"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

viernes, 31 de marzo de 2017

Fortalecer o debilitar - dar herramientas y dejar ser

"Ësta es nuestra obligación hacia el niño: darle un rayo de luz, y seguir nuestro camino."
Maria Montessori - médica y educadora italiana (1870-1952)

Tratar de ayudar a alguien para que crezca y se desenvuelva en la vida, es lo que hacemos con nuestros hijos mientras los criamos. Tambien lo hacemos con aquellos que nos rodean y a quienes amamos, con la intención puesta en colaborar, fortaleciendo sus habilidades para que su quehacer resulte provechoso.

Siempre insisto en el  beneficio de acercarnos a la sabiduría de los cuentos sufíes que nos ayudan a clarificar las ideas sobre diferentes temas y de eso trata el que aquí les dejo llamado 'Campos de arroz'.

"Un Maestro dejó a uno de sus discípulos un arrozal para que lo cuidara durante tres años. Cuando el primer año llegó a su término, el Maestro fue a ver el campo, y la cosecha había sido muy buena, puesto que el discípulo había provisto a la tierra del agua que necesitaba. Transcurrió otro año, y resultó que la cosecha fue más abundante que la anterior puesto que el joven había abonado convenientemente el campo. Cuando el tercer año finalizó, el Maestro se dirigió al arrozal para ver los resultados obtenidos. Pero resulta que el discípulo entusiasmado con lo producido en el año anterior abonó demasiado la tierra que dió muchísimo arroz pero tan pequeño y frágil que no servía para comerciar con él. En realidad fu una cosecha inútil y el trabajo realizado no dió ningún fruto. 
Entonces el Maestro dijo a su discípulo; ' Así pasa con las personas. Fortaleces a alguien cuando le ayudas un poco. Pero si le ayudas demasiado, lo debilitas.' " 
... ...

Muchas veces sin darnos cuenta -en ese afán de ayuda y protección equivocamos el camino excediendo el límite, y lo que debería ser beneficioso termina perjudicando. Cuidemos de no caer en esos excesos a los que nos lleva el cariño por quienes son nuestro motivo de desvelo, Es difícil pero también imprescindible encontrar el equilibrio, para evitar que consigamos resultados contrarios a los que perseguíamos.

Hay que facilitar el camino dando herramientas y soporte, pero permitiendo que cada quien desarrolle sus propios dones y capacidades.

imagen: via Pinterest

"Aprender sin reflexionar es malgastar la energía."
Confucio - filósofo chino (551-478 a.C.)

miércoles, 29 de marzo de 2017

Que celebramos - rituales en la muerte y tambien en la vida

“Quien no vive de algún modo para los demás, tampoco vive para si mismo.”
Michel de Montaigne – filósofo y escritor francés (1533-1592)

La muerte llega sin aviso, salvo las excepciones de quienes sufren alguna enfermedad que va anunciando con anticipación el cercano final de una persona y aún en esos casos cuando el momento llega siempre es igualmente inesperado.

Nos acongojamos, lloramos, de alguna forma -con ciertas diferencias de un país a otro y según las tradiciones y costumbres de cada lugar-, realizamos determinadas ceremonias honrando la memoria de quien ha muerto, desde el velatorio común hasta algunas otras relacionadas con las creencias religiosas, y hacemos el duelo, ese período de tiempo en que los recuerdos se agolpan en la memoria trayendo al presente momentos que vivimos con esa persona que acabamos de perder.

En algunos lugares se mantiene la costumbre de visitar el cementerio donde están los restos de nuestros seres queridos, llevar flores y eso lo repetimos en varias fechas señaladas, durante años, a modo de ritual que demuestra nuestro cariño celebrando y agradeciéndoles por haber sido parte de nuestra vida.

Sin embargo, aunque parezca un contrasentido, muchas veces urgidos por los compromisos, faltos de tiempo y absorbidos por múltiples obligaciones nos olvidamos de celebrar de la misma forma a quienes aún nos rodean y enriquecen con su compañía nuestro vivir cotidiano. Se nos pasan por alto las fechas, no recordamos agradecer lo que nos dan y todos sabemos que nada hay más gratificantes que recibir el saludo de quien nos recuerda en el día de nuestro cumpleaños, o la felicitación oportuna luego de un acontecimiento especial, aún siendo mayores cuando eso no suceden la tristeza que provoca el olvido es inevitable.

