"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

lunes, 12 de septiembre de 2016

Olvidos 'de la edad' - ... ¿nos ha pasado?

"Mi memoria es magnífica para olvidar." 
Robert Louis Stevenson - escritor británico (1850-1894)
¿Cuántas veces nos ha pasado?, ¿cuántas veces queremos recordar el nombre de alguien que hace tiempo no vemos y no lo logramos?, ¿cuántas veces vamos a decir algo y nos quedamos sin saber que es lo que íbamos a decir?.  ¿cuántas otras nos ha preocupado, pensar que al tener más edad la enfermad está acechando?, y sentimos que en nuestra vida está instalándose el caos.

Anosognosia es la palabra derivada del griego que indica 'nosos' por enfermedad y 'gnosis' por conocimiento, precedidas del prefijo ‘A’ indicando el desconocimiento o incapacidad para darse cuenta de la enfermedad, y no es únicamente para los trastornos de la memoria que se utiliza, pero encaja para describir esas amnesias que como flashes muchas veces percibimos.

No está en nuestros intereses y capacidades hablar de temas que no conocemos en profundidad ni opinar sobre aquellos en los que sólo la medicina debe idóneamente intervenir, pero todos somos conscientes de que la edad va acompañada de un deterioro físico, y que las habilidades cognitivas no escapan a ello, aunque cada persona es un mundo diferente y la multiplicidad de causas que pueden converger en ello marcarán perfiles distintos para cada uno de nosotros.


Enfrentar nuestro desconocimiento sobre lo que nos ocurre –cuando nos ocurre-  es tratar de vernos a nosotros mismos con los ojos de un neurocientífico que no somos, y muchas veces caemos en el error de hacer diagnósticos que no nos corresponden sobre el funcionamiento de nuestro cerebro y su responsabilidad en lo que creemos nos pasa.
Asumamos que olvidos temporarios no son tan graves, los lentes que no encontramos donde creemos haberlos dejado, ya van a volver a nuestra manos cuando menos lo pensemos, aunque en el momento la situación nos moleste, abrir la puerta del refrigerador y no recordar para que lo hicimos no ha de ser motivo de disgusto, y si olvidamos el lugar donde apoyamos las llaves, pues tengamos otras a mano para evitar la incomodidad.

Nada es irremediable, no nos victimicemos pensando en que la arterioesclerosis o el temido alzheimer se presenten, todos olvidamos algunas cosas  independientemente de la edad que tengamos, y eso no nos impedirá seguir con nuestras actividades normalmente, si logramos cambiar la perspectiva, aceptando y relativizando eso que nos sucede –consultando al médico para tranquilizarnos responsablemente con un acertado diagnóstico-, podremos vivir bien, porque quien está mal no es consciente de lo que realmente le pasa.

… ya recordaremos el título de esa película que vimos y si no es así, igualmente no es relevante, no hacerlo no es sinónimo de padecer una enfermedad neurodegenerativa,… por algún otro motivo lo habremos olvidado …
imagen: Iván Slavinsky
"Somos nuestra memoria, somos ese quimérico museo de formas inconstantes, ese montón de espejos rotos." 
Jorge Luis Borges - escritor argentino (1899-1986)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario