"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

sábado, 22 de diciembre de 2018

Propósitos y actitud de vida - Navidad 2018 / Año Nuevo 2019


"Honraré la Navidad en mi corazón y trataré de mantenerlo todo el año." 
Charles Dickens - escritor y novelista inglés (1812-1870) 

Acercarnos a fechas como Navidad y el inicio de un Nuevo Año, mal que nos pese y manteniéndonos alejados de lo establecido desde el punto de vista religioso, nos lleva a reflexionar y tomar posición sobre los eventos que se avecinan.

No es nuestra intención extendernos sobre las buenas intenciones que deberían animar al mundo y la sociedad que, en algunos lugares, tan castigada se encuentra, ni sobre la solidaridad, el amor y todas las virtudes que escasean miremos hacia donde miremos.

Tal vez la clave se encuentra en hacer propias las palabras que en algún momento dijo M. Gandhi: "La vida es como un espejo. Si sonrío, el espejo me devuelve la sonrisa. La actitud que tome frente a la vida, es la misma que la vida tomará ante mí. El que quiera ser amado, que ame."





Las próximas fechas que cíclica e inexorablemente se repiten, no serán en si mismas portadoras de cambios únicamente por recordarnos tener buenas intenciones, Sólo uniendo el esfuerzo, la buena disposición, la actitud positiva y la generosidad de todos podremos sumar para un mundo más justo y mejor.

Hagamos que el cambio nuestro sea impulso del necesario cambio global, que la sociedad refleje nuestra actitud proactiva, sonriamos –aunque a veces resulte difícil-, seamos generosos, aprendamos a amarnos porque sólo de ese modo podremos amar a los demás.

Hagamos de éste propósito nuestra actitud de vida, brindemos por felices y mejores tiempos para todos.

"Cree que la vida merece la pena ser vivida y tu creencia te ayudará a crear el hecho."
William James - filósofo estadounidense (1842.1910) 

viernes, 7 de diciembre de 2018

Prestar atención - una forma ineludible de reconocernos y reconocer


“Gran parte del sistema de educación orienta a los estudiantes para llegar a ser mejores pensadores, pero no hay casi ninguna atención a nuestra capacidad de prestar atención y cultivar la conciencia.”
Jon Kabat-Zinn – profesor emérito de Medicina e investigador contemporáneo

Generalmente no estamos conscientes de la poca o ninguna atención que prestamos a lo que tenemos en nuestro entorno, a las personas con quienes nos relacionamos y a nosotros mismos.

Alcanza pensar cuantas veces mientras comemos estamos haciendo alguna otra cosa y repentinamente nos damos cuenta que nuestro plato está vacío al servirnos y descubrir que ya el mismo está vacío, o cuando intentamos recordar algo que nos dijeron en una conversación y sin embargo vemos que olvidamos los detalles.

No parece demasiado difícil reconocer -si nos detenemos por un momento a pensar en ello- que actuando de esa manera en realidad estamos adoptando una actitud totalmente superficial, prescindente frente a hechos y situaciones en las que realmente no nos involucramos.




Vivimos distraídamente sin dar la dimensión adecuada a lo que hacemos?, actuamos sin advertirlo con desinterés por quienes nos rodean?, nos ausentamos voluntariamente de vivir comprometidamente?.

Sabemos que el ritmo a que nos lleva la vida actualmente puede hacer que sin darnos cuenta no nos concentremos demasiado pero debemos tener claro que no prestar atención nos lleva a perder de vista lo importante en cada evento.

Prestar atención es un arte, una habilidad que debe ser ejercitada, una manera de ser consciente a cabalidad del momento presente, y es mucho más que sólo escuchar, es saber escuchar, es estar dispuesto a entender, es percibir cada momento, reconocer, comprometerse, una demostración de amor y respeto y no sólo con los demás sino con nosotros mismos.

Vivir distraídamente es pasar por la vida sin vivir plenamente, es negar ese detalle a los demás y perder para nosotros la posibilidad de conocernos y ser mejores. Aprendamos a prestar atención, comencemos reconociendo nuestra falla, sin buscar  justificaciones.

“La atención es la forma más rara y pura de generosidad.”
Simone Weil – filósofa francesa (1909-1943)

jueves, 22 de noviembre de 2018

Almas gemelas - ... sólo un mito?


“Hay dos miradas: la mirada del cuerpo puede olvidar a veces, pero la del alma recuerda siempre.”
Alejandro Dumas - novelista y dramaturgo francés (1802-1870)

Quien en algún momento de su vida no ha escuchado sobre la existencia de las almas gemelas, una idea con un tinte romántico, inspiradora, que tal vez lleva a soñar, pero es una realidad o tal vez sólo un mito como aquello del ‘príncipe azul’?.