Si celebramos a quien muere –y es bueno que así lo sea-, en una demostración de cariño y respeto que entendemos impostergable, con la misma razón celebremos agradezcamos, halaguemos la vida de los que viven nuestro mismo tiempo con una flor, un libro, un detalle, una atención a tiempo, una palabra, mientras estamos juntos aquí y podemos compartir, que éste tiempo es finito y no sabemos cuando –sin previo aviso- pueda terminar.

“Podemos decir que estamos realmente vivos, solamente en esos momentos en que nuestros corazones son conscientes de nuestros tesoros.”
Thornton Wilder – dramaturgo y novelista  estadounidense (1897-1975)

lunes, 27 de marzo de 2017

Apreciación subjetiva - o el impacto de los recuerdos

“Poder disfrutar de los recuerdos de la vida es vivir dos veces.”
Marco Valerio Marcial – poeta latino (40-104 d.C.)

Dicen que los lugares no son mejores o peores, no son más lindos o más feos, que en realidad lo que  tenemos es una apreciación subjetiva de ellos de acuerdo a los buenos o malos recuerdos que ellos nos acercan y que dependen de las vivencias y experiencias que en ellos vivimos.

Hoy quiero compartir un breve texto del escritor Julio Cortázar que nos acerca al tema.


'Yo me quedo con las casas donde he sido feliz, donde he asistido a la belleza, a la bondad, donde he vivido plenamente. Guardo la fisonomía de las habitaciones como si fueran rostros, vuelvo a ellas con l imaginación, subo escaleras, toco puertas y contemplo cuadros. Yo no se si los hombres son demasiado ingratos con las cosas, o si en mi gratitud hacia ellas hay algo de neurosis.El hecho es que amo los recintos donde he encontrado un minuto de paz, no los olvido nunca, los llevo conmigo y conozco su esencia íntima, el misterio ansioso por revelarse que habita en toda pared, en todo mueble. Claro, uno no puede sentir las casas, y sin embargo yo sé que ellas tratan decomunicarse, de hacerse querer ... Los poetas lo vieron y lo dijeron: yo balbuceo éstas incoherencias, como una tentativa inútil de expresar lo que vivo.'
... ...

Los recuerdos tienen un impacto significativo en nuestras vidas, aunque no nos demos cuenta, y muchas veces responden a momentos de tristeza, de todas maneras navegando entre la tristeza y la melancolía, es grato volver a los lugares que nos entibian el corazón, aunque no siempre eso es posible de manera presencial, porque el lugar puede ya no existir o por lejanía simplemente, lo que no evitará que recreemos esos recuerdos en nuestra mente y podamos reconciliarnos con nuestros dolores pasados o disfrutar de los momentos felices.

imagen: Danny O'Connor 

“Ciertos recuerdos son como amigos comunes, saben hacer reconciliaciones.”
Marcel Proust - novelista, ensayista y crítico francés (1871-1922)

miércoles, 22 de marzo de 2017

Frente al espejo - ... no dejemos envejecer el alma

"Una vida lograda es un sueño de adolescente realizado en la edad madura."
Alfred de Vigny - poeta, dramaturgo y novelista francés (1797-1863) 

Si miras el espejo la verás, está frente a tí, ha sorteado obstáculos, ha tenido tiempos felices,  ha vivido penas, tiene una historia, sabe mucho más de lo que tú crees, puede ayudar a encontrar soluciones, es alguien incondicional. ha permitido que logres lo que hasta hoy eres, tiene expectativas e ilusiones, necesita que la escuches, todos los días la ves pero no siempre le prestas atención ¿qué puedes hacer para que se sienta mejor? ¿le permítes ser feliz?

El tiempo pasa, la vida transcurre rápida y cuando nos damos cuenta sentimos que se nos ha ido de las manos la posibilidad de ser lo que queremos ser, y sentirnos felices por ello, anteponiendo tantas cosas que en realidad hacemos para otros, ... otros a quienes amamos, y eso está bien, pero si eso significa restar de nosotros, ... eso está mal. Ese es el momento en que cobra sentido y tomamos conciencia de lo que alguna vez dijo el escritor argentino Ernesto Sabato sobre la felicidad, esa que se da ‘En pedazos, por momentos. Cuando uno es chico espera la gran felicidad, alguna felicidad enorme y absoluta. Y a la espera de ese fenómeno se dejan pasar o no se aprecian las pequeñas felicidades, las únicas que existen', las que hacen la vida cotidiana y en la que ser actores de reparto o protagonistas depende de nosotros.

Saber valorarnos, prestarnos atención, darnos nuestros tiempos, es la única manera de encontrar esa felicidad, aprendamos a sonreir a quien está en el espejo y espera por nuestra decisión para vivir. Si realmente queremos a quienes nos rodean comencemos por querernos a nosotros mismos, porque mal podremos dar lo que no tenemos. No nos confundamos ni nos conformemos viviendo una vida a medias, es nuestro derecho y nuestra elección vivir plenamente, que las ocupaciones, los apuros, la rutina, no nos envejezcan el alma.

Tantas veces los sueños nos quedan rezagados, pero siempre habrá nuevos sueños posibles, de nosotros depende que no existan límites, ni siquiera la opinión de los demás, démonos la oportunidad, poniendo el corazón en cada cosa que hagamos, amemos, riamos, no nos demos la espalda a nosotros mismos, escuchémonos, respetemos nuestro espacio, cultivemos nuestro mundo interior y todo lo demás llegará por añadidura.

"La vida es breve, el arte largo, la ocasión fugaz, el experimento peligroso, el juicio difícil."
Hipócrates de Quios - matemático y astrónomo griego (470-410 a.C. aprox.)

lunes, 20 de marzo de 2017

Que el cambio no nos detenga - Feliz otoño !!

Las flores, ya marchitas, caen/ y son llevadas por el viento del otoño;/ pero el perfume de las flores ... /¿Adónde va el perfume de las flores?
Li-Shangyin -  Poeta chino de la última dinastía Tang (813-858); ‘El perfume de las flores’

La vida está compuesta de instantes, momentos que se suceden, algunos con circunstancias únicas, otros que cíclicamente se repiten. No importan si nos gustan o no, inexorablemente vuelven más allá de nuestros deseos y hay que tomarlos así cuando llegan. Tal sucede en cada cambio de estación.

Hoy despedimos el verano y con él las vacaciones, los paseos sin horarios, la playa y todas las situaciones alegres y despreocupadas que vivimos, y recibimos un nuevo otoño que nos está instalando en la nostalgia de lo que ha terminado, pero también nos trae la promesa de otras oportunidades y nuevos regresos, por tanto disfrutemos de éste momento para ir a nuestro interior, aprovechemos a cerrar etapas, a desprendernos de lo inútil, a reflexionar sobre como adaptarnos a los cambios.

Dejémonos seducir por la calidez dorada del otoño, por sus olores, por los recuerdos gratos de otros anteriores, démonos tiempo de lecturas, de encuentros, de cafés compartidos, de nuevos momentos para vivir. Intentemos mantenernos enamorados de la vida, sin importar cual sea la estación del año que estemos atravesando, cada momento importa cuando perseguimos la felicidad, sólo es necesario que estemos predispuesto para que así suceda..

Como alguna vez dijo G. Flaubert ‘Un hombre debe vivir el presente y ¿que  importa quien eras la semana pasada si sabes quien eres hoy?', no nos quedemos en pausa, que el cambio no nos detenga, acompañemos la transformación que se impone, la decisión es nuestra.  

Feliz otoño 2017 !!!

"Todo cambia y nada permanece. Y no habría belleza, ni danza, ni movimiento si las estaciones no alborotaran los colores y el follaje de los árboles no se desprendiera amarillo en el atardecer."
Gioconda Belli - poeta, novelista y activista contemporánea

viernes, 17 de marzo de 2017

Necesidad y apego - clarificando ideas

“En nuestros locos intentos , renunciamos a lo que somos por lo que queremos ser.”
William Shakespeare – dramaturgo, poeta y actor inglés (1564-1616)

Generalmente y aún sin darnos cuenta, vivimos condicionados a formas de hacer, a cosas que creemos imprescindible tener, a personas sin las cuales nos sentimos inseguros, debido a una serie de apegos que finalmente terminan cohibiendo nuestras capacidades y la propia libertad.

Adoptamos conductas inadecuadas aferrándonos a lo ‘habitual’, dando exagerado valor a lo que en realidad no lo tiene, y por eso es bueno de vez en cuando refrescar nuestra memoria interpelándonos a nosotros mismos sobre lo que realmente necesitamos en nuestra vida y lo que es accesorio y prescindible.

Siempre es útil apelar a relatos que nos ayuden a clarificar las ideas y de eso se trata éste que comparto ‘Que necesito?, del libro ‘Cuentos para entender el mundo’ del escritor español Eloy Moreno una recopilación de textos adaptados sobre antiguos cuentos sufíes, zen o como en éste caso una historia atribuída a Sócrates, ideales para reflexionar.

‘Un maestro se desplazó, junto a un grupo de monjes, a una gran ciudad para participar en unas jornadas sobre la meditación y el desapego de lo material.
Habló sobre lo fácil que es vivir con poco, sin lujos, sin las necesidades impuestas por el consumismo desmedido. Contó que él apenas tenía muebles o ropas y era muy feliz.

Tras acabar las jornadas, el maestro y sus alumnos se fueron al aeropuerto para coger el avión de regreso. Como tenían dos horas libres decidieron entrar en un centro comercial, pues la mayoría de ellos nunca había estado en ninguno.
Pasearon por los pasillos observando todos los productos que les rodeaban, y cuando ya había transcurrido más de una hora decidieron que era momento de irse, pero no encontraban al maestro por ningún lado.

Finalmente lo descubrieron yendo por los pasillos, tocando la mayoría de objetos, examinándolos, interesándose por ellos… incluso llegó a preguntar a algún vendedor por el precio o utilidad de los mismos.
Asombrados por aquel comportamiento, ninguno se atrevió a decir nada y, lentamente, se dirigieron a la salida para esperarlo allí.

Cuando ya apenas faltaban unos minutos para embarcar observaron que el maestro salía tranquilamente del centro comercial y se dirigía hacia ellos.
-Bien, hermanos, se ha hecho un poco tarde, creo que ya es hora de marchar hacia casa -les dijo.

Todos se quedaron en silencio. En realidad ninguno de los alumnos se atrevía a decir nada, pero no entendían que justamente él hubiera caído en la redes del consumismo.
Finalmente, uno de ellos, el más joven, se atrevió a hablar.

-Maestro, ¿puedo hacerle una pregunta?
-Claro, adelante.

-Como es que usted, que cultiva la austeridad, ha estado tanto tiempo observando todo lo que había allí dentro.
-Es que me he quedado maravillado de todas las cosas que existen y no necesito.’
… …

Apegarnos es parte de la condición humana, encontrar la manera de discernir y decidir alejar lo innecesario, practicando el desapego y valorando lo realmente importante de la vida es nuestra prerrogativa, aprendamos a ver, soltemos lo que nos ata impidiéndonos ser.

“El origen del sufrimiento es el apego, que crea la ilusión del ego.”
Buda Gautama - asceta y sabio nacido en Nepal y muerto en la India, sobre cuyas enseñanzas se fundó el Budismo  (aprox. 560-480 a.C.) 


miércoles, 15 de marzo de 2017

Viajar? - ... cuando el destino es el corazón

“Cuando pierdes contacto con la quietud interior, pierdes contacto contigo mismo. Cuando pierdes contacto contigo mismo te pierdes en el mundo.”
Eckhart Tolle – escritor alemán cotemporáneo

La rutina, la propia conciencia, las responsabilidades, las frustraciones, la monotonía, muchas veces nos ahogan, si lo traspolamos a la vida cotidiana, pensamos que estamos necesitando alejarnos para un descanso que nos permita reflexionar, juntar fuerzas para cuando nos faltan, rearmarnos y seguramente ver más claro para decidir lo que tenemos que hacer, probablemente el desasosiego y las urgencias con las que vivimos nos hacen prestar atención a lo exterior.

Sin embargo no es así, tal lo que a modo de metáfora nos dice uno de los cuentos sufíes, clásicos de la India, ‘Viaje al corazón’, para encontrar de manera simple aquellas enseñanzas que debemos conocer y sobre las que reflexionar. 

Bastami era uno de los más grandes sufíes de la India. Se propona efectuar una larga peregrinación a La Meca, cuando se encontró con un instructor espiritual que le preguntó? 
- ¿Por qué has de ir a La Meca?
- Para ver a Dios- repuso.
El instructor le ordenó:
- Dame ahora mismo todo el dinero que llevas contigo para el viaje.
Bastami le entregó el dinero, el instructor se lo guardó en el bolsillo y dijo:
- Sé que habrías dado siete vueltas alrededor de la piedra sagrada. Pues bien, en lugar de eso, da ahora siete vueltas a mi alrededor.
Bastami obedeció y dió siete vueltas alrededor del instructor, quien declaró a continuación:
- Ahora sí has conseguido lo que te proponías. Ya puedes regresar a tu casa con el ánimo sereno y satisfecho, si bien antes quiero decirte algo más. Desde que La Meca fue construída, ni un sólo minuto Dios ha morado allí. Pero desde que el corazón del hombre fue creado, ni un sólo instante Dios ha dejado de habitar en él. Ve a tu casa y medita. Viaja a tu corazón.

El Maestro dice: Busca refugio dentro de ti. ¿Que otro refugio puede haber?
... ...

Nos empeñamos en buscar afuera lo que tenemos dentro, aquellos que tienen fé se acercan a Dios, lo que está bien, pero para ello no es necesario ir a un lugar determinado, quienes no la tienen intentan encontrar respuestas poniendo distancia, cuando en realidad las respuestas en uno y otro caso están en nosotros mismos y la manera de hacer el mejor viaje es cuando decidimos ir hacia el interior.

Siempre es buen momento y siempre estamos a tiempo para darnos cuenta y reaccionar. Encontrar el sentido de la vida, decidiendo cambios, sanando heridas, descubriendo verdades, dejando ir lo que no ha podido ser, intentemos el ejercicio de la auto-observación es un viaje que debemos hacer hacia nuestro corazón, hacia nuestra esencia.

imagen: Marc Hoppe

"Retírate dentro de tí mismo, sobre todo cuando necesites compañía."
Epicuro - filósofo griego  (341-270 a.C.)

domingo, 12 de marzo de 2017

'A capela' - Pentatonix y su Hallelujiah

“Cantar bien es de pocos, y cantar mal es de locos.” – anónimo

Proveniente del italiano el término ‘a capela’ o ‘como en la capilla’, identifica a la ejecución de música utilizando la voz humana, sin acompañamiento instrumental, una forma de música que vemos  a partir del canto gregoriano –su más elocuente forma de expresión-, atravesando  el Medioevo y que encontramos con frecuencia en la música sacra.





Esta forma de música ha llegado hasta nuestros tiempos destacándose algunos grupos entre ellos ‘Pentatonix’, también conocido como PTX, integrado por cinco vocalistas que son Kirstin Maldonado (mezzosoprano), Scott Hoying (barítono), Mitch Grassi (tenor), Avi Kaplan (bajo) y Kevin Olusola (beatbox), todos ellos de Arlington, Texas en Estados Unidos, fueron ganadores de The Sing-Off , un reality show  de la cadena NBC, en 2011 obteniendo por ello un contrato de grabación con la empresa Sony, y ganadores de premios Grammy en los años 2015 y 2016 por mejor arreglo instrumental y en 2017 por mejor actuación country.

Han realizado giras, editado varios discos, han sido varias veces nominados y recibido premiaciones, lo que hace de éste grupo un quinteto para tener en cuenta, hermosas voces, y un resultado final magnífico.

El video compartido es una hermosa versión de Hallelujah una canción escrita por el canadiense Leonard Cohen allá por el 1984, que deseo disfruten como ya lo he hecho yo.

video: PTXofficial

“Cantar y pensar son los troncos cercanos del poetizar. Crecen del ser y se alzan hasta alcanzar su verdad.”
Martin Heidegger – filósofo alemán (1889-1976)
  

miércoles, 8 de marzo de 2017

Mujeres hoy - listas para 'ser'

“Si te respetas como ser humano, quienes te rodean tambien lo harán. Si te devalúas como persona, tu entorno hará leña del árbol caído.·
Dr. Walter Dresel - médico y escritor uruguayo contemporáneo

Hoy 8 de marzo como cada año se conmemora el 'Día Internacional de la mujer', establecido así por la Asamblea General de Naciones Unidas del 1977, sin embargo ello no impide ni asegura que recorrer el camino para la igualdad de derechos que como seres humanos debemos tener no es sencillo ni simple, muchas mujeres en algunos lugares de éste nuestro planeta no tienen opciones para un camino aún hoy.

Conocido ésto y no queriendo caer únicamente en el discurso reivindicativo, preferimos hacerlo a través de un fragmento de un texto de la conocida historietista e ilustradora contemporánea argentina Maitena Burundarena, muy elocuente y al mismo tiempo fresco ligero, cercano y reconocible en la vida cotidiana, y que les dejo aquí.




'En éstos últimos años las mujeres cambiamos mucho. Antes sólo estábamos obsesionadas por conseguir un marido. Ahora además, estamos estresadas por exigirnos logros profesionales, trastornadas por la culpa que nos provoca la maternidad y desesperadas por combatir la celulitis.

Es muy bueno ser mujer, porque ...
Nos bajamos primero del Titnic, podemos asustar a nuestros jefes hombres con excusas de misteriosos desórdenes ginecológicos; los taxis se detienen por nosotras, tenemos la habilidad de vestirnos nosotras mismas y comprar niuestra propia ropa, podemos hablarle a la gente del sexo opuesto sin tener que imaginárnoslos desnudos. Nunca nos arrepentiremos de habernos perforado las orejas, podemos deducir como es alguien con sólo mirarle los zapatos, podemos hacer comentarios sobre cuan tontos son los hombres en su presencia porque nos están escuchando de todas maneras.

Mujeres: ellas sonríen cuando quieren gritar, cantan cuando quieren llorar, lloran cuando están felices y rien cuando están nerviosas. Luchan por lo que quieren, no toman un 'no' por respuesta cuando hay una mejor solución. Andan sin zapatos nuevos para que sus hijos puedan tener los suyos.Van al médico con una amiga asustada.Aman incondicionalmente. Lloran cuando sus niños sobresalen  y animan a sus amigos a que lo hagan. Se les rompe el corazón cuando muere un amigo. Sufren con la pérdida de un miembro de la familia aunque son fuertes cuando creen haber perdido la fuerza. Saben que un beso y un abrazo pueden curar un corazón herido 

Las mujeres vienen de todos los tamaños, colores y formas. Ellas manejan, vuelan caminan, corren o escriben por correo electrónico para demostrarte cuanto les importas. El corazón de una mujer es lo que hace al mundo girar. Las mujeres hacen más que sólo dar a luz: traen alegría y esperanza. Ellas dan compasión e ideales. Dan apoyo moral a sus familiares y amigos.'
... ...

Una fecha para reflexionar sobre lo conseguido y cuánto aún queda por hacer, las mujeres estamos listas para 'ser', y ser libres de decidir en lugar de aquellos que creen tener potestad para manejarnos la vida creyendo saber más y mejor.

imagen: arte Indonesia

"Si Eva hubiera escrito el Génesis, ¿cómo sería la primera noche de amor. ... Eva hubiera empezado por aclarar que ella no nació de. ninguna costilla, ni conoció a ninguna serpiente, ni ofreció manzanas a nadie, y que Dios nunca le dijo que parirás con dolor y tu marido te dominará.”
Eduardo Galeano – periodista y escritor uruguayo (1940-2015)


lunes, 6 de marzo de 2017

Vivir y hacer con amor - Joan Maragall y su 'Elogio del vivir'

