"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

viernes, 30 de septiembre de 2016

Orden o desorden - entre la necesidad compulsiva de limpiar y el caótico desorden

“El orden es el placer de la razón, pero el desorden es la delicia de la imaginación.”
Paul Claudel – escritor y diplomático francés (1868-1955)

Cada ser humano es un mundo particular y personal, cada persona tiene sus características peculiares en las que confluyen la influencia del entorno en el que ha crecido, la cultura y costumbres de su época y lugar, las enseñanzas recibidas, las circunstancias que le ha tocado vivir y sin duda los rasgos propios de su personalidad. Unas serán afectuosas, otras reservadas, algunas alegres otras tristes, unas egoístas otras conciliadoras, las habrá curiosas, creativas, emprendedoras, ansiosas, disciplinadas, cuestionadoras, obsesivas, permisivas y cada una dejará su impronta en su propios medio familiar y condicionará sus pautas y forma de vida.

En ese variado abanico de personalidades todos podemos reconocer que el ritmo de vida actual nos obliga a multiplicar nuestras actividades, a correr contra el reloj, y sin quererlo a descuidar el orden de la casa lo que muchas veces termina en una acumulación innecesaria de objetos, generalmente fuera del lugar adecuado, pero también conocemos personas que son perfeccionistas y se obsesionan por la limpieza y el orden colocándose en el extremo opuesto de las primeras exigiéndose a si mismas un esfuerzo mayor que a veces no es suficiente para sus propósitos.




Las últimas tienen una personalidad obsesiva que no les permite aceptar que algo no esté limpio y en el lugar que le corresponde, su comportamiento es repetitivo e inflexible haciendo de la disciplina y la limpieza un modo de vida rígido que a pesar de excederse en la higiene paradójicamente termina en enfermedad, que es importante reconocer, aceptar y si es necesario consultar con un terapeuta entendido.

Por el contrario aquellos que viven en el desorden no pudiendo organizar su vida ni su casa, y a pesar de entender que los desborden las actividades a que están abocados, están negándose a si mismos la oportunidad de facilitar su quehacer, de ver con mayor claridad, de disfrutar de un ambiente acogedor, con un desorden relativamente ordenado y cómodo, incorporando la idea de que el tiempo que creemos perder o no tener para ordenar o deshacernos de lo que no necesitamos se convertirá en el mejor aliado para vivir mejor.

Encontrar el equilibrio en cualquiera de los dos casos hará que nos sintamos mejor, controlar los rasgos que caracterizan nuestra personalidad condicionando un mejor estado de ánimo, haciéndonos cargo de nuestro bienestar, eliminando en lo posible los factores que nos impiden vivir plena y satisfactoriamente, haciendo para mejorar nuestra autoestima es un ejercicio en el que debemos ponernos en marcha sin más titubeos para evitar que entre la necesidad compulsiva de limpiar y el desastroso desorden quedemos sepultados en el caos.

“No puede haber orden cuando hay mucha prisa.”
Lucio Anneo Séneca – filósofo, político, orador y escritor romano (4 a.C.-65 d.C.)

miércoles, 28 de septiembre de 2016

Verdad o mentira? - De la foto conmovedora a la manipulación mediática

“Una mentira puede viajar por medio mundo, mientras la verdad está poniéndose los zapatos.”
Mark Twain – seudónimo de Samuel Langhorne Clemens, escritor, orador y humorista estadounidense (1835-1910)

Todos hemos escuchado algún vez la frase proveniente de un antiguo proverbio chino que dice ‘Una imagen vale más que mil palabras’, pero también sabemos lo que dice el filósofo británico Alfred North Whitehead, ‘No hay verdades completas, todas las verdades son medias verdades, pero el diablo juega a hacerlas pasar como verdades‘.

Hace unos 2 años atrás se viralizó en las redes la foto de una niña pequeña acostada durmiendo en el piso, con sus zapatitos al costado,  dentro del dibujo con trazo infantil, de una mujer, lo que hacía pensar en una huérfana buscando la calidez del amor materno ausente en su vida, dando inicio en el imaginario colectivo a una historia conmovedora, que por otra parte encaja en el presente de tragedia y horror que tristemente se vive en distintos lugares de éste nuestro mundo.

La foto en cuestión fue tomada en el año 2014 por la joven fotógrafa profesional iraní Bahareh Bisheh, divulgada sin su consentimiento, lo que motivó que ella publicara luego una carta abierta, explicando lo sucedido realmente, la que pueden leer en el link al pie, y aunque se trate de una imagen tomada en una situación trivial y un momento familiar, sin intención de señalar un hecho dramático, lo cierto es que fue manipulada y utilizada a modo de propaganda y ello debería alertarnos sobre como todo lo que vemos y escuchamos no siempre es tal como viene presentado. 

La influencia de los medios masivos para la difusión de noticias es indudable, y para ello los avances de la tecnología hacen la diferencia, lo que debemos tener claro es que muchas veces -por diferentes intereses- la información es distorsionada y manipulada y eso es lo que hace que no siempre pueda ser creíble, a riesgo de ser manipulados tambien nosotros en nuestra buena fé. En definitiva no todo lo que aparece en los medios y las redes ha de ser creído, y cuando replicamos información es imperioso corroborar que la misma es realmente válida y veraz. 

Sin embargo eso no quita valor a la foto de la niña que aún sin la intención inicial que le fue atribuida, se ha convertido en una imagen casi testimonial poniendo de relieve la situación de niños, rehenes inocentes de guerras, del hambre, de las separaciones familiares, que sobreviven en diferentes lugares del planeta-, transitando la soledad, la carencia y el absoluto desamparo, ante la mirada muchas veces indiferente de aquellos que podrían modificar las circunstancias sin hacerlo. y ha logrado movilizar y emocionar a cuantas personas la han visto, sabiendo que la niñez es una de la etapas de mayor fragilidad, más vulnerable de la vida, que -en ausencia de la figura materna-, todos sentimos debemos proteger.

imagen: Bahareh Bisheh

"Hay un mundo en el cual tú debes ver para creer, y hay otro mundo en el cual tu tienes que creer para ver."
Manfred Max Neef - economista, ambientalista y político chileno contemporáneo

martes, 27 de septiembre de 2016

El hombre común en fotos surrealistas - el talento peculiar de Teun Hocks

"La fotografía, como sabemos, no es algo verdadero. Es una ilusión de la realidad con la cual creamos nuestro propio mundo privado."
Arnold Newman - fotógrafo estadounidense (1918-2006)

Nacido en Holanda, en la ciudad de Leiden en 1947,  el fotógrafo Teun Hocks se destaca por su trabajo inteligente, un arte en el que conjuga fotografía, pintura y dibujo, y en el que la peculiaridad es que él mismo es parte de la imagen convirtiéndose en actor y director de su propia obra.

Un trabajo de gran creatividad, realizado desde hace varias épocas, muy elaborado, casi artesanal, que está en límite de la realidad a la que muchas veces supera, en imágenes totalmente surrealistas y de intenso colorido.







Un artista que domina varias disciplinas, influenciado en sus comienzos por el pop-art, que utiliza la técnica de colorear con aceite-pintura las fotografías en blanco y negro, en un trabajo que requiere de tiempo y paciencia a partir de elaborar una idea y una fotografía inicial sobre la que luego pinta.

El hombre común aparece en sus fotos, en obras que muestran una imagen y al mismo tiempo un relato, que han sido expuestas en exposiciones diversas individuales y colectivas, mostrando sin duda un talento que merece ser conocido y reconocido.

www: http://teunhocks.nl/

"Uno se convierte en fotógrafo cuando ha superado las preocupaciones del aprendizaje y en sus manos la cámara se convierte en una extensión de uno mismo. Entonces comienza la creatividad."
Carl Mydans - fotógrafo estadounidense (1907-2004) 

lunes, 26 de septiembre de 2016

Bienestar interior - la calma que nos hace ser agradecidos con la vida.

“La felicidad es la experiencia espiritual de vivir cada minuto con amor, gracia y gratitud.”
Dr. Denis Waitley – escritor y orador motivacional estadounidense contemporáneo

La vida da y quita, pone obstáculos pero también ofrece oportunidades, los tiempos que corren obligan a vivir con urgencias, y éstos mismos tiempos nos han traído la globalización que hace que rápidamente estemos enterados de lo que sucede en las antípodas del lugar donde vivimos, lo que aporta al conocimiento de lo bueno y lo malo -al momento en que ocurre-, sobre el hombre y la sociedad en que nos movemos.

Mientras vivimos, -poniendo en tela de juicio los beneficios de la modernidad-, nos vamos involucrando, las circunstancias muchas veces nos obligan y en ese tránsito comprometemos sentimientos, emociones y actitudes que condicionan nuestra manera de vivir, hacen difícil el camino del autoconocimiento, para encontrar el equilibrio que mantenga nuestro bienestar interior, esa calma que nos hace agradecidos con la vida.



Sentirnos bien, tranquilos y conformes con nosotros mismos no debería ser algo menor, por el contrario es un derecho que muchas veces postergamos, sin percibir que de nosotros depende cuidarlo y fortalecerlo, sin embargo los hechos se encargan de que –sin darnos cuenta- hipotequemos nuestra paz, esa tranquilidad interior que hace a la esencia de nuestra vida, para que realmente podamos sentirnos satisfechos y felices de lo que somos, tenemos y hacemos.

Y así vivimos, hasta que en algún momento, algo en nosotros hace el click necesario y nos volvemos conscientes de que tenemos que querernos un poco más, fijar prioridades, hacer cambios para cuidarnos, sabiendo que el momento de hacerlo es ahora, desechando los argumentos que hasta el presente nos dimos.

Cada uno vive como quiere o como puede, enfrentar obstáculos, repetir errores, es inevitable, pero no debe impedir que tengamos un propósito claro para ser lo que queramos ser, con los ojos, el corazón y la mente abiertas, seamos generosos con nosotros apropiándonos de ese sitio especial donde podamos sentirnos bien, en paz, y esto no es egoísmo, es ser consciente de lo que valemos y merecemos.

