"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

domingo, 29 de mayo de 2016

Contradicciones - un desafío al sentido común

"Sólo sé que no sé nada." 
Sócrates - filósofo ateniense (470-399 a.C.) 
Mientras transitamos la vida nos vemos sorprendidos por múltiples situaciones que ineludiblemente nos hacen pensar en los contrasentidos de creer que la sociedad avanza, mejora y se actualiza y al mismo tiempo ver que nos hace perder valores fundamentales.

Este texto ha sido atribuído a George Carlin, Dalai Lama Tenzin Gyatso y hasta ha sido considerado anónimo cuando en realidad fue escrito y publicado en 1995 por el pastor de la Iglesia Cristiana Overlake en Redmon, Washington, el Dr. Bob Moorehead, y un tiempo después fue adaptado por el actor estadounidense George Carlin. 

La Paradoja de Nuestro Tiempo

La paradoja de nuestro tiempo en la historia es que tenemos edificios más altos, pero temperamentos más cortos; autopistas más anchas, pero puntos de vista más estrechos.
Gastamos más, pero tenemos menos, compramos más, pero disfrutamos menos.
Tenemos casas más grandes y familias más pequeñas, más comodidades, pero menos tiempo;
Tenemos más títulos, pero menos sentido común, más conocimiento, pero menos juicio, más expertos, pero más problemas; más medicina, pero menos bienestar.
Bebemos demasiado, fumamos demasiado, gastamos imprudentemente, reímos muy poco, manejamos muy rápido, demasiado enojado con demasiada rapidez, mantenerse demasiado tarde, nos levantamos muy cansados, leemos muy rara vez, vemos demasiada televisión, y oramos rara vez.


Hemos multiplicado nuestras posesiones, pero reducido nuestros valores.
Hablamos demasiado, amamos muy rara vez, y odiamos con demasiada frecuencia.
Hemos aprendido a ganarnos la vida, pero no una vida, hemos agregado años a la vida, no vida a los años.Hemos recorrido todo el camino a la luna y de regreso, pero tenemos problemas para cruzar la calle para conocer al nuevo vecino.
Hemos conquistado el espacio exterior, pero no el espacio interior.
Hemos hecho grandes cosas, pero no cosas mejores.
Hemos limpiado el aire, pero contaminado el alma.
Hemos dividido el átomo, pero no nuestros prejuicios.
Escribimos más, pero aprendemos menos.
Planeamos más, pero logramos menos.
Hemos aprendido a correr, pero no esperar.
Construimos más computadoras para tener más información para producir más copias que nunca, pero tenemos menos comunicación.

Estos son los tiempos de comidas rápidas y digestión lenta, hombres altos, y el carácter de corto, de altas ganancias y relaciones superficiales.
Estos son los tiempos de la paz mundial, pero la guerra doméstica, más ocio, pero menos diversión, más variedad de comida, pero menos nutrición.
Estos son días de dos ingresos por familia, pero más divorcios, de las más elegantes casas, pero hogares quebrados.
Estos son días de viajes rápidos, pañales desechables, moralidad desechable, de una sola noche, cuerpos con sobrepeso y pastillas que sirven para todo, para ser alegre, para ser callado, para matar.
Es un momento en que hay mucho en el aparador y nada en el almacén, un tiempo en que la tecnología te puede traer esta carta, y un momento en que puedes elegir compartir este pensamiento o solo eliminarlo.
… …

Palabras para leer y reflexionar, … contradicciones irrefutables, un desafío al sentido común, cada uno decidirá su posición, cada uno sabrá si adhiere a ellas.

imagen: Antonio Mora

"Estamos todos tan juntos y sin embargo todos estamos muriendo de soledad."
Leo Buscaglia - profesor, escritor y orador estadounidense (1924-1998)

viernes, 27 de mayo de 2016

Llegar al límite - una forma de conocernos

"Todo en su vida tiene un límite. El hierro no puede ser educado para ser oro."
Mark Twain - seudónimo de Samuel Larghorne Clemens; escritor, orador y humorista estadounidense (1835-1910)

Cuando hablamos de límites pensamos sin duda en el sentimiento de libertad, en no tener límites que coharten esa libertad que deseamos. Tambien hablamos de límites cuando nos sorprendemos a nosotros mismos superando obstáculos que creíamos insalvables, alcanzando metas que veíamos como lejanas para nuestras posibilidades. Y seguramente tambien tenemos los límites que nos imponen nuestras creencias y valores éticos y morales, aquellos con los que fuimos reducados y nos fueron inculcados desde la infancia.


Sin embargo la vida nos pone a prueba cada día, con situaciones que vapulean nuestras emociones y nos vemos pensando en esos mismos límites desde otra perspectiva. Cuantas veces nos hemos dicho, ¿no se cuánto más podré aguantar?, o ¿no sé hasta cuando podré seguir tolerando esta situación?.¿

Muchos en algún momento nos sentimos exigidos en momentos extremos, graves, propios o de un familiar cercano, estamos agotados pero tratamos de todas maneras de seguir un poco más, algunos estaremos viviendo circunstancias agotadoras en lo laboral, pero las responsabilidades que llevamos en nuestra espalda nos hacen correr ese límite y aguantar un tiempo más, otros tal vez se sienten manipulados pero deciden soportar tal situación corriendo los límites ideales, esperando se produzca un cambio.

Es importante conocernos a nosotros mismos, sólo podemos decir que nos conocemos cuando nos vemos en situaciones que nos llevan a nuestros límites, y esos límites no los conocemos hasta que la vida nos exige el máximo de lo que podemos dar, -en el ámbito que sea- esfuerzo, dolor, sufrimiento, tolerancia.

Pero todo tiene un límite, rebasado el mismo se resentirá la salud, psíquica y física, se romperán las estructuras que mantienen el equilibrio de la vida para convivir en sociedad de una manera saludable y feliz, es esencial aprender a conocernos y cuidarnos, sabiendo decir un 'no' a tiempo, tomando decisiones en el momento oportuno, conociendo que límites no debemos traspasar si pretendemos llegar a finales de los que no debamos lamentarnos.

"La única posibilidad de descubrir los límites de lo posible es aventurarse un poco más allá de ellos, hacia lo imposible."
Arthur Clarke - escritor y científico británico (1917-2008)

'Kiriko' - tradicional arte japonés en el tallado de cristales

"Sin la artesanía, la inspiración es una mera caña sacudida por el viento."
Johannes Brahms - pianista y compositor alemán (1833-1897) 

El arte de trabajar el vidrio se extiende y es variado en todo el mundo, pero uno de los más reconocidos es el realizado en Japón, con obras de singular elegancia y belleza  conocidas como ‘Kiriko’, en dos períodos y escuelas diferentes Satsuma y Edo, la primera ha ido perdiéndose en el tiempo, realizándose hoy sólo copias de las originales artesanías, la segunda  un estilo delicado y tradicional que existe desde comienzos del siglo XIX, cuando en 1834 Kayaga Kyubei que se había especializado en Osaka desarrollando métodos avanzados de corte de vidrio fundó en Edo -la actual Tokio- la primera fábrica.




En 1876 el gobierno desarrolló políticas de promoción para las industrias dando lugar a que se estableciera una fábrica en el barrio de Shinagawa, y algunos años después en 1881 se invitó al ingeniero inglés Emmanuel Hauptmann  especialista en el tratamiento moderno del corte de cristales a enseñar sobre el tema.

Casi dos siglos después las preciosas piezas se extienden por el mundo. Desde botellas y tazas de sake propias de Japón, hasta las más variadas piezas de uso en el mundo occidental como vasos, copas, platos, botellones con diseños donde el tallado a modo de ‘lluvia de flechas’ o crisantemos hacen el deleite de quien los puede admirar, siendo un regalo elegido para ofrecer a grandes personalidades que visitan el país.

Un arte singular de tallado y pulido, que produce piezas muy bellas, que cautivan, hoy más industrializado y menos artesanal, que se extiende en el tiempo hasta nuestros días considerado tradicional de Japón, y especialmente de Tokio.

http://web-japan.org/niponica/niponica14/es/feature/feature08.html

"La belleza perece en la vida, pero es inmortal en el arte."
Leonardo da Vinci - pintor, anatomista, paleontólogo, arquitecto, ingeniero, científico, botánico, filósofo, inventor, escritor, escultor y  polímata, músico, poeta italiano (1452-1519)

miércoles, 25 de mayo de 2016

Perdonarnos - una necesidad liberadora

"El perdón es la fragancia que derrama la violeta en el talón que la aplastó."
Mark Twain - seudónimo de Samuel Langhorne Clemens escritor, orador y humorista estadounidense (1835-1910)

Tantas veces nos encontramos disgustad@s sin saber que cosa lo motiva, tal vez es una multiplicidad de razones, nos exigimos más de lo que seria deseable, somos demasiado crític@s con nosotr@s mism@s, aflora la intolerancia a los errores, y eso nos lleva a castigarnos innecesariamente.
Hoy les quiero compartir un texto que circula en las redes, y cuyo autor desconozco, que probablemente nos acerque -cuando menos-, a una manera de sentirnos mejor.
Me he sentado a tomar un café conmigo mism@ frente al espejo y me descubrí alzándome la ceja como siempre…entonces me dije a mí mism@ que ya estuvo bueno de ser tan dur@ a veces y que deberíamos probar… simplemente… perdonarme.




Me perdono por dejarme en último lugar infinidad de veces…
me perdono por hacerme pedazos para completar a otros…
me perdono por no tener tiempo para mí…
me perdono por no hacerme caso… y tropezar con el mismo
obstáculo una y mil veces…
me perdono por poner mi salud como un pendiente y no como una prioridad…
me perdono por haber hablado de más…
me perdono por haberme callado…
me perdono por confundir resignación con tolerancia…
me perdono no gastar en mí lo que sin reparo gasto en alguien que a veces no lo merece…
me perdono por mentirme…
me perdono por no verme al espejo más seguido…
me perdono por no ser más amable conmigo mism@…
me perdono por no tenerme paciencia ni tener constancia…
me perdono por ser tan ruda cuando se trata de mí…
me perdono no encajar en un molde…
me perdono por no permitirme muchas cosas…
me perdono por no disfrutar de otras tantas…
me perdono por no valorar los momentos que valen la pena y darme cuenta muy tarde.
Me dije a mí mism@: debemos aprender a soltar, a dejar ir, a perdonar.
Debemos hacer frente común contra el mundo que no está en nuestra contra, simplemente es el mundo y la gente es gente, con lo bueno y con lo malo, a veces sólo estamos parados en el camino equivocado con alguien que viene a todo pulmón y nos arrasa sin miramientos.
No hay explicaciones ni justificaciones, es así, sucede.
¿Sabes? Le dije a mi niñ@ interior necesito tu apapacho, tu abrazo, tu complicidad, he aquí el trato.
Menos reproches y más amor.
Menos revivir el momento y más perdón.
¿Y si me perdono?
Ampliamente y de verdad, sin echarme en cara después mis errores, sin pensar en un problema toda la noche, sin sentir una punzada con un recuerdo corrupto cruzándonos la mente.
¿Y si me perdono mis errores y el pasado?
Si me perdono, si me acepto, si acomodo las piezas, si me “reseteo” la memoria y el corazón…
¡Sí, me perdono!

... ...
Una lectura para la que los comentarios sobran, un trabajo difícil de lograr, las decisiones luego -si las hay-, serán personales, ... cancelemos nuestras propias deudas.
Fuente: http://amaradestiempo.com.mx/reflexiones/me-perdono/
imagen: Vicente Romero Redondo dibujo a lápiz
"El perdón es la llave de la libertad y la paz interior."
P. Evaristo Sada LC - sacerdote católico mexicano contemporáneo

lunes, 23 de mayo de 2016

'Charco de Lodo' - aprendiendo de los niños

"Un niño puede enseñar tres cosas a un adulto: a ponerse contento sin motivo, a estar siempre ocupado con algo y a saber exigir con todas sus fuerzas aquello que desea."
Paulo Coelho - escritor brasileño contemporáneo

Muchas veces los niños, libres de prejuicios e inhibiciones,  con la mente abierta, el corazón limpio y su bendita inocencia, nos sorprenden con sus actitudes, modos de hacer, en ocasiones sacándonos de nuestros límites, haciéndonos perder la paciencia, pretendiendo corregirles, y cuando eso nos sucede tenemos que detenernos a pensar si son ellos o somos nosotros los que estamos en  el lugar equivocado.

El cuento que les comparto ‘Charco de Lodo’, que encontramos en ‘El libro de los cuentos’ es un ejemplo de ello:



Cuando veo dientes de león, veo hierba dañina invadiendo mi patio. Mis hijos ven flores para la madre y soplan la pelusa blanca pensando en un deseo.

Cuando veo un mendigo que me sonríe, veo a una persona sucia que probablemente quiere que le de dinero y eso me pone molesto. Mis hijos ven a alguien que les sonríe y ellos responden con otra sonrisa.

Cuando oigo una música, me gusta. Pero no sé cantar y no tengo ritmo; entonces me siento y escucho. Mis hijos sienten el ritmo y bailan. Cantan y si no saben la letra, crean la suya propia.

Cuando siento un fuerte viento en mi rostro, me esfuerzo contra el. Lo siento despeinándome y empujándome para atrás cuando voy caminando. Mi hijos cierran sus ojos y abren sus brazos y vuelan con él, hasta que caen riendo en el suelo.

Cuando rezo, digo tú y nosotros, y concédeme esto y dame aquello. Mis hijos dicen, ¡Hola Dios!, te doy las gracias por mis juguetes y mis amigos. Por favor, manten lejos los malos sueños hoy por la noche. Yo todavía no quiero ir al cielo. ¡Sentiría la falta de mi padre y de mi madre!.

Cuando veo un charco de lodo lo rodeo. Veo zapatos enlodados y tapetes sucios. Mis hijos se sientan en el. Ven represas para construir, ríos para cruzar y bichos para jugar.

Yo solo quisiera saber, ... Si los hijos nos fueron dados para enseñarles o para aprender de ellos...
… …

Los cuentos Zen nos invitan a la reflexión ayudando a ver la vida y las circunstancias que vivimos desde una perspectiva diferente proporcionando la luz necesaria para iluminarnos ante situaciones en las que el apoyo que clarifique ideas es importante. Actúan en nosotros como ancianos conocedores de la música del corazón del mundo desde tiempos inmemoriales aportando las respuestas que les pedimos con un toque fresco de inocencia, esa misma que los adultos vamos perdiendo al crecer en edad.

Tal vez es buen momento para cuestionarnos si debiéramos volver a mirar con los ojos de los niños, para apreciar las cosas con sencillez, vivir sin rodeos, caminar con el corazón abierto y disfrutar lo que la vida nos da, como lo hacen ellos, cuidemos darles un buen ejemplo.

"La mayoría de los niños oyen lo que dices, algunos niños incluso hacen lo que dices, pero todos los niños hacen lo que haces."
Katleen Casey Theisen - socióloga estadounidense

sábado, 21 de mayo de 2016

Multiplicar - ... compartiendo

Si tu tienes una manzana y yo tengo una manzana y las intercambiamos, entonces aún ambos tendremos una manzana. Pero si tu tienes una idea y yo tengo una idea y las intercambiamos, entonces ambos tendremos dos ideas.”
Georges Bernard Shaw – escritor irlandés, Nobel de Literatura en 1925 (1856-1950)

La comunicación, el intercambio, el compartir que todos hemos visto desde siempre en diferentes épocas de la historia y en variados ámbitos, desde el trueque de objetos varios o servicios de algún tipo, como también información y conocimiento tienen como objetivo la ayuda mutua que beneficia a quien da y a quien recibe.

El comercio en sus inicios fue el intercambio de productos  que no necesitábamos por los que otro tenía, que no le era útil y a nosotros nos servía, y viceversa: bolsas de trigo, pieles, animales o vinos, y así se hizo hasta que –por diversos motivos-, se decidió que el sistema era poco práctico y cayó en desuso.

Sin embargo no es lo mismo cuando de conocimiento se trata, ya que el intercambio de pensamiento e ideas enriquecido con la forma personal de enfocar cada tema, compartido aporta al crecimiento propio, de quien lo recibe, y de todos los que acceden a él.

El conocimiento es nuestro capital intelectual, acapararlo de forma egoísta, manteniéndolo exclusivamente para nosotros puede darnos la sensación de empoderamiento frente a nuestro entorno, pero si lo compartimos abrimos la posibilidad al intercambio de ideas, pensamientos generando así nuevas ideas y opiniones.

Nos engañamos si creemos que el conocimiento compartido se termina o lo perdemos, muy por el contrario y marcando la diferencia con el trueque de un objeto, compartido el conocimiento se multiplica, sólo podemos entender la negativa a hacerlo en el ámbito empresarial cuando la información compartida puede significar ceder a la competencia el control del negocio.

Que sería del mundo si los científicos no compartieran sus investigaciones en beneficio de la humanidad, si los artistas no compartieran sus obras para deleite del hombre que las mira, compartir es estimular la capacidad de pensar diferente y es una forma de motivar a otros, reconociéndolos, favoreciendo que la sociedad toda mejore sintiendo la satisfacción de haber colaborado.

Compartir es una forma de trasmitir conocimiento, … aquello que sólo nosotros conocemos y no trasmitimos, se pierde, no existe, ... los tiempos actuales nos brindan el avance tecnológico, las redes sociales se imponen y allí es cuando nos damos cuenta que además de compartir conocimiento también compartimos, pensamientos, sentimientos, ideas, y sin duda es una forma de sentir que pertenecemos al mundo, de socializar, de sentirnos incluídos, y si el conocimiento mejora al mundo, … porque no multiplicarlo compartiendo?

“En cuestiones de cultura y de saber sólo se pierde lo que se guarda, sólo se gana lo que se dá.”
Antonio Machado – poeta español (1875-1939)


viernes, 20 de mayo de 2016

Tinta y papel reciclado - el arte de Loui Jover

"Toda pintura es un hecho: las pinturas están cargadas con su propia presencia."
Andrew Warhola - artista plástico y cineasta estadounidense (1928-1987)

Nacido en 1967, formado en arte comercial y diseño gráfico, con un título en comunicación visual, Loui Jover es un artista que actualmente vive en Australia, realizando sus trabajos inicialmente con aceites sobre lona acrílica y actualmente con tinta sobre papel generalmente de libros reciclados.








Un trabajo interesante, creativo, de un artista que ha realizado exposiciones personales y participado en otras colectivas y algunas de sus obras que aparecen en colecciones privadas y públicas en todo el mundo.

Sólo a modo de darlo a conocer, disfruten las imágenes.


"Los contrastes simultáneos no sólo son un curioso fenómeno óptico, sino que son el corazón mismo de la pintura."
Joseph Albers - pintor, artista gráfico y diseñador estadounidense (1888-1976)

jueves, 19 de mayo de 2016

Respetarnos - la honestidad con nosotros mismos

“El que se respeta a si mismo está a salvo de otros. Viste una cota de malla que nadie puede perforar.”
Henry Wadsworth Longfellow – poeta estadounidense (1807-1882)

Siempre hubo, hay y habrá hombres y mujeres honestas, dispuestas a mantener sus ideas y convicciones, y si bien es cierto que a través del tiempo podemos variar nuestra forma de pensar, cuestionarnos, no imponiéndonos límites, se trata de no traicionarnos a nosotros mismos, manifestando una posición que ante circunstancias determinadas optamos por la contraria.

La historia da cuenta de múltiples personajes que ostentando una determinada posición frente a situaciones de presión, por temor o conveniencia deciden ubicarse en el lugar opuesto.

Linda Moulton Howe, periodista, investigadora y documentalista estadounidense contemporánea nos dice:

“Que es abandonarse a uno mismo?. … es cuando optamos por satisfacer a otros, por ser quienes no somos. Todos tenemos talentos, dones, capacidades propias. Saber cuáles son, reconocer lo que nos da placer, forma parte del encuentro con nosotros mismos. Cuando nos negamos a nosotros mismos, nos apartamos a un lado, comenzamos a hacer de nosotros algo que no somos, y caemos en el abandono y el rechazo propios. Algo así como vivir con un desconocido que nos habita, que toma decisiones por nosotros. No podemos estar despiertos y dormidos a la vez.”
… …

Sin embargo muchas más veces de las que quisiéramos las circunstancias hacen que traicionemos nuestras convicciones, y tal vez ello tiene que ver con el poco conocimiento que tenemos de nosotros mismos. Nos identificamos con nuestra raza, aspecto físico, profesión, pero conocernos realmente tiene que ver con lo que somos interiormente, aceptando nuestros errores y comprometiéndonos en un camino de crecimiento, sólo de esa forma llegaremos a valorar nuestra existencia respetándonos a nosotros mismos.

El mundo actual está falto de valores, respetarnos a nosotros mismos hará que respetemos a los demás y podamos hacer el cambio necesario para lograr una sociedad íntegra y honesta.

imagen: Enzo Penna

“Liberarnos de las expectativas de los demás, volver a nosotros mismos, ahí descansa el genial y singular poder del autorespeto.”
Joan Didion – escritora y periodista estadounidense contemporánea

miércoles, 18 de mayo de 2016

Correr o claudicar? - ... la constancia de mantenernos en carrera

"Si el hombre fuera constante, sería perfecto."
William Shakespeare - dramaturgo, poeta y actor inglés (1564-1616)

El mundo es imperativo y nos exige esfuerzos que a veces son difíciles de mantener en el tiempo, la tarea de vivir persiguiendo nuestros sueños en ocasiones nos obliga a vencer obstáculos y eso hace que el camino no siempre sea sencillo de recorrer.

Hay quienes tienen claro sus objetivos y cuentan con energía y empuje para salir adelante, hay otros que sienten no tener las fuerzas necesarias, viendo abrumadoras las circunstancias que deben vivir y terminan por abandonar renunciando a sus expectativas.

Existe una parábola de origen africano que sirve a modo de ejemplo:

“Cada día en África una gacela se despierta, ella sabe que debe correr más rápido que el león más veloz o será devorada. Cada mañana en África un león se despierta, éste sabe que debe correr más rápido que la gacela más lenta, o morirá de hambre.
No importa si tu eres un león o una gacela, cuando el sol se levante, más te vale estar corriendo.”
... ...