“El alma que anda en amor, ni cansa ni se cansa.”
San Juan de la Cruz – religioso y poeta místico español (1542-1591)

Vivir es querer ser, es conjugar impulso y esfuerzo, acomodándose a las circunstancias, tratando de crecer y llegar a más. En ese quehacer todos los oficios son importantes, todas las vocaciones válidas, no hay tareas menores, ni trabajos insignificantes, y eso debemos pensar cuando nos sentimos al final de nuestras fuerzas, cuando creemos que aquello que hacemos de poco sirve o escaso valor tiene, Los seres humanos, somos únicos, irrepetibles y cada uno tiene su don personal, ese saber hacer, que hecho con amor tiene un valor incalculable.

El escritor catalán Joan Maragall ha escrito un ensayo sobre la cuestión de vivir llamado ‘Elogi del viure’, ‘Elogio del vivir’, publicado en 1911 que de eso habla, de descubrir lo bueno en lo cotidiano, en lo simple, en todo lo que muchas veces no notamos hasta que alguien nos ‘despierta’ para verlo y de él les dejamos un breve fragmento.




‘Ama tu oficio, tu vocación, tu estrella, aquello para lo que sirves, aquello en que realmente, eres uno entre los hombres, esfuérzate en tu quehacer como si de cada detalle que piensas, de cada palabra que dices, de cada pieza que colocas, de cada martillazo que das, dependiese la salvación de la humanidad. Porque depende, créeme. Si olvidándote de ti mismo haces todo lo que puedes en tu trabajo, haces más que el emperador que rige automáticamente sus estados; haces más que el que inventa teorías universales sólo para satisfacer su vanidad, haces más que el político, que el agitador, que el que gobierna. Puedes desdeñar todo esto y el arreglo del mundo. El mundo se arreglaría bien el solo, sólo con que cada uno cumpliera su deber con amor, en su casa.’
… …

No permitamos que la frustración, el cansancio, la rutina, el miedo nos hagan pensar en bajar los brazos, el mundo nos necesita a todos, cada uno tiene un lugar, un cometido, aptitudes para lograrlo y una vida que merece ser vivida, comencemos a valorarnos, cada cosa que hacemos es lo que debemos hacer, demos lo mejor de nosotros mismos, si le agregamos un corazón que haga con amor estaremos haciendo por un mundo mejor, la decisión es interior, y nuestra.

“Quien crea que su propia vida y la de sus semejantes está privada de significado no es sólo infeliz, sino que apenas es capaz de vivir.”
Albert Einstein – científico alemán nacionalizado estadounidense (1879-1955)


viernes, 3 de marzo de 2017

Construir la vida - cuando de inseguridades, pensamientos y decisiones se trata

“-Estoy en una montaña rusa que no hace más que subir -me dijo.
-Y para mi es un privilegio y una responsabilidad subir ese camino contigo –le contesté
-Sería totalmente absurdo intentarlo?
-No vamos a intentarlo –le dije, vamos a conseguirlo.”
John Green –  escritor estadounidense contemporáneo/ ‘Bajo la misma estrella’

Con nuestras seguridades e inseguridades vamos construyendo nuestra vida, los pensamientos que tenemos en mente influyen en el resultado que esperamos obtener, las decisiones que adoptamos frente a las situaciones que nos toca vivir o aun las que dejamos de tomar, hacen que el camino que transitamos sea el mejor o el peor por el que podríamos caminar. Así de simple y al mismo tiempo complejo es vivir la vida.

Sin duda cada persona tiene su forma de ser, un carácter que le define y una impronta con la que da el toque personal, y de ello depende como se desarrollará la vida, y aunque es cierto que nada es casual y que todo por algo sucede, nada es tan cierto como que el ser humano no aprende con cabeza ajena,  tropieza dos veces con la misma piedra, y de eso aprende -a costa de fracasos-, cuanto y como debe valorar y valorarse, que cosas importan y cuales ha de desechar.




A pesar de repetir errores, correr riesgos, sentir frustración, todos tenemos la capacidad de recordar más los buenos momentos que las experiencias negativas y es bueno que así sea, porque crecer es un ejercicio continuo y dinámico en el que habrá momentos de desánimo, nos sentiremos decepcionados, será difícil pensar en volver a comenzar, pero el bagaje de lo aprendido es el mejor recurso con el que contamos para seguir adelante de la mejor manera.