“Lo esencial es estar bien consigo mismo.
Voltaire – filósofo y escritor francés (1694-1778)

viernes, 23 de septiembre de 2016

'Lila' - cuando la actitud mantiene viva la esperanza

"Si la mañana no nos desvela para nuevas alegrías y, si por la noche no nos queda ninguna esperanza, ¿es que vale la pena vestirse y desnudarse."
Goethe - poeta y dramaturgo alemán (1749-1832) 

Cuántas veces constatamos que la cotidianidad nos va sumergiendo en una suerte de vida anodina, gris, sin expectativas, con proyectos inconclusos, muchas dificultades y pocas alegrías, y no sabemos  que podemos  hacer y como seguir andando, porque eso no es vivir, sino sólo dejar pasar los días.

Les quiero compartir un cortometraje titulado “Lila”, realizado por el argentino Carlos Lascano, que forma parte de una trilogía junto a 'Una historia de amor corta en Stop Motion' y 'A la sombra del azul', que de eso nos habla, una forma de ver la realidad de manera diferente, poniendo color donde no lo hay, algo que de nuestra actitud depende y que debemos recordar.




A veces hay que cambiar la perspectiva, a veces tenemos que apelar a la fantasía para iluminar nuestro pequeño mundo, poniendo voluntad, imaginación, color, ilusión y todo lo que haga que podamos modificar y crear la realidad que deseamos.

En palabras del propio realizador C. Lascano ‘… muchas veces cambiando sólo un pequeño detalle podemos cambiar el todo’, y en éste material así lo demuestra la protagonista quien reinterpreta la realidad a través de sus dibujos.

Breve, reconfortante, agradable de ver, bella música, una interesante manera de dar color y matices a nuestra realidad que nos alegren el alma y nos ayuden a sostenernos buscando el cambio necesario, convencidos que se puede, manteniendo viva la esperanza.

http://www.carloslascano.com/carloslascano/Home.html
Video: Carlos Lascano

"El descubrimiento más grande de mi generación es que un ser humano puede cambiar de vida cambiando de actitud mental."
William James - filósofo estadounidense (1842-1910)

jueves, 22 de septiembre de 2016

Regalo de la naturaleza - primavera, ... renovada y eterna fiesta de la vida.

“Salud primavera, princesa encantadora!, saludo engrandecido las gasas de tu velo.”
Almafuerte – seudónimo de Pedro Bonifacio Palacios, pintor, maestro, escritor, periodista y poeta argentino (1854-1917)

Casi sin darnos cuenta, la primavera ya está otra vez aquí, al alcance de la mano, con su promesa de días más largos, tardes templadas, perfume de flores y estallido de colores, con la ilusión de que un día cualquier podremos alivianar las ropas abrigadas que a esta altura ya nos pesan, que el sol se hará presente,  que podremos dejar atrás vientos y tornados que nos han castigado, y guardar los problemas en un bolsillo, intentando encontrar la alegría, esa misma que los días –de a poquito- van desluciendo a medida que transcurre el año.

La primavera es una inyección de optimismo cuando nos sentimos cansados, es la esperanza de próximas vacaciones,  es recuperar el entusiasmo que se nos fue gastando en las dificultades que debimos afrontar, es la oportunidad de escapar a las fatigas cotidianas premiándonos con una felicidad sin explicación lógica, pero palpable y real, aún cuando muchas veces las condiciones del clima no colaboren.




Cíclicas son las estaciones, se suceden una otras y la primavera otra vez presente nos da fuerzas para seguir intentando alcanzar esas metas que nos propusimos al comenzar el año, y que luego de varios meses aún no hemos podido concretar, es el empujón necesario para seguir andando, es la caricia que necesitamos, el tibio calorcito contenedor, la magia que nos anima y gratifica.  

Tiempo del renacimiento, tal como cuenta la leyenda, en la antigua Grecia la Diosa Démeter –cuarta esposa de Zeus-, ostentando los poderes de la naturaleza y su transformación, cada vez que se reunía con su hija Perséfone, mostraba su alegría reverdeciendo la tierra en todo su esplendor, y aunque esto sólo sea un mito, una vez más la naturaleza nos muestra el milagro de ver florecer todo aquello latente, que pareció muerto, y nosotros nos sumamos en esa renovada y eterna  fiesta de la vida.

imagen: Jardin Japonés Montevideo - Foto: Stoneck

“El día que el Señor creó la esperanza probablemente fue el mismo día que creó la primavera.”
Barnard Williams – filósofo británico (1929-2003)

martes, 20 de septiembre de 2016

Anhedonia - ... encontrar los motivos y el entusiasmo para hacer.

"El aburrimiento es la suprema expresión de la indiferencia."
Ricardo León y Román - novelista y poeta español (1877-1943) 

Ante la velocidad del cambio constante en éste mundo moderno, la multiplicidad de estímulos que recibimos, los avances tecnológicos que ofrecen y facilitan respuestas sin exigir dedicación alguna de nuestra parte, nos inmovilizan llevándonos al principio del menor esfuerzo físico y mental.

La anhedonia es el mal del siglo XXI, tal el poco usual término proveniente del griego, que señala la pérdida de interés en casi todas las actividades, la incapacidad para experimentar placer, la falta de reacción a los estímulos habitualmente placenteros, siendo uno de los síntomas más claros de la depresión, aunque puede aparecer en otros trastornos.

