempre en la cama ocurre lo mejor de la vida: el nacimiento, el amor, la escritura y la muerte'.” 
Jaime Sabines – de entrevista con la periodista Mariana Atencio, para el periódico mexicano La Jornada
 .

jueves, 29 de octubre de 2015

La falta de un clavo - ... errores y responsabilidades

“Nunca te quejes de nadie, ni de nada, porque fundamentalmente tú has hecho lo que querías en tu vida. …”
Pablo Neruda – Ricardo Neftali Reyes Basoalto; poeta chileno (1904-1973)

La culpa, es la escusa ideal, para disfrazar nuestra incapacidad cuando debemos asumir la responsabilidad de los errores que cometemos, y buscar la manera de evadirnos culpando a otros y asumiendo la actitud de víctima es una manera de escapar ‘lavándonos las manos’.

Todos tenemos obligaciones y responsabilidades que asumir, es la forma de crecer como personas y asumir los errores, aún aquellos de situaciones que pueden parecer insignificantes y que sin embargo a la postre pueden ser de máxima importancia, es paso inevitable y necesario.

'Jacula Prudentum', es una recopilación de proverbios, hecha por George Herbert, un poeta, orador y sacerdote de origen gales. El párrafo trata acerca de como un clavo causó la pérdida de un reino, (La leyenda refiere a la muerte del Rey Ricardo III en la Batalla de Bosworth) dando a entender que hasta la aparentemente más insignificante cosa, puede significar mucho. El texto también es citado por William J. Bennett en 'El libro de las virtudes'.





Por la falta de un clavo fue que la herradura se perdió.
Por la falta de una herradura fue que el caballo se perdió.
Por la falta de un caballo fue que el caballero se perdió.
Por la falta de un caballero fue que la batalla se perdió.
Y así como la batalla, fue que un(a) reino se perdió.
Y todo porque fue un clavo el que faltó.

Muchas veces los errores son el resultado de minimizar la importancia y el valor que damos a lo que está frente a nosotros, pequeños descuidos que terminan en calamidades. 

En nuestros peores momentos quejarnos, echar las culpas a otros y sentirnos víctimas del mundo nos hace sentir mejor, liberados de culpa, decir  “tú hiciste esto”, “tú te equivocaste”, “tú me defraudaste”… traslada el peso y la responsabilidad nuestra, pero asumir esas responsabilidades es imprescindible.

“Las circunstancias... palabras vacías de sentido, con que trata el hombre de descargar en seres ideales la responsabilidad de sus desatinos.” 
Mariano José de Larra y Sánchez de Castro - escritor, periodista y político español (1809-1839)
 

martes, 27 de octubre de 2015

Rosalía de Castro - una voz libertaria

“La historia ha probado la capacidad demoledora de la poesía y a ella me acojo sin más ni más.”
Pablo Neruda – Ricardo Neftali Reyes Basoalto; poeta chileno (1904-1973)
 
La poeta más representativa de Galicia, cuya obra poética marca el inicio del llamado Rexurdimento o renacimiento de la literatura escrita en gallego, Rosalía de Castro, nacida en Padrón en 1837, que cantó a su tierra y a la soledad del hombre, marcó una época, recuperando el gallego como lengua, resaltando el valor de la mujer relegada, cantando las costumbres, comprometida con el tiempo que vivía, con conciencia de desarraigo, carencia, pérdida, desamparo, aunque su pensamiento ha sido manipulado por razones políticas hasta la actualidad.

La mayor parte de su obra poética fue escrita en gallego, sin embargo les dejo aquí el  poema 'Dicen que no hablan las plantas', de su libro ‘En las orillas del Sar’, escrito en castellano, que igualmente les dejo también en gallego.

Dicen que no hablan las plantas, ni las fuentes, ni los pájaros,
Ni el onda con sus rumores, ni con su brillo los astros,
Lo dicen, pero no es cierto, pues siempre cuando yo paso,
De mí murmuran y exclaman:
Ahí va la loca soñando
Con la eterna primavera de la vida y de los campos,
Y ya bien pronto, bien pronto, tendrá los cabellos canos,
Y ve temblando, aterida, que cubre la escarcha el prado.

Hay canas en mi cabeza, hay en los prados escarcha,
Mas yo prosigo soñando, pobre, incurable sonámbula,
Con la eterna primavera de la vida que se apaga
Y la perenne frescura de los campos y las almas,
Aunque los unos se agostan y aunque las otras se abrasan.

Astros y fuentes y flores, no murmuréis de mis sueños,
Sin ellos, ¿cómo admiraros ni cómo vivir sin ellos?
… …



Din que non falan as plantas, nin as fontes, nin os paxaros,
nin a onda cos seus rumores, nin co seu brillo os astros,
dino, pero non é certo, pois sempre cando eu paso,
de min murmuran e exclaman:
Aí vai a tola soñando
coa eterna primavera da vida e dos campos,
e xa ben pronto, ben pronto, terá os cabelos canos,
e ve tremendo, atericida, que cobre a xeada o prado.

Hai canas na miña cabeza, hai nos prados xeada,
mais eu prosigo soñando, pobre, incurable somnámbula,
coa eterna primavera da vida que se apaga
e a perenne frescura dos campos e as almas,
aínda que os uns esgótanse e aínda que as outras se abrasan.


Astros e fontes e flores, non murmuredes dos meus soños,
sen eles, como admirarvos nin como vivir sen eles?

… …

Rosalía voz del pueblo, que cantó a la  encarnación del alma galaica, de la raza celta, símbolo de la esencia de Galicia, -como dice Rafael Lapesa en el prólogo del libro ‘La poesía de Rosalía de Castro’ de Marina Mayoral-: Rosalía es uno de los espíritus que en nuestro siglo pasado experimentó con más hondura lo que Unamuno habrá de llamar "el sentimiento trágico de la vida".

Cantares Gallegos, Follas Novas y En las orilla del Sar sus tres obras más importantes y conocidas, entre otras muchas, escritas hace más de 150 años muestran a la poeta de la melancolía, de la tristeza íntima y la del maltrato a su tierra, pero tambien a una mujer brillante y profundamente libertaria.


“Un grano de poesía es suficiente para perfumar un siglo.”
José Martí
político, pensador, escritor, periodista, filósofo y poeta cubano (1853-1895)