Sin embargo y seguramente dependiendo de la sensibilidad, espiritualidad, momento de la vida y estado de ánimo casi todos nos inclinamos a creer positivamente en su existencia e incluso con esperanza desear encontrarla.

Las condiciones son esa afinidad especial con la que nos sentimos identificados, una química única, la compañía en quien apoyarnos compatible con nuestra sensibilidad, pensamientos y anhelos, alguien con quien hablar pero aún entenderse sin hacerlo.

Quiero aquí compartir un pequeñísimo fragmento del libro ‘Comer, rezar, amar’ de la escritora estadounidense Elizabeth Gilbert, de tipo autobiográfico, escrito en el año 2006 en un período especialmente difícil de su vida.



“La gente cree que un alma gemela es la persona con la que encajas perfectamente, que es lo que quiere todo el mundo. Pero un alma gemela auténtica es un espejo, es la persona que te saca todo lo que tienes reprimido, que te hace volver la mirada hacia dentro para que puedas cambiar tu vida. Una verdadera alma gemela es, seguramente, la persona más importante que vayas a conocer en tu vida, porque te tira abajo todos los muros y te despierta de un portazo. Pero, ¿vivir con un alma gemela para siempre? Ni hablar. Se vive demasiado mal. Un alma gemela llega a tu vida para quitarte un velo de los ojos y se marcha.”


Un texto breve pero interesante para reflexionar, desprendernos de esa imagen ideal del alma gemela para toda la vida que nos acompañará siempre a la que nos aferramos y que puede suceder, pero entendiendo que así como cada uno evoluciona en las diferentes etapas de su vida, tal vez el alma gemela puede acompañar algún período de nuestra vida, aquél en que lo necesitemos y en otros momentos no ser así, o tal vez aparezca otra alma gemela que se complemente mejor en ese momento diferente que transitamos.

La idea forma parte de diferentes tradiciones y la encontramos en leyendas bonitas, algunos lo creerán de una forma emocional por aquello del destino, otros más racionalmente tal vez apelen a creer en las energías que se atraen y complementan, y habrá quienes descreídamente sólo sigan su vida en solitario.

Para aquellos que lo acepten y así lo sientan hallar un alma gemela es un momento milagroso y mágico que cuando nos toca hay que saber reconocer.

Imagen: lienzo BadassArtwork

“… Esa peculiar correspondencia de las vocaciones, de las simpatías, de los gustos, de los aprendizajes, de las emociones ata a dos personas y les asigna un mismo destino.”
Sándor Márai – novelista, dramaturgo y periodista húngaro (1900-1989) ‘El último encuentro’

miércoles, 14 de noviembre de 2018

Soñar y elegir - una manera de saber vivir


"Sólo existe un sentido de la vida: el acto de vivirla plenamente."
Erich Fromm - sicoanalista, sicólogo y filósofo alemán (1900-1980)

En tiempos en que las dificultades son moneda corriente, la desesperanza gana y es un desafío encontrar motivos para seguir adelante es buen cosa descubrir una lectura que nos impulse a seguir soñando.

El poema ‘Elegí la vida,’del escritor británico Rudyard Kipling, de eso trata y aquí les dejo.


No quise dormir sin sueños:
y elegí la ilusión que me despierta,
el horizonte que me espera,
el proyecto que me llena,
y no la vida vacía de quien no busca nada,
de quien no desea nada más que sobrevivir cada día.


No quise vivir en la angustia:
y elegí la paz y la esperanza,
la luz,
el llanto que desahoga, que libera,
y no el que inspira lástima en vez de soluciones,
la queja que denuncia, la que se grita,
y no la que se murmura y no cambia nada.

No quise vivir cansado:
Y elegí el descanso del amigo y del abrazo,
el camino sin prosas, compartido,
y no parar nunca, no dormir nunca.
Elegí avanzar despacio, durante más tiempo,
y llegar más lejos,
habiendo disfrutado del paisaje.

No quise huir:
y elegí mirar de frente,
levantar la cabeza,
y enfrentarme a los miedos y fantasmas
porque no por darme la vuelta volarían.

No pude olvidar mis fallos:
pero elegí perdonarme, quererme,
llevar con dignidad mis miserias
y descubrir mis dones;
y no vivir lamentándome
por aquello que no pude cambiar,
que me entristece, que me duele,
por el daño que hice y el que me hicieron.
Elegí aceptar el pasado.

No quise vivir solo:
y elegí la alegría de descubrir a otro,
de dar, de compartir,
y no el resentimiento sucio que encadena.
Elegí el amor.

Y hubo mil cosas que no elegí,
que me llegaron de pronto
y me transformaron la vida.
Cosas buenas y malas que no buscaba,
caminos por los que me perdí,
personas que vinieron y se fueron,
una vida que no esperaba.
Y elegí, al menos, cómo vivirla.

