"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

viernes, 29 de abril de 2016

'Aquel puerto solo' - Teresa Aburto Uribe, ... cuando en la poesía hablan los recuerdos del corazón

"La poesía no quiere adeptos, quiere amantes."
Federico García Lorca - poeta y prosista español (1898-1936)

Nacida en Puerto Montt, Chile en 1965, emigrada a Argentina en el período de la dictadura en su país, vivió en Puerto Madryn hasta que en el año 2002 regresó a su patria, tal la reseña brevísima de la vida de Teresa Aburto Uribe, una escritora joven que descubrió su vocación desde las etapas escolares. Ha escrito poemas y participado en diferentes concursos literarios. En 1994 escribió su primera novela titulada ‘Las fronteras del corazón’. Toda su producción se mantiene inédita.

El poema que comparto a continuación: ‘Aquél puerto solo’ participó en el año 1991, del certamen ‘Corona al poeta’ dentro de las fiestas del Eistedvod en Chubut quedando en el 3er. lugar entre 143 participantes.

Aquel puerto solo
que me recibió una noche
sin luna y sin estrellas,
que me cantó con sus olas
una canción de espuma,
y enjugó las lágrimas
de la distancia y el reencuentro.


Aquel puerto solo
que conoció mis diez años
llenos de dudas y preguntas,
que acunó en su mar
mis tardes de nostalgias
que acarició mis noches
con el rugir de sus aguas.

Aquel puerto solo
es mi puerto de hoy,
es el Madryn que me viste
de mar y de cielo,
que me retiene en sus entrañas
y me acuna en su suelo,
que me da caricias de arena
y me cobija en la bruma,
que me ató a su golfo
y a sus estrellas una a una,
que me quitó el acento
para que hable su idioma,
que me enseñó la poesía
para quedar en la memoria
de quienes vienen y se van
y no saben contar su historia.
… …

Un bello poema que recoge sus recuerdos del lugar que la recibió siendo niña y donde vivió un extenso período de su vida, una forma de dejar hablar al corazón. Una escritora que hay que conocer.

Espero lo disfruten como lo he hecho yo.

imagen: Puerto Madryn, Argentina

"La poesía tiene que ser humana, Si no es humana no es poesía."
Vicente Aleixandre - poeta español (1898-1984)

jueves, 28 de abril de 2016

El maltrato del idioma - Hablamos mal y escribimos peor

“La decadencia del lenguaje no es tanto una enfermedad cuanto un síntoma. Se estanca el agua de la vida. La palabra tiene todavía significación pero no sentido. […] Es incapaz de poesía, ineficaz para la oración. Los placeres groseros sustituyen a los del espíritu.”
Ernst Junger – escritor, filósofo, novelista e historiador alemás (1895-1998)

Cada vez utilizamos menos palabras, las abreviamos, las escribimos mal, la ‘h’, por aquello de que no tiene sonido, es olvidada, las ‘b’ y ‘v’ pocos recuerdan en que palabras ubicarlas, y la ‘w’ se usa donde debería usarse la sílaba ‘gu’, los acentos y signos de admiración o interrogación muchas veces faltan, y los signos de puntuación, comas y puntos se usan poco o se colocan en el lugar equivocado, sin que eso signifique el menor remordimiento para aquellos que lo hacen.

Las nuevas tecnologías imponen la brevedad en las comunicaciones, la incorporación de los signos matemáticos como + y – en lugar de las palabras, o los emoticonos para indicar alegría, tristeza, sorpresa o enojo, y tal vez algo de todo eso estaría influyendo en el empobrecimiento y mal uso que hacemos del idioma, pero sobre todo y sin darnos cuenta vamos poniendo límites a la expresión cabal del pensamiento, las emociones y los sentimientos mediante las palabras.

El pequeño ejemplo atribuido al escritor Julio Cortázar que les dejo, no es el único aplicable al tema, es conocido, hasta risueño, y vale la pena recordarlo, ya que se refiere al uso de la coma y queda claro que según donde la pongamos o dejemos de hacerlo puede resultar una frase de contenido ambiguo o cambiar radicalmente su significado.



El valor de una coma

Lean y analicen la siguiente frase:
‘Si el hombre supiera realmente el valor que tiene la mujer andaría a cuatro patas en su búsqueda.’
Si usted es mujer, seguramente ha colocado la coma después de la palabra ‘mujer’.
Si usted es hombre, seguramente ha colocado la coma después de la palabra ‘tiene’.
… …

El buen manejo de la lengua refleja un cierto grado de cultura, pero hablar o escribir mal no es exclusivo de ignorantes, todos podemos en ocasiones equivocarnos, pero el error aparece en todos los niveles de la sociedad e incluso en profesionales, personas en cargos de jerarquía, y lo vemos hasta dentro del periodismo.

Tal vez las nuevas generaciones han adoptado características pretendidamente modernas en la manera de hablar y escribir, quitando importancia a lo que si la tiene, y el idioma ha entrado en una decadencia similar a la que la misma sociedad sufre, perdiendo vocabulario y fluidez, donde influyen el snobismo de algunos y sin duda la pérdida del interés y costumbre de leer de otros muchos.

Es claro que el idioma evoluciona y su enseñanza y aprendizaje acompañan y se adecuan en cada época, pero el uso errático de tildes y comas, -que sin duda hacen la diferencia entre dos puntos de vista-, el empobrecimiento notorio que sufre actualmente la lengua es mucho más que lo que las modas y las nuevas formas de comunicarse justificarían.

“Sentiremos mejor lo que sentimos, pensaremos mejor lo que pensamos, cuanto más profunda y delicadamente conozcamos sus fuerzas, sus primores, sus infinitas aptitudes para expresarnos. […]  La lengua no sirve solamente al hombre para expresar alguna cosa, sino también para expresarse a si mismo.”
Pedro Salinas – escritor español (1891-1951); Defensa del Lenguaje

miércoles, 27 de abril de 2016

El coraje de vivir - ... descubriendo nuestras fuerzas y capacidades

“La mayoría de nuestros obstáculos desaparecerían si en lugar de acobardarnos ante ellos nos decidiéramos a caminar con valentía a través de ellos.”
Orison Sweet Marden -  autor y escritor motivacional estadounidense (1850-1924)

Vivir implica en muchas oportunidades riesgos y consecuentemente miedos, frente a situaciones que tenemos que enfrentar, nos angustian y que no siempre sabemos como resolver. sin embargo debemos separar aquellos hechos en los que el coraje se impone y que generalmente esperamos ver en personas dedicadas a tareas como bomberos o rescatistas, entrenados para ello o esos otros temores que tienen que ver con la vida cotidiana y que sin ninguna duda nos condicionan como es el que sentimos frente a la enfermedad, a emprender tareas para la que no sabemos si nuestras fuerzas serán suficientes, o simplemente a la inseguridad ciudadana presente en las calles de cualquier parte del mundo.

Cada persona es única y sus vivencias son intransferibles, por lo tanto cada uno debe reconocer y enfrentar sus temores desde su propia perspectiva, como algo personal que se debe transitar en solitario, y en cuyo camino podremos descubrir nuestro propio potencial, haciéndonos cargo de los desafíos y responsabilidades que significa vivir, descubriendo que podemos hacer, soportar y lograr mucho más de lo que nosotros mismos suponíamos.

Superar miedos y conflictos nos ayudan a madurar y crecer, el premio a ese esfuerzo es el privilegio de estar vivos, conscientes y sentirnos satisfechos de tener el control de nuestra  vida. Alguien dijo que, ‘el miedo es una reacción y el coraje una decisión’, y ciertamente el miedo es una emoción y la valentía una habilidad mental, no nos asustemos por sentir miedo, es la reacción natural del ser humano pretendiendo defenderse de aquello que siente como una amenaza, pero decidir con valentía hacer lo necesario para que ese miedo no nos inmovilice, es fundamental.

Frente a la enfermedad consultaremos al médico, ante una tarea para la que no nos sintamos competentes nos capacitaremos, salir diariamente a la inseguridad en las calles hará que tomamos precauciones y cuidados, e igualmente ante otras circunstancias que se nos presenten buscaremos los recursos necesarios para salir adelantre, lo peor que podemos hacer es dejar que el temor nos impida continuar con nuestra vida avasallando las posibilidades de ‘hacer’, quedándonos estancados.

Cualquier momento es el adecuado para comenzar el proceso, en la medida en que lo hagamos nos sentiremos más seguros y aunque los temores aparezcan sólo debemos tomarlos como un alerta, y al mismo tiempo un acicate seguros que podremos encontrar la fuerza y valentía necesarias para resolver esos miedos.