El médico cardiólogo argentino contemporáneo, Dr. Daniel Flichtentrei, director del portal Intramed, y autor del blog 'La verdad y otras mentiras', ha escrito sobre el tema referido al ambiente médico y la falta de entusiasmo de sus estudiantes, sin embargo creo que es un problema que nos abarca a la sociedad toda, y transcribo aquí un breve fragmento de la llamada ‘La era de la anhedonia’.




“Vivimos una época de pérdida del entusiasmo, ya casi no queda nada que nos encienda. Las recompensas están devaluadas y las pasiones se han licuado en su propia e inmediata satisfacción. Estamos atravesando un período refractario donde los estímulos se han hecho inútiles por exceso. El único premio que todavía funciona es el dinero, pero su capacidad para ‘comprar’ nuestra voluntad es cada vez menor.

Mientras no seamos capaces de aprender y enseñar que hay objetivos que justifican el esfuerzo no podremos salir de ésta loca carrera cuya meta se nos ha desdibujado en un horizonte borroso e indefinido. Estamos atrapados en el mismo lugar con los pies corriendo a varios centímetros del piso. Sobreestimulados por quienes compiten por capturar nuestra atención y por oscurecer nuestro entendimiento.Nos han adiestrado para no tolerar la falta de estímulos, para sentirnos vacíos sin ese constante bombardeo. Al tiempo para la reflexión y la contemplación hoy se lo llama aburrimiento. Es una desgracia.

Los proyectos se agotan en la pura planificación. Hacer, implementar, tomar acciones, guiados por ellos se ha convertido en un paso imposible de dar. Las propuestas están para ser enunciadas ya no para ser concretadas. Los sueños para ser soñados y no para ser convertidos en realidad. Sentimos el vértigo virtualizado de la velocidad sin movernos. La abulia es consecuencia de la anhedonia. No estamos quietos sino paralizados. No es que no sepamos a donde ir, sino que no encontramos los motivos para hacerlo.”
… …

Salir de la apatía, del 'dejarse estar' es un desafío que debemos aceptar comenzando por hacer conciencia de lo que nos sucede, quizá el mayor de esos desafíos esté en incentivar a la juventud, que 'distraída en los avances tecnológicos vive abstraída de lo importante -sin negarnos a la tecnología y sin generalizar en todos los jóvenes-, descuidando incluso su formación académica en los niveles intermedios, prestando más atención al celular que tienen en su mano que a lo que el docente trata de transmitirles, sin encontrar el tema que los motive, pero todo puede ser modificado, ¿de quien depende lograr ese cambio? seguramente de todos y hay que tomar el compromiso, porque vivir sin entusiasmo, sin involucramiento y sin pasión, no es vivir.


"El aburrimiento es la explicación principal de por qué la historia está tan llena de atrocidad."
Fernando Savater - filósofo, intelectual y novelista español contemporáneo 

lunes, 19 de septiembre de 2016

A cierta edad ... - sabemos vivir ?

"La madurez del hombre es haber recobrado la serenidad con la que jugábamos cuando éramos niñoz."
Friedrich Nietzsche - filósofo, poet, músico y filólogo alemán (1844-1900)

Todos vemos como la vida se prolonga, cada día más, gracias a los avances médicos, constituyendo un logro de la sociedad actual. Sin embargo no han cambiado las formas de ver y tratar la vejez, que no es una enfermedad a cuidar, sino una etapa de la vida a transitar. Nunca se es demasiado viejo como para no poder mantenerse en alguna actividad, -con excepción de las limitaciones impuestas por algunas enfermedades-, es bueno entender que los mayores pueden decidir que hacer con su vida sin delegar en los demás. 

Les dejo un texto –cuyo autor desconozco-, que circula en la web desde hace ya mucho tiempo, con algunas consideraciones para tener en cuenta a partir de los sesenta -y por que no-, tambien de los 70 años, y que no por ser conocido deja de ser interesante recordar..
Que se ha de hacer a partir de los sesenta años
” 1. Es hora de usar el dinero que usted ahorro durante toda su vida. Usarlo para usted, no para guardarlo para que lo disfruten los que no conocen el sacrificio de haberlo conseguido, generalmente personas que ni siquiera son de la familia: Yernos y nueras!! Recuerde que no hay nada mas peligroso que un Yerno con ideas. Cuidado: No es época de inversiones, por maravillosas que parezcan, estas solo le traerán angustias y esta época es para tener mucha paz y tranquilidad.
2. Deje de preocuparse con la situación financiera de hijos y nietos; no se sienta culpable de gastar su dinero en usted mismo. Probablemente, usted ya les ofreció lo que fue posible en la infancia y juventud como una buena educación. Ahora por tanto, la responsabilidad es de ellos.
3. Ya no es época de sostener a nadie de su familia; sea un poco egoísta, mas no usurero. Tenga una vida saludable, sin grandes esfuerzos físicos. Haga gimnasia moderada y aliméntese bien.
4. Compre siempre lo mejor y más fino, al fin y al cabo es para usted. Recuerde que en esta época, un objetivo clave es gastarse el dinero en usted, en sus gustos y caprichos. Después de muerto el dinero solo genera odios y rencores.