Tal vez las posibilidades de cada uno no son iguales y podríamos pensar que uno de ellos corre con mayores posibilidades. Seguramente muchos si se les pregunta y en posición de tener que elegir dirían que prefieren ser leones, ‘el rey de la selva’, sin embargo no se trata sólo de velocidad, sino también de constancia, de saber perseverar y ser consecuente con las metas a lograr.

En cualquiera de las dos posiciones en que podamos encontrarnos, lo realmente importante es mantenernos en carrera sin claudicaciones, con actitud positiva, confiando, sin dudar que podremos, teniendo claro que lo fundamental es seguir adelante para alcanzar nuestros propósitos.

No importa correr más o menos rápido, lo fundamental –si esperamos ver el sol de mañana-, es no detenernos, intentando ser la mejor versión de nosotros mismos o las circunstancias nos devorarán y quedaremos en el camino.

"Es intentando lo imposible como se realiza lo posible."
Henri Barbusse - escritor y periodista francés (1873-1935)

lunes, 16 de mayo de 2016

Jugamos? - ... la vida invita

"Un mal dia para tu ego, es un gran dia para tu alma."
Jillian Micjaels - entrenador personal y de negocios, autora y personalidad de la televisión estadounidense contemporánea

Hay quienes viven dejándose llevar sin darse cuenta que están desperdiciando el tiempo que tienen para ésta su experiencia personal, hay otros que viven involucrados con todo lo que les toca vivir haciéndolo plenamente, haciendo que su camino sea enriquecedor.

A veces no es sencillo, no todo lo que llega a nuestra vida proporciona felicidad, hay que superar obstáculos, aceptar derrotas, sufrir pérdidas, tambien la vida nos da respiros, pequeñas islas de sosiego y bienestar, satisfacciones, y alegrías, que nos ayudan a seguir adelante, y a eso nos aferramos.

El escritor estadounidense Neale Donald Walsch, conocido por su best seller ‘Conversaciones con Dios’ en un breve fragmento nos dice:



“ … La vida nos invita a todos a jugar...
Juega lo mejor que puedas. Diviértete, y cuando no parezca tan divertido agrégale un poco de sabiduría. Y cuando no encuentres mucha sabiduría, busca algo de paciencia. Y cuando haya escasez de paciencia, trae algo de aceptación. Y cuando te sea difícil aceptar, convoca a la gratitud. Porque la gratitud elimina cualquier idea de que algo que está sucediendo no debería estar sucediendo. Y entonces... encuentras la paz.” …
… …

Un texto para recordar cuando surgen los momentos difíciles, apelando a todos nuestros recursos sin desmoralizarnos, porque si algo tenemos que tener claro es que nuestro paso por éste mundo es ineludible y por ello hay que tratar que sea de la mejor forma que podamos, intentando aprender, creciendo como seres humanos, trabajando la paciencia, aceptando nuestras limitaciones y las dificultades o sinsabores a que nos veamos enfrentados, asumiendo que todo lo que llega ha de ser agradecido y disfrutando de lo que se presente que de todas maneras ocurrirá.

Aceptemos la invitación que la vida nos hace, … juguemos la partida de tal modo que cuando lleguemos al final nos sintamos satisfechos de haberlo hecho sabiendo que el recorrido nos enriqueció y que valió la pena haber vivido.

"La vida no es un problema que tiene que ser resuelto, sino una realidad que debe ser experimentada."
Soren Kierkegaard - filósofo y teólogo danés (1813-1855)

viernes, 13 de mayo de 2016

Hortensias - Hydrangeas, ... entre flores y leyenda

"Y antes de que la ciencia hubiese destruído la leyenda, la leyenda devoraría la ciencia y todo lo demás."
Richard Matheson - escritor y guionista estadounidense (1926-2013)

Originarias del sur y el este de Asia, China, Japón, Corea, Himalaya e Indonesia, y también en América, el género Hydrangea está constituído por plantas ornamentales comúnmente llamadas Hortensias, son arbustos que en clima templado se dan en la modalidad de hojas caducas y que florecen desde el inicio de la primavera hasta finales de otoño siendo sus flores rosas, blancas o azules según el ph de la tierra en que están plantadas y para lograr otros colores depende de los fertilizantes que se usen..

Además de la belleza de sus flores que crecen agrupadas en grandes racimos, brinda propiedades medicinales como antiinflamatorio, beneficiando el sistema inmunológico, pero también registra una bonita leyenda que nos complace trasmitirles.


Según se cuenta, el rey Luis XIV de Francia ordenó que se realizara una expedición para encontrar nuevas flores para su jardín. Para complacer sus deseos, un barco repleto de marineros zarpó rumbo a Brasil con el objetivo de encontrar nuevas especies de gran belleza.

Los nativos secuestraron a uno de los grumetes llamado Banet del que toda la tripulación se burlaba ya que era más débil y frágil que los demás. Cuando consiguieron rescatarlo se percataron de que era una bella mujer camuflada entre ellos, había cambiado su identidad para poder conocer mundo.

Cuando llegaron a palacio con las nuevas flores, le relataron la historia a su majestad que consideró oportuno llamar a una de las flores con el nombre de la valiente grumete: Hortensia.
... ...

Las leyendas que vinculan las diferentes flores con sentimientos e historias humanas se remonta a las antiguas culturas orientales, griegas o romanas, sin embargo recién en el siglo XVIII se incorporan a la cultura occidental. En éste caso una leyenda que como tantas otras surge de ese afán del hombre de buscar explicaciones a lo cotidiano encontrando inspiración y aportando a la tradición oral y cultura de cada pueblo. 

"La tierra se rie en flores."
Edward Estlin Cummings - poeta, pintor, ensayista y dramaturgo estadounidense (1894-1962)

miércoles, 11 de mayo de 2016

'Desiderata' - una proclama, ... un compromiso para la búsqueda de la felicidad y la paz

"Los hombres olvidan siempre que la felicidad humana es una disposición de la mente y no una condición de las circunstancias."
John Locke - filósofo y médico inglés (1632-1704)

Hay textos que en cierto tiempo se convierten en lecturas 'de moda', a las que todo el mundo accede, que se venden en posters, y que resultan obligadas. Hoy quiero compartir uno de esos textos llamado 'Desiderata', palabra del latín que significa 'cosas deseadas', célebre en la década de los sesenta, tal vez algo relegado en éstos tiempos, pero que merece ser recordado, leído y convertido en lección de vida para las nuevas generaciones.

"Camina plácido entre el ruido y la prisa,
y piensa en la paz que se puede encontrar en el silencio.
En cuanto te sea posible y sin rendirte, mantén buenas relaciones con todas las personas.
Enuncia tu verdad de una manera serena y clara,
y escucha a los demás,
incluso al torpe e ignorante,
tambien ellos tienen su propia historia.
Evita a las personas ruidosas y agresivas,
ya que son un fastidio para el espíritu.
Si te comparas con los demás,
te volverás vano y amargado,
pues siempre habrá personas más grandes o más pequeñas que tu.
Disfruta de tus éxitos, lo mismo que de tus planes.
Mantén el interés en tu propia carrera,
por humilde que sea,
ella es un verdadero tesoro en el fortuito cambiar de los tiempos.


Se cauto en tus negocios,
pues el mundo está lleno de engaños.
Más no dejes que esto te vuelva ciego para la virtud que existe,
hay muchas personas que se esfuerzan por alcanzar nobles ideales,
la vida está llena de heroismo.
Sé sincero contigo mismo,
en especial no finjas el afecto,
y no seas cínico en el amor,
pues en medio de todas las aridecesy desengaños,
es perenne como la hierba.
Acata dócilmente el consejo de los años,
abandonando con donaire las cosas de la juventud.
Cultiva la firmeza el espíritu para que te proteja de las adversidades repentinas,
muchos temores nacen de la fatiga y la soledad.
Sobre una sana disciplina,
se benigno contigo mismo.
Tú eres una criatura del universo,
no menos que los árboles y las estrellas,
tienes derecho a existir,
y sea que te resulte claro o no,
indudablemente el universo marcha como debiera.
Por eso debes estar en paz con Dios,
cualquiera que sea tu idea de Él,
y sean cualesquiera tus trabajos y aspiraciones,
conserva la paz con tu alma en la bulliciosa confusión de la vida.
Aún con todas sus farsas, penalidades y sueños fallidos,
el mundo es todavía hermoso.
Sé cauto.
Esfuérzate por ser feliz."
... ...
Con un origen que se atribuyó en los comienzos a un monje anónimo del siglo XVII, luego se conoció -en publicación póstuma, luego de su muerte- que había sido escrito en 1927 por el filósofo, abogado y poeta estadounidense Max Ehrman (1872-1945). Un poema que reúne consejos sabios, en una suerte de proclama de ideas de profundo contenido en la búsqueda de la felicidad y la paz, tan vigente hoy como cuando fue escrito.

imagen: Oleg Shcherbakov

"No está la felicidad en vivir, sino en saber vivir."
Diego de Saavedra Fajardo - diplomático y escritor español (1584-1648)


martes, 10 de mayo de 2016

Refugio necesario - esas personas imprescindibles

“El verdadero amor no es otra cosa que el deseo inevitable de ayudar al otro para que sea quien es.”
Jorge Bucay – psicodramaturgo, terapeuta gestáltico y escritor argentino contemporáneo 

Hay personas que viven con limitaciones, que sufren privaciones, que se ven marginados, vulnerables e indefensos, que quieren ser felices y no encuentran como, hay otras que por el contrario -aún en situaciones similares- pueden brindar una mano que sostiene, una palabra alentadora, compartir su lugar y su peripecia vital, y siempre tienen la capacidad de contener y brindarse a los demás.

Los hay tambien que en situaciones normales, se ven sorpresivamente expuestos a accidentes, pérdidas, enfermedades y se deprimen sin encontrar asideros para seguir adelante, y tambien en esos casos aparecen esas otras personas que dan lo mejor de sí, que con su calidez ayudan a restaurar heridas en los otros, que tienen la capacidad de acompañar, de arropar a quien lo necesita, espontáneamente sin esperar nada a cambio. 

El escritor, publicista y redactor contemporáneo Stephen Littleword las describe de ésta manera: 

"Algunas personas son un refugio, una casa. Casa donde descansan los pensamientos, donde no hay que calcular, medir, sopesar. Una casa donde puedes poner en pijama la mente, los reflejos y disfrutar de la calidez de una chimenea encendida, Es el corazón. Hay personas tan, tan cercanas que son casa, calor, chimenea encendida. ...".

A veces nos sentimos perdidos, desorienrtados, sin ánimo ni voluntad, y necesitamos de alguien que nos abrace, alguien cercano que nos escuche, nos ayude a reflexionar, a ver con claridad, nos permita tomar un descanso para recuperar fuerzas y nos aliente para seguir sin rendirnos.

Esas personas existen, tienen ese algo que las hace especiales, hacen magia, brindan apoyo y confianza, te tocan el corazón y ayudan a reconstruir los trocitos en que nos hemos convertido. Personas que te movilizan por dentro y te acarician el alma, que ayudan a transitar los avatares de la vida, dando esperanzas, logrando que olvidemos sinsabores y dolores.
"Quiero rodearme de gente que sepa tocar el corazón de las personas. Gente a quien los golpes duros de la vida les enseñaron a crecer con toques suaves en el alma."
Mario de Andrade - poeta, ensayista, novelista y musicólogo brasileño (1893-1945)

domingo, 8 de mayo de 2016

Perros y fotografías - expresión, emoción, necesidades, deseos

"Una fotografía es un secreto acerca de otro secreto: cuanto más cuenta, menos sabes."
Diane Arbus - fotógrafa estadounidense (1923-1971)

Nacida en Valencia Amparo Garrido vive y trabaja en Madrid, estudio Arte dramático, se dedicó al cine y desde 1986 a la fotografía habiendo ganado ese año el 3er. premio en el Certamen Nacional de fotografía ‘Los jóvenes vistos por los jóvenes’ del Ministerio de Cultura.

Transitando a través del psicoanálisis su pánico por los perros, y utilizando su pasión por la fotografía realizó en 1998 una serie de retratos en blanco y negro buscando la cualidad humana de los mismos, que se llamó ‘Sobre perros, la mirada y el deseo’. Luego publicó el libro ‘Soy tú’ con una especial visión del vínculo entre animales y humanos.









En el 2007 Garrido realizó un trabajo similar con retratos de gorilas, ‘De lo que no puedo hablar’, en una aportación a la fotografía de animales. Otros trabajos suyos han sido las series ‘Ventanas, papeles y el hombre del saco’, ‘Vacaciones en el mar’ entre otros, realizando exposiciones grupales y en solitario, participando sus obras de colecciones públicas y privadas.

En cuanto a las fotografías, todos sabemos que la relación entre perros y humanos existe, el perro es sensible, entiende  y a través de los ojos, las orejas, la boca, trasmite y es capaz de hacerse entender, mostrando sus deseos y necesidades, y en éste trabajo estupendo queda demostrado.

http://www.amparogarrido.com/

"Todo el conocimiento, la totalidad de preguntas y respuestas se encuentran en el perro."
Franz Kafka - escritor checo (1883-1924)