Dice un proverbio que 'El miedo hace al lobo más grande de lo que es', podemos lidiar con el miedo si nos lo proponemos, tal vez si nos permitimos volver a ser niños, dando paso a la curiosidad, tratando de descubrirnos a nosotros mismos, confiando en nuestras fuerzas, talentos y capacidades.

imagen: Gabor Dvornik

“La inacción alimenta la duda y el miedo, la acción genera confianza y coraje. Si quieres vencer el miedo, no te sientes en casa y pienses en ello, sal y ponte a trabajar.”
Dale Carnegie – empresario y escritor estadounidense (1888-1955)

martes, 26 de abril de 2016

Hasta cuando? ... - cuando vivimos de espaldas a nosotros mismos

“Cuando uno no vive como piensa, acaba pensando como vive.”
Gabriel Marcel – filósofo, dramaturgo  y crítico francés (1889-1973)

Vivimos en una sociedad cada vez más enferma, donde las conductas que podríamos considerar ‘normales’ se distorsionan, exigidos por múltiples obligaciones, cumpliendo con trabajos que no nos gustan, o en ambientes familiares donde las relaciones son inadecuadas o agresivas, y así vamos llevando el tiempo acostumbrándonos a lo que no debiéramos tolerar, sin darnos cuenta del daño que a todo nivel eso nos produce.

Pero no debemos caer en el razonamiento simple y facilista de decir que –sólo de nosotros depende cambiar tales situaciones-,  porque no depende únicamente de nuestra voluntad, muchas veces estamos atados a responsabilidades familiares, sin importar cuál sea nuestra posición como padres o hijos, somos responsables de situaciones económicas que no podemos desatender, obligándonos a mantener relaciones laborales que nos disgustan, o  estamos dentro de una relación familiar que nos desgasta de la que no nos podemos liberar creyendo así beneficiar a los hijos.




Cada uno sabrá que condicionamientos están presentes en su situación personal, y más allá de los libros que leamos, de las recetas que nos den, de los condicionamientos individuales, el límite hasta donde nos permitimos llegar lo ponemos nosotros, sin olvidar que vivir situaciones difíciles repetidas en el tiempo produce un acostumbramiento en el que sin querer nos vamos abandonando, porque como alguien dijo, no siempre las cosas son fáciles de resolver y soplar ‘no siempre es hacer botellas’.

La sociedad nos quiere convencer que la vida es maravillosa, aunque parezca una utopía, tal vez llegar a la felicidad implica transitar caminos que no son fáciles, hay que esperar el momento oportuno para que los cambios necesarios puedan hacerse realidad, y ahí si –sólo de nosotros depende- el darnos cuenta cuando es el momento en que no debemos seguir sometidos a lo que nos hace mal y si estamos frente a la oportunidad de poner un alto, cuando ya hemos tolerado más de lo deseable, cuando no podemos seguir sometiéndonos a ese vapuleo de nuestra dignidad.

Los tiempos, las decisiones, los límites hasta donde llegamos y cuando no debemos seguir permitiendo que el egoísmo ajeno nos maltrate, los ponemos nosotros y como cada casa y cada vida es un mundo diferente, cada uno sabrá hasta cuánto está dispuesto a soportar y cuanto y cuando puede arriesgar de hacer esos necesarios cambios para poder instalarse en ese mundo ideal, que no siempre conseguimos alcanzar a pesar de los intentos.

Una cosa sí es clara, no existen recetas mágicas, los psicólogos darán guías para orientarse, pero los demás no podrán hacer por nosotros lo que nosotros mismos no estemos dispuestos a hacer, no vivamos de espaldas a nosotros mismos, no esperemos tocar fondo o sufrir el cimbronazo de una situación límite, no caigamos en los extremos de la tolerancia o la intransigencia total, el hasta cuando es exclusivamente nuestra decisión, el tomarla o no es la diferencia entre vivir o sólo existir.

“Si es un deber respetar los derechos de los demás, también lo es el defender los propios.
Herbert Spencer – naturalista, filósofo, psicólogo, antropólogo y sociólogoi ingles (1820-1903)

sábado, 23 de abril de 2016

Comunicados o conectados? - paradoja de éstos tiempos

"Las tres enfermedades del hombre actual, son la incomunicación, la revolución tecnológica y su vida centrada en su triunfo personal."
José Saramago - escritor, periodista, novelista, poeta y dramaturgo portugués, Nobel de Literatura 1998 (1922-2010)

La tecnología –en los tiempos actuales-, está más presente que nunca, evoluciona con muchísima rapidez y nos permita acceder a información de todo tipo, contactarnos con personas al otro lado del mundo al instante y tener al alcance de la mano  lo que necesitamos sin restricciones de horarios los 365 días del año.

Sin embargo, estamos realmente comunicados?, tal vez tanta facilidad para alcanzar conectarnos con lo que tenemos lejos, nos ha hecho dependientes de esa tecnología, que los aparatos –tablets, notebooks, celulares-, e internet nos proporciona y paradójicamente nos ha ido aislando sin darnos cuenta, -cada vez más-, de lo que nos rodea en la cercanía, perdiendo el contacto humano que termina haciéndose más distante cada día.

El siglo XXI nos mantiene inmersos en una suerte de vorágine de la que no nos damos, o si nos la damos somos incapaces de hacer un cambio que nos permita volver a aquél relacionamiento cara a cara, donde la cercanía con la familia y los amigos es reconfortante, donde nos podemos abrazar y sentir la calidez de una mano. Hoy estamos, … pero no estamos, la atención está dispersa y la abrumadora posibilidad y variedad de formas de conectarnos con el mundo nos hace perder la indispensable comunicación real, esa que es tangible, en un lugar físico, que realmente nos une.




El spot publicitario que comparto, 'Comunicación real', es muy reciente y sin embargo ya se ha viralizado en las redes, del director José Cicala, con el ánimo de hacer tomar conciencia, actuado por los actores Guillermo y Nicolás Francella y auspiciado por la firma Key Bizcayne, nos muestra la incongruencia de cómo actuamos, invitándonos a pensar.

El escritor Jorge Luis Borges, en su ‘Del rigor en la ciencia’ ejemplifica maravillosa y claramente sobre lo que nos sucede hoy.

"En aquel Imperio, el Arte de la Cartografía logró tal Perfección que el Mapa de una sola Provincia ocupaba toda una Ciudad, y el Mapa del Imperio, toda una Provincia. Con el tiempo, estos Mapas Desmesurados no satisficieron y los Colegios de Cartógrafos levantaron un Mapa del Imperio, que tenía el Tamaño del Imperio y coincidía puntualmente con él. Menos Adictas al Estudio de la Cartografía, las Generaciones Siguientes entendieron que ese dilatado Mapa era Inútil y no sin Impiedad lo entregaron a las Inclemencias del Sol y los Inviernos. En los Desiertos del Oeste perduran despedazadas Ruinas del Mapa, habitadas por Animales y por Mendigos; en todo el País no hay otra reliquia de las Disciplinas Geográficas."

Todos los extremos son perjudiciales, no confundamos el mapa con el territorio, la tecnología es un avance que no debemos ni podemos detener y agrega a nuestra vida en forma positiva, pero no por eso debemos volcarnos al individualismo y negarnos a ver la parte negativa, de la que creo todos somos conscientes pero nos dejamos llevar sin encontrar el equilibrio, usemos el sentido común, no podemos convertir en nuestra ‘realidad’ lo que sólo debiera ser un instrumento.

Aún estamos a tiempo, si tomamos conciencia de que el tiempo no se detiene, y que hay que utilizarlo bien, fijando prioridades, valorándolo en su justa medida y dando a la tecnología y la comunicación el sitio que corresponda, abierto a la primera sin perder el contacto humano, no caigamos en la incomunicación por querer estar conectados.

Video: machado cicala Morassut

"La comunicación es la capacidad de sentir el viento provocado por el aleteo de unos párpados."
José Víctor Martínez Gil - arquitecto, narrador, profesor mexicano contemporáneo
  

viernes, 22 de abril de 2016

'Tribunal de la Naturaleza' - ... cuando el planeta nos interpela

"Sabemos que la tierra no pertenece al hombre, que el hombre pertenece a la tierra. Lo que sucede a la tierra, le sucederá al hijo de la tierra, lo que el hombre haga a la vida, se lo hace a sí mismo."
Párrafo de la carta de un jefe Seattle, tribu Suwamish al presidente de Estados Unidos en 1854, de existencia no confirmada.

La tierra, es el planeta que nos contiene, nos sustenta, y nosotros empecinada e inconscientemente nos encargamos de estropear, destruir de manera continua, sin darnos cuenta cabal de que somos parte, pero no es nuestra propiedad, aquí estamos y seguiremos estando mientras tanto la naturaleza se degraga en nuestra manos.

El texto del escritor Eduardo Galeano del que les comparto un fragmento es una denuncia valiente que poéticamente nos hace reflexionar.



“¿Qué sería de nosotros si existiera de veras el “Juicio Final”? No el “Juicio Final” como me lo contaron en el catecismo cuando yo era chico, no, no ese, sino el juicio final que la especie humana merece, un juicio final con un tribunal de jueces con patas, con ramas, con picos, un “Tribunal de la Naturaleza” con hojas, con raíces; que nos acusen con sus ramas, con sus patas, con sus picos, diciendo:
–¿Pero en qué supermercado se compraron el mundo ustedes los humanos?
–¿Pero qué se creen que es esto?
–¿Qué dios o diablo les otorgó a ustedes el derecho de maltratarnos, el derecho de asesinarnos, de herirnos, de despreciarnos?
–Y, sobre todo, el título de propiedad del planeta, ¿quién se los dio? … “
… …

Una vez al año en un día como el de hoy, cada 22 de abril, recordamos el valor de tierra y la imperiosa necesidad de cuidarla, tal vez la naturaleza ya nos está interpelando a través de eventos –terremotos, desborde de ríos, huracanes, etc.-que suceden en diferentes partes del mundo y que deberían hacernos pensar en los cambios que hay que encarar si queremos tener un planeta que nos siga permitiendo vivir en él.

Tal vez es el momento de dejar de pensar en la naturaleza como algo exterior a nosotros, el humano, la sociedad toda debe buscar y encontrar equilibrios que lo armonicen con el medio ambiente,  … pensando en, que lugar queremos dejar para las futuras generaciones?.

"No gastes tu precioso tiempo preguntando "¿Por qué el mundo no es un lugar mejor?" Porque será una pérdida de tiempo. La pregunta que debemos hacernos es "¿Cómo puedo yo hacerlo un mejor lugar?" Esa pregunta sí tiene respuesta."
Leo F. Buscaglia – escritor y orador estadounidense (1924-1998)

jueves, 21 de abril de 2016

Mimo, títeres, marionetas - 'Il teatro dei piedi', un original espectáculo visual

“El arte de los títeres comprende muchas formas diferentes de operar, los que son a mano y las marionetas, junto con las personas disfrazadas de negro. Hay muchísimas técnicas diferentes y siento que podemos usarlas todas.”
Jim Henson – titiritero y productor televisivo estadounidense (1936-1990)

El teatro con marionetas, algo tan clásico en las artes escénicas, pero cuando está realizado con los pies, … pies que son especiales, se convierten en divertidos personajes, cada vez que se los agita en el aire, interpretando al ritmo de la música, pequeñas historias llenas de poesía y humor, donde esos pies con su expresividad, son protagonistas, adquieren identidad y vida.





Un magnífico trabajo en solitario, en el video que compartimos de la mano de Laura Kibel, una artista italiana de larga trayectoria, que demuestra gran creatividad y técnica, logrando con sus pies descalzos, mucho ingenio, gracia y encanto, atrapar al público, trascendiendo la frontera del idioma y donde la gestualidad con la música adecuada dan vida a los diferentes personajes, en un bello y original espectáculo visual para disfrutar a toda edad.

Video: Doménico Vitulli

“Nunca hagas hablar a un mimo. No se detendrá.”
Marcel Marceau – mimo y actor francés (1923-2007)
  

miércoles, 20 de abril de 2016

Problema o solución - ... de que lado estamos?

"La batalla de la vida no siempre la gana la persona más fuerte o la más ligera, porque tarde o temprano, la persona que gana es aquella que cree poder hacerlo."
Rudyard Kipling - escritor y poeta británico (1865-1936)

Cuántas veces nos quejamos sin hacer nada para encontrar una solución al problema del que nos quejamos?, iniciativas que no compartimos sin aportar alternativas, decisiones que no nos conforman a las que no buscamos otra salida, quedándonos exclusivamente en esa zona en la que la queja que no nos conduce a nada es la única manifestación, esperando que las soluciones sean aportadas por otros.

Hay personas con una mayor capacidad de iniciativa y otras que parecen no sentirse parte del grupo al que pertenecen, en cuyo caso sin darse cuenta están propiciando –al no aportar nada beneficioso-, convirtiéndose finalmente en parte del problema y no de la solución.


Ejemplo de esto es cuando en lo cotidiano frente a decisiones políticas que no compartimos hablamos y nos lamentamos pero en la oportunidad de poder decidir o votar por algo diferente no lo hacemos, igual sucede cuando discrepamos con alguna situación pero no hacemos nada por cambiarla y sólo miramos hacia el costado.

Muchas veces hablamos de la soledad y hasta marginación social que enfrentan los adultos mayores y sólo nos quedamos en el planteamiento pero no colaboramos para un cambio. Si bien es cierto que la vejez llega a veces acompañada de enfermedades que invalidan, otras veces puede permitir que se mantenga una actividad fructífera, de forma autónoma y una vida feliz.

Todos en algún momento hemos conocido proyectos de interrelación entre adultos mayores y personas jóvenes o niños y los beneficios de que así suceda, unos aportan su conocimiento y experiencia, los otros, manos ávidas y mentes abiertas a aprender, logrando juntos lo que la sociedad no consigue, tender puentes entre mundos separados.

Basta como ejemplo acercarnos a la cotidianidad de abuelos y nietos en una relación de beneficio mutuo. La vejez es, probablemente, la etapa de la vida sobre la que se habla con menos franqueza sin embargo se han realizado experiencias de relacionarlos con niños en situaciones de vulnerabilidad donde la soledad es el punto de unión y el resultado ha sido enriquecedor. 


Si aplicamos éstos criterios tal vez lograríamos hacer que lo que en un primer golpe de vista vemos como un problema, -soledad, aislamiento, ausencia de afecto, contención-, pueda modificarse, apelando a los recursos y capacidades que tenemos, dando el primer paso para ser parte de una solución que cambie las expectativas de vida para ambas partes.
Como en cualquier aspecto de la vida de nosotros depende decidir de que lado vamos estar si desde la crítica y la inacción o desde la iniciativa y la solución, -y para eso no cuenta la edad-, sólo hay que elegir si queremos ser parte del problema o de la solución.
Abandonemos la crítica destructiva y la indiferencia, recuperando la ilusión y la fé en el ser humano mejorando nuestra vida, sintiéndonos útiles, mejorando nuestra autoestima trasmitiendo valores, dando oportunidades a quienes no las tienen. Nos animamos a dar el paso?. 
"En un momento de decisión lo mejor que puedes hacer es hacer lo que tienes que hacer. Lo peor que puedes hacer es no hacer nada."
Theodore Roosevelt - historiador, naturalista, 26 Presidente de los Estados Unidos de América (1858-1919)

martes, 19 de abril de 2016

Temer al miedo - ... porque vivir con miedo no es vivir

“El amor ahuyenta el miedo y, recíprocamente el miedo ahuyenta al amor. Y no sólo al amor el miedo expulsa; también a la inteligencia, la bondad, todo pensamiento de belleza y verdad, y sólo queda la desesperación muda; y al final, el miedo llega a expulsar del hombre la humanidad misma.”
Aldous Huxley – Novelista, ensayista y poeta inglés (1894-1963).

El miedo es esa emoción que nos previene de los peligros que nos pueden amenazar, una de las emociones más primitivas, nuestra respuesta natural ante el riesgo. Es cierto que produce una sensación desagradable intensa, difícil de manejar, pero no debemos permitir que el miedo nos paralice, impidiéndonos vivir.

Les comparto un texto de la escritora dominicana Martha Rivera-Garrido, ganadora del Premio Internacional de Novela Casa de Teatro en 1997, que señala esos miedos que no sólo tienen que ver con grandes peligros, sino con las situaciones cotidianas que no nos atrevemos a transitar, pero que imaginamos imposibles de superar.