5. Nada de angustiarse por poca cosa. En la vida todo pasa, sean los buenos momentos que deben ser recordados, sean los malos que deben ser rápidamente olvidados.
6. Independiente de la edad, mantenga vivo el amor siempre.
7. Esté en todo momento limpio, tome un baño diario; sea vanidoso, frecuente al peluquero, arréglese las uñas, vaya al dermatólogo, al dentista, y use perfumes y cremas con moderación. Ya que ahora usted no es guapísimo, esté por lo menos bien cuidado.
8. Nada de ser muy moderno, intente ser clásico. Es triste ver gente mayor con peinados y atuendos hechos para jovencitos.
9. Lea libros y periódicos, oiga radio, vea buenos programas en la TV, ingrese a internet, envíe y responda e-mails, llame a los amigos. Manténgase siempre actualizado.
10. Respete la opinión de los jóvenes a pesar que a veces pueden estar equivocados.
11. Jamás use la expresión “en mis tiempos”, pues su tiempo es hoy.
12. No caiga en la tentación de vivir con los hijos o nietos aunque de vez en cuando vaya unos días como invitado. Consiga más bien una persona que le acompañe y colabore con las tareas del hogar y sólo tome esta decisión cuando no de más o el fin esté bien próximo. Puede ser muy divertido convivir con gente de su generación y lo más importante, no dará trabajo a nadie.
13. Cultive un “hobby” como viajar, caminar, cocinar, leer, danzar, criar un gato, un cachorro, cuidar de plantas, jugar cartas, golf, ingresar a Internet, pintar, ser voluntario o coleccionar algo. Haga lo que le gusta y lo que sus recursos le permitan.
14. Acepte todas las invitaciones de bautizo, grado, cumpleaños, casamiento, conferencias. Visite museos, vaya al campo…. lo importante es salir de casa por un rato. Pero no se disguste si no lo invitan porque a veces no se puede. Seguramente cuando usted era joven tampoco invitaba a sus padres a todo.
15. Hable poco y oiga más pues su vida y su pasado sólo le interesan a usted mismo. Si alguien le pregunta sobre esos asuntos, sea breve y procure hablar de cosas buenas y agradables. Jamás se lamente de algo. Hable en tono bajo y con cortesía. No critique nada, acepte las situaciones tal como son. Todo es pasajero. Recuerde que pronto volverá a su casa y a su rutina.
16. Los dolores y las molestias estarán siempre presentes, no las vuelva más problemáticas de lo que son hablando sobre ellas. Trate de minimizarlas. Al final, ellas lo afectan solamente a usted y son problemas suyos y de sus médicos.
17. No permanezca tan apegado a la religión ahora de viejo, rezando e implorando todo el tiempo como un fanático. Lo bueno es que en breve, podrá hacer sus pedidos personalmente.
18. Ría, ría mucho, ría de todo, usted es un suertudo, usted ha tenido una vida, una larga vida , y la muerte será solamente una nueva etapa incierta, así como fue incierta toda su vida.
19. Si alguien le dice que ahora usted no hace nada de importancia, no se preocupe.
Lo más importante ya fue hecho: usted y su historia, buena o mala, ¡ya sucedió!
Recuerde lo que dice Mario Benedetti:
No te rindas, por favor no cedas aunque el frío queme, aunque el miedo muerda, aunque el sol se ponga y se calle el viento. Aún hay fuego en tu alma, aún hay vida en tus sueños, porque cada día es un comienzo nuevo, porque ésta es la hora y el mejor momento.”.
... ...

El texto compartido, claro y con toques de humor, si bien no es abarcativo de los mayores en su totalidad, ya que el aspecto económico es determinante de lo independientes que pueden ser, va dirigido a estimular a las personas mayores, haciendo tambien una luz para que los jóvenes entiendan y acepten que permitirles que decidan sobre su vida es reconocer su dignidad como ser humano, respetando la posición de esos mayores, que lejos está de ser egoísta, sino que es el merecido resultado de lo ya vivido.
"Cuando me dicen que soy demasiado viejo para hacer una cosa, procuro hacerla enseguida."
Pablo Picasso - pintor y escultor español (1881-1973)

domingo, 18 de septiembre de 2016

Vértigo o miedo? - difícil elección, ineludible decisión

“La fortuna está al lado de quien se atreve.”
Virgilio – poeta romano (70-19 a.C.)

Vivir es el continuo e inevitable andar, sin detenernos, y en ese caminar elegir. La vida nos presenta alternativas ante cada circunstancia a la que nos vemos enfrentados y tenemos que decidir la opción que consideramos mejor desde la sencilla decisión del camino a tomar para llegar a un lugar, pasando por la elección de la profesión a que nos dedicaremos, o las responsabilidades que asumiremos o trataremos de evitar.

Las elecciones implican sentir subjetivas sensaciones que podemos confundir con miedos con los que deberíamos aprender a lidiar, pero que en realidad son similares al vértigo que nos detiene antes de cruzar el puente en una altura, porque sea cual sea nuestra elección siempre habrá consecuencias –buenas o malas-, que habrá que asumir, y si así no lo hacemos la inmovilidad nos impedirá vivir.

Tal como dice el escritor checo Milán Kundera en un breve párrafo de su novela ‘La insoportable levedad del ser’, que más que novela es un ensayo filosófico:




"Que es el vértigo? El miedo a la caída? Pero por qué también nos da vértigo en un mirador provisto de una valla segura? El vértigo es algo diferente del miedo a la caída.

El vértigo significa que la profundidad que se abre ante nosotros nos atrae, nos seduce, despierta en nosotros el deseo de caer, del cual nos defendemos espantados."
... ...

Una reflexión sobre el peso y la levedad, lo que cada uno de nosotros elige y decide, el peso que va generando el lastre de evitar y la levedad que significa poder asumir libre y conscientemente, sabiendo que entre la seguridad y el riesgo sólo hay una delgada línea, que muchas veces, esas elecciones serán un desafío, cambiarán el rumbo de la vida, implicarán arriesgarla, dejando de relieve su fragilidad y significarán consecuencias para nosotros y nuestro entorno, pero sabiendo tambien que no elegir nos impedirá avanzar y sin importar los argumentos que busquemos para justificar lo que no hicimos nos perderemos de vivir.

Comparto aquí el excelente video de Frank y Simen Haughom, con música de Frederick Haughom, donde se muestra Prekestolen, nombre que significa 'púlpito', formación rocosa en el fiordo de Lyse en Noruega, sobre el mar del Norte, cercano a la ciudad de Stavanger, un paisaje espectacular, donde se impone por sobre la naturaleza la ineludible y atrapante sensación de vértigo poniendo de manera relevante el riesgo que asumen quienes se atreven a llegar al lugar para permitirse la experiencia.

Video: Simen Haughom - Sirdal i bilder

"El mundo entero se aparta cuando ve pasar a un hombre que sabe adónde va.”
Antoine de Saint-Exupéry – escritor y aviador francés (1900-1944)

jueves, 15 de septiembre de 2016

3 años - ... agradecer la mejor manera de festejar

"Un cumpleaños es tan sólo el primer día de otro viaje de 365 días alrededor del sol. Disfruta el viaje." - Anónimo

Han transcurrido 3 años desde que un día allá por el 2013, sin saber bien como, dejándonos llevar por la necesidad de dedicar parte de nuestro tiempo a escribir –sin pretensiones literarias-, buscando una manera de compartir lo que vemos, leemos, escuchamos, sentimos, nos gusta, nos sorprende, o creemos que vale la pena divulgar, así como nuestras propias reflexiones y comentarios a modo -como lo dice el blog- de conversaciones con nosotras mismas,  que tal vez ha sido lo que proporcionó el definitivo empujón, dimos el primer paso y hoy nos encontramos, 1.100 días después, tratando de convencernos y asumir que si,  ... pudimos llegar hasta aquí.




Si nos guiamos por las matemáticas tomando las algo más de 182.000 visitas que recibimos en éste tiempo podríamos deducir cuántos ojos han pasado por nuestras páginas, sin embargo aquí no se trata de números ni porcentajes, sino de personas que llegaron, se interesaron, han vuelto y han compartido y multiplicado nuestro quehacer.

Todo cambia, cambian las circunstancias y cambiamos nosotros, sólo el tiempo dirá como seguirá esta historia, y si seguirá, la invitación a visitarnos es una constante, nuestras puertas están abiertas a quien llega, y siento que agradecer es la mejor manera de festejar, brindo por y con ustedes..

"Cuando la gratitud es tan absoluta las palabras sobran."
Álvaro Mutis - novelista y poeta colombiano (1923-2013)
  

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Aprendiendo - ... siempre es buen momento, siempre estamos a tiempo

"Con mis maestros he aprendido mucho; con mis colegas, más; con mis alumnos todavía más." - Proverbio hindú

La vida desde que nacemos y durante toda la vida es un continuo aprendizaje, sin embargo muchas veces -sin darnos cuenta-, caemos en la actitud arrogante y necia de creer que sabemos todo, que no necesitamos que nos aconsejen ni nos den indicaciones de que y como debemos actuar, y no percibimos que de esa forma lo único que hacemos es ponernos límites que nos estancan no permitiéndonos crecer.

La red ofrece múltiples textos, algunos -como el que les comparto-, que aparece en el libro 'La culpa es de la vaca' de Jaime Lopera y María Inés Bernal, una recopilación de fábulas parábolas y anécdotas de diverso origen, se llama 'Tanto para aprender', de autor desconocido, una guía que es bueno repasar para refrescar lo que aún sabido, con facilidad se nos olvida.