Elegí los sueños para decorarla,
la esperanza para sostenerla,
la valentía para afrontarla.

No quise vivir muriendo:
y elegí la vida.
Así podré sonreír cuando llegue la muerte,
aunque no la elija …
… porque moriré viviendo.

… …

Tal vez parezca que no es suficiente pero si lo leemos y lo hacemos una y otra vez cuando nos sentimos desmotivados y lo asumimos como forma de continuar nuestro camino, vale la pena su lectura y vale hacer el intento, porque todo aquello que nos acerque a la esperanza y nos recuerde que sueños e ilusiones son necesarios es lo que nos permitirá elegir la vida sin dudas ni vacilaciones.

imagen: Max Gasparini

"Ves cosas y dices "¿Por qué?". Pero yo sueño cosas que nunca fueron y digo "¿Por que no?"."
George Bernad Shaw - dramaturgo irlandés (1856-1950)

viernes, 14 de septiembre de 2018

Cuando de arte urbano se trata ... - Igor Dzheknavarov y sus esculturas sobre árboles muertos


"La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte."
Leonardo Da Vinci - pintor, arquitecto, paleontólogo, anatomista, escritor, artista italiano (1452-1519)

Cuando de creatividad se trata siempre podemos sorprendernos. Ejemplos existen muchos, pero aquí quiero detenerme en un escultor prácticamente desconocido, que desde hace unos años ha dedicado tiempo a hacer lucir mejor su ciudad con un arte peculiar realizado sobre árboles muertos.


El artista detrás de las obras, de profesión cocinero, se llama Igor Dzheknavarov y según sus palabras con el fin de embellecer la ciudad y utilizando madera de troncos la ha invadido con sus obras, en una suerte de galería de arte urbano a cielo abierto.








Un trabajo detallado sobre madera, que se ha apropiado de la ciudad de Simferópol en la península de Crimea, donde según el autor la naturaleza es la protagonista en sus obras, obras que no ha contabilizado, aunque son muchas y tambien realiza trabajos por encargo.

Sin duda el arte no tiene fronteras para expresarse de las formas más diversas.



"El arte es un compendio de la naturaleza formado por la imaginación."
José Maria Eça de Queiroz - escritor portugués (1845-1900)

viernes, 17 de agosto de 2018

Flexibilidad o rigidez - mente abierta y la virtud de elegir bien nuestra forma de vida


"El agua lo vence a todo porque se adapta a todo."
Lao Tse - filósofo chino cuya existencia histórica es debatida (siglo VI a,C)

La rutina del vivir nos lleva -sin darnos cuenta- a encasillarnos en formas de hacer y pensar en las que nos vamos poniendo límites que nos vuelven rígidos en nuestra manera de ver y actuar. Alguna veces por comodidad de no enfrentar cambios y en otras ocasiones porque creemos que nuestro pensamiento es el correcto y no queremos abrirnos ni ceder ante lo diferente.

Tal vez conseguir esa flexibilidad mental de la que hablamos es una virtud y de ello dependerá el tipo de vida que podamos llevar, nos permitirá superar obstáculos, actuando con espontaneidad, aceptando críticas, permitiéndonos cambiar, desobedecer, sin olvidar el respeto hacia los demás, aún en las divergencias.

El maestro en artes marciales, filósofo, escritor, actor y cineasta Bruce Lee, ha dejado frases que se adecuan y clarifican lo que pretendemos decir:



"Se como el agua que se abre camino por entre las grietas. No seas tajante, pero adaptate al objeto y encontrarás una via alrededor o a través de él. Si nada dentro de ti se mantiene rígido, las cosas de fuera se revelarán a si mismas. Vacía tu mente, se amorfo. sin forma, como el agua. si pones agua en una taza, el agua se convierte en taza. Si pones agua en una botella, ésta se convierte en botella. si la pones en una tetera, se convierte en tetera. Ahora el agua puede fluir suavemente o estrellarse. Se agua amigo mio, el agua que corre nunca se estanca, así es que hay que seguir fluyendo""
... ...
Ser flexible no significa resignar creencias o principios, simplemente es explorar, crear, aceptar la realidad sin olvidar las normas pero alejado de dogmatismos, es estar abierto a otras formas de pensar aunque no estemos de acuerdo ni nos veamos en la obligación de aceptarlo, es permitirnos acrecentar nuestro propio potencial sin generar desgaste, es evitar que quedemos encerrados ante las incertidumbres y retos que la vida impone.

"Si decides ser flexible te quitarás un enorme peso de encima, al ver que nada está predeterminado y que puedes ser el último juez de tu propia conducta."
Walter Riso - doctor en psicología y escritor contemporáneo