Hay que aprender a ‘ver’ las oportunidades y no condicionar el éxito o el fracaso con pensamientos negativos, nada tendrá un buen resultado ninguna cosa que pretendamos emprender será exitosa si la iniciamos con el temor a no poder realizarla, si pensamos en perder estaremos vencidos antes de comenzar, convencidos de que podemos, seguramente estaremos más cerca de cualquier logro que busquemos.

Estar seguros y confiados en nosotros mismos, desprendernos de los miedos, -lo que no significa aventurarse alocadamente-, es tener la mitad del recorrido andado, los pensamientos serán más claros y nuestras decisiones las adecuadas. Si creemos poder, si estamos convencidos antes de hacerlo seguro que podremos, el tiempo no regresa atrás el momento para decidir y hacer es ahora.

“Si echamos un vistazo a la vida humana, vemos que es esencialmente una larga lucha elaborada para escapar de nuestros miedos internos y las expectativas que han sido proyectadas sobre el mundo.”
David. R. Hawkins – psiquiatra, investigador, escritor estadounidense (1927-2002)

miércoles, 1 de marzo de 2017

Halago o adulación - desde el afecto, sin dobles intenciones

"La adulación es una moneda falsa, que tiene curso gracias sólo a nuestra vanidad.."
François de la Rochefoucould - escritor francés (1613-1680)

El ser humano necesita ser reconocido y valorado, aún aquellas personas humildes, de bajo perfil en su vida de relacionamiento, todos en mayor o menor grado tenemos ese despunte del ego, que hace que nos sintamos felices cuando nos halagan, para unos se convierte en absoluto, casi diría imprescindible, otros sólo en la medida de la alegría que produce sentir la calidez de quienes nos rodean, y eso es así desde que tenemos uso de razón cuando siendo niños queremos que nos atiendan y mimen.

Si  bien es cierto que en éste mundo competitivo y por la propia naturaleza egoísta que nos impulsa a destacarnos de alguna manera, surge el querer ser valorados, todos buscamos aún sin pensarlo el halago que nos gratifica, y no existe nada que hiera más que la indiferencia de quienes nos rodean, el halago que sostiene ese prestigio que buscamos y que eleva nuestra propia autoestima.




La sensación de sentirnos distinguidos de los demás –aunque no debiera ser así-, hace que nos reconozcamos más completos y satisfechos, y ¿a quien no le ha sucedido?, hasta toca en algo nuestra vanidad, y justo allí es donde debemos encontrar el equilibrio que haga que ese deseo de recibir el halago no termine convirtiéndose en una necesidad adictiva que nos vuelva dependientes.

Cada uno de nosotros conoce sus cualidades y defectos, todos en algún momento esperamos ese estímulo de una palabra que nos aliente o felicite, sin embargo nadie mejor que nosotros mismos para reconocer y valorar lo que hacemos, nuestras actitudes y el desenvolvimiento frente a las circunstancias que la vida presente, sin esperarlo de otros.

Claro que dependiendo de que lado de la situación estamos, todos sabemos que entre el halago y la adulación existe un fino hilo que a veces se pierde de vista cayendo en los extremos de quien lo recibe distorsionando su propia visión de si mismo creando una falsa imagen que lo muestra superior y de quien lo otorga porque espera en ello encontrar réditos en beneficio propio alabando lo que no existe, alimentando el ego ajeno.


Volvamos a lo simple, sólo seamos, los halagos han de ser un mimo dado y aceptado naturalmente, libre de especulaciones, de manera sana, limpia, espontánea, sin dobles intenciones, desde el afecto y el reconocimiento genuino, evitemos caer en la seducción que la adulación produce.

imagen: Leo Patzelt/Pixelnase vía Pinterest

"Lo que verdaderamente halaga a un hombre es que se crea que merece la pena halagarle."
George Bernard Shaw - escritor irlandés, Nobel de Literatura 1925,Oscar en 1938 (1856-1950)