Aprendí que la mayoría de las cosas por las que me preocupo nunca suceden.
Aprendí que cada logro alguna vez fue considerado imposible.
Aprendí que nada de valor se obtiene sin esfuerzo.
Aprendí que la expectativa es con frecuencia mejor que el suceso en sí.
Aprendí que aun cuando tengo molestias, no necesito ser una molestia.
Aprendí que nunca hay que dormirse sin resolver una discusión pendiente.
Aprendí que no debemos mirar atrás, excepto para aprender.
Aprendí que cuando alguien aclara que se trata de principios y no de dinero, por lo general se trata de dinero.
Aprendí que hay que luchar por las cosas en las que creemos.
Aprendí que las personas son tan felices como deciden serlo.
Aprendí que la mejor y más rápida manera de apreciar a otras personas es tratar de hacer su trabajo.
Aprendí que los días pueden ser largos, pero la vida es corta.
Aprendí que si tu vida está libre de fracasos, es porque no has arriesgado lo suficiente.
Aprendí que es bueno estar satisfecho con lo que tenemos, pero nunca con lo que somos.
Aprendí que podemos ganar un centavo en forma deshonesta, pero que más tarde este nos costará una fortuna.
Aprendí que debo ganar el dinero antes de gastarlo.
Aprendí que debemos apreciar a nuestros hijos por lo que son y no por lo que deseamos que sean.
Aprendí que el odio es como el ácido: destruye el recipiente que lo contiene.
Aprendí que planear una venganza sólo permite que las personas que nos hirieron lo hagan por más tiempo.
Aprendí que las personas tienen tanta prisa por lograr una “buena vida” que con frecuencia la vida pasa a su lado y no la ven.
Aprendí a no dejar de mirar hacia el futuro; que todavía hay muchos buenos libros para leer, puestas de sol que ver, amigos que visitar, gente a quien amar y viejos perros con quienes pasear.
Aprendí que todavía tengo mucho que aprender.
... ...

Simple, directo, sencillo, pero no por ello menos importante, un interesante y no menor recordatorio de lo que es beneficioso para nuestra vida, y que no significa permitir que los demás interfieran o nos controlen, sino nutrirnos del conocimiento y la experiencia propia y la de quienes nos rodean, apropiándonos de la sabiduría que el intercambio proporciona. Tal vez es buena idea releerlo de vez en cuando y reafirmarnos en la idea de que la vida es aprender a cada paso que damos.

"Aprender es como remar contra corriente, en cuanto se deja, se retrocede."
Edward Benjamín Britten - compositor británico (1913-1976)

lunes, 12 de septiembre de 2016

Olvidos 'de la edad' - ... ¿nos ha pasado?

"Mi memoria es magnífica para olvidar." 
Robert Louis Stevenson - escritor británico (1850-1894)
¿Cuántas veces nos ha pasado?, ¿cuántas veces queremos recordar el nombre de alguien que hace tiempo no vemos y no lo logramos?, ¿cuántas veces vamos a decir algo y nos quedamos sin saber que es lo que íbamos a decir?.  ¿cuántas otras nos ha preocupado, pensar que al tener más edad la enfermad está acechando?, y sentimos que en nuestra vida está instalándose el caos.

Anosognosia es la palabra derivada del griego que indica 'nosos' por enfermedad y 'gnosis' por conocimiento, precedidas del prefijo ‘A’ indicando el desconocimiento o incapacidad para darse cuenta de la enfermedad, y no es únicamente para los trastornos de la memoria que se utiliza, pero encaja para describir esas amnesias que como flashes muchas veces percibimos.

No está en nuestros intereses y capacidades hablar de temas que no conocemos en profundidad ni opinar sobre aquellos en los que sólo la medicina debe idóneamente intervenir, pero todos somos conscientes de que la edad va acompañada de un deterioro físico, y que las habilidades cognitivas no escapan a ello, aunque cada persona es un mundo diferente y la multiplicidad de causas que pueden converger en ello marcarán perfiles distintos para cada uno de nosotros.


Enfrentar nuestro desconocimiento sobre lo que nos ocurre –cuando nos ocurre-  es tratar de vernos a nosotros mismos con los ojos de un neurocientífico que no somos, y muchas veces caemos en el error de hacer diagnósticos que no nos corresponden sobre el funcionamiento de nuestro cerebro y su responsabilidad en lo que creemos nos pasa.
Asumamos que olvidos temporarios no son tan graves, los lentes que no encontramos donde creemos haberlos dejado, ya van a volver a nuestra manos cuando menos lo pensemos, aunque en el momento la situación nos moleste, abrir la puerta del refrigerador y no recordar para que lo hicimos no ha de ser motivo de disgusto, y si olvidamos el lugar donde apoyamos las llaves, pues tengamos otras a mano para evitar la incomodidad.

Nada es irremediable, no nos victimicemos pensando en que la arterioesclerosis o el temido alzheimer se presenten, todos olvidamos algunas cosas  independientemente de la edad que tengamos, y eso no nos impedirá seguir con nuestras actividades normalmente, si logramos cambiar la perspectiva, aceptando y relativizando eso que nos sucede –consultando al médico para tranquilizarnos responsablemente con un acertado diagnóstico-, podremos vivir bien, porque quien está mal no es consciente de lo que realmente le pasa.

… ya recordaremos el título de esa película que vimos y si no es así, igualmente no es relevante, no hacerlo no es sinónimo de padecer una enfermedad neurodegenerativa,… por algún otro motivo lo habremos olvidado …
imagen: Iván Slavinsky
"Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos." 
Jorge Luis Borges - escritor argentino (1899-1986)

viernes, 9 de septiembre de 2016

Verdad, bondad y necesidad - ... los filtros del habla

"El oído del indiscreto hablador, es una criba que se vacía por su boca."
Plutarco - historiador, biógrafo y ensayista griego (45-120 d.C.)

Cuántas veces se habla sin reparar si lo que se dice vale la pena que sea repetido, si puede lesionar la sensibilidad de alguien, ni siquiera estando seguros de que sea cierto, haciéndolo sin pensar, por la única razón de que hablar o no hacerlo depende de que primero se piense y luego se hable si realmente es algo de valor que merezca ser comentado y no sólo de manera malintencionada y destructiva.

Los cuentos son una forma idónea utilizada para trasmitir enseñanzas, hoy les dejo, 'Las tres rejas', un viejo relato de autor desconocido, para reflexionar.

El joven discípulo del filósofo sabio llega a su casa y le dice:

- Maestro, un amigo estuvo hablando de tí con malevolencia ...
- Espera! lo interrumpe el filósofo - ¿Has hecho pasar por las tres rejas lo que vas a contarme?
- ¿Las tres rejas? - pregunta su discípulo
- Si. La primera es la verdad. Estás seguro de que lo que quieres decirme es absolutamente cierto?
- No maestro. Lo oí comentar a unos vecinos.
- Al menos lo habrás hecho pasar por la segunda reja, que es la bondad. Eso que deseas decirme, ¿es bueno para alguien?
- No maestro, en realidad, no. Al contrario ...
- Ah, bien ... La última reja es la necesidad. ¿ es realmente necesario hacerme saber eso que tanto te inquieta?
- A decir verdad, no.

.Entonces dijo el sabio sonriendo -si no es verdad, ni bueno, ni necesario, sepultémoslo en el olvido.
... ...

Breve, conciso, claro, una enseñanza para recordar. Decir por decir, no es sinónimo de ser más sincero, más honesto o mejor persona. De nada sirve arrepentirse después de haber hablado de manera irresponsable.

"Bendito sea el hombre que no teniendo nada que decir se abstiene de demostrárnoslo con sus palabras."
George Eliot - seudónimo de la escritora británica Mary Anne Evans (1819-1880)


miércoles, 7 de septiembre de 2016

'Tiquismiquis' - ... curiosidades del idioma, que se van perdiendo

"El idioma es el mapa de carreteras de una cultura. Te dice de donde viene su gente y hacia donde se dirige."
Rita Mae Brown - escritora estadounidense contemporánea

Sabido es que la lengua española, modo de vínculo de los hispano parlantes, que expresa ideas a través de las palabras, se ve enriquecida e incluye expresiones y formas de decir, algunas con un marcado colorido regional, sólo usadas en algunos lugares, y que como cualquier idioma transita por un dinamismo que la mantiene viva y actualizada.

Lejos está de nuestra intención hacer aquí filología, sería una arrogancia de nuestra parte que no pretendemos asumir, sin embargo basta con repasar simplemente algunas expresiones conocidas a modo de ejemplo¨: ‘atar perros con longaniza’, no dar pie con bola’, ‘por h o por b’, ‘camisa de once varas’, … todas ellas usadas en algún momento en el habla cotidiana, algunas vigentes hoy y otras que han ido quedando olvidadas.


‘Tiquismiquis’ es una expresión, cuyo origen se remonta al latín medieval, que por ese dinamismo del idioma que mencionamos se ha ido perdiendo en el tiempo, la gente joven -cuando menos en ésta, nuestra parte del mundo-, la desconoce y los mayores nos damos cuenta que, al momento de emplearla, quienes nos escuchan nos miran sorprendidos sin entender de que se trata.

Proveniente de ‘mihi’ (para mi) luego transformado en ‘michi’ y ‘tibi’ (para ti) devenido en ‘tichi’, podría tomarse ‘como cositas para ti y para mi’, aplicable a personas excesivamente escupulosas, remilgadas, con reparos a cosas o situaciones de menor importancia, afectadas en su manera de expresarse, con la característica de complicar inútilmente la situación más sencilla, desmesuradamente corteses, meticulosas, incapaces para aceptar o compartir algo que desconocen como ha sido preparado o si fue limpiado prolijamente.

Alguna vez hemos dicho a alguien frente a  una circunstancia simple ante la cual duda ' ... terminá con tantos tiquismiquis', o a quien es demasiado ceremonioso en su comportamiento ' ... cuantos tiquismiquis para una tontería', evidenciando nuestra molestia.

Lo cierto es que en la actualidad, gentes con características y actitudes de tiquismiquis, melindrosas, a las que nada les conforma que a todo encuentran un 'pero' y para todo dan demasiadas vueltas, siguen existiendo, lo que se ha perdido es la pintoresca expresión usada desde el siglo XVII y hasta unas pocas décadas atrás, para identificarlos, claro que el idioma tiene sus propios patrones, hay que amoldarse a ellos 'aggiornándonos' o corremos el riesgo de deteriorar los vínculos y no ser comprendidos.

"Nuestro idioma es el reflejo de nosotros mismos. Un idioma es un reflejo exacto del carácter y el desarrollo de quien lo habla."
César Estrada Chávez - lider campesino estadounidense, activista por los derechos civiles de campesinos mexicanos (1927-1993)