"Vivir con miedo, es una forma lenta de morirse todo el tiempo. Miedo de que la tormenta arranque de cuajo las copas de los árboles y el agua sideral nos arrastre fuera de esa órbita; de que el poema no reviente una pústula endurecida o simplemente no haga alma el amor; de que el vecino tropiece en las escaleras, del silencio llenándose de palabras que nunca se dirán. Miedo a la balanza, al plato vacío y también al lleno, a las cuentas sin saldar, a la madrugada de los pies fríos, a las manos del ladrón, a los pedazos de hierro calcinados, al dolor de tener una cabeza, a la niebla que anochece la noche sin remedio.

Miedo al espectáculo de las pozas resecas, al mástil que se dobla para no volverse a levantar, a la música que sólo suena detrás de las ventanas sin que otros la puedan escuchar. Miedo a los números enloquecidos en todas las fórmulas que aprendimos, en las leyes de Newton y de Boyle Mariott, en el principio de Arquímedes y en el integral disuelto en los relojes de arena. Miedo al café en las mañanas y a las hojas resecas en la taza del té. Miedo a la nicromancia, a la envergadura, al espasmo, a las alas atrofiadas o no. Miedo a que todo dentro de ti se derrame desde una sola burbuja de sangre, a que se detenga el latido, a la perístasis que sigue a los vientos del norte cortando tu respiración. 

Miedo a sonreír al extranjero, a enamorarte de quien no estás supuesto ni a mirar, a que se queme el pescado, se sale el arroz y se pudra la raíz de la azalea. Miedo de las líneas que eres atravesando un espejo, de la carne manida, de no querer querer, de no mojarte ni erigirte ni ordeñarte. Miedo a no sentir miedo, a ver vaciarse de papel todas tus cuentas, a equivocarte de manzana. Miedo a los vegetales mareados, a las costas embravecidas, a la incertidumbre de no saber qué pasará mañana con toda tu nostalgia. 

Miedo a estremecerte, a delirarte a romperte, a que las flores se marchiten y la memoria hecha olfato termine asfixiándote un pulmón. Miedo de tropezar, de gritar, de hacer la pausa, de dormirte sin saber si vas a despertar. Vivir con miedo es desvivir, es no vivirse, es una forma de morirse cada día, cada noche, cada reloj, cada apósito, cada ausencia, cada vez… sin redención".
... ...

Con gran riqueza expresiva, nos cuenta de sinsabores, incertidumbres algunas reales y otras imaginarias, en las que se va enredando el desarrollo de la vida que deja de serlo sin un motivo de peso que lo justifique, y como dice la autora  … ‘sin redención’, si no ponemos de nosotros para liberarnos de tantos temores irracionales, ellos terminarán manejando nuestra vida, expulsándonos de ella.


imagen: Artur Politov

“No temas ni a la prisión, ni a la pobreza, ni a la muerte. Teme al miedo.”
Giacomo Leopardi - Poeta y erudito italiano (1798-1837)
 

lunes, 18 de abril de 2016

Descubriéndonos - 'If', Rudyard Kipling, una introspección honesta de uno mismo

"El hombre nunca sabe de lo que es capaz, hasta que lo intenta."
Charles Dickens - escritor y novelista inglés (1812-1870)

Hay momentos en que debemos detenernos y buscar en nuestro corazón, ahondar en el alma, conocer nuestra esencia, en lo que necesitamos cuestionarnos sobre de que somos capaces, ese es el sentido del poema 'If' - 'Si', del poeta Rudyard Kipling, premio Nobel de Literatura de 1907, un poema profundo, simple, certero, intenso, que invita a la reflexión, bello y lleno de sabiduría, originalmente escrito en inglés, con giros y expresiones que no se utilizan en español y del que existen un sinnúmero de traducciones, que fue duramente criticado por el tambien poeta Pablo Neruda que en su libro 'Confieso que he vivido. Memorias', lo calificó de "..poesía pedestre y santurrona, precursora del Reader´s Digest, cuya altura intelectual no sobrepasa la altura de los zapatos del Duque de Alba. Con perdón del imperio Británico!." 

Personalmente no concordamos con el criterio de Neruda, por el contrario creemos que es un poema excepcional, un diálogo de padre e hijo, intentando descubrir la naturaleza del ser humano y trasmitir valores.





SI
Puedes conservar tu cabeza, cuando a tu rededor
todos la pierden y te cubren de reproches;
Si puedes tener fe en ti mismo, cuando duden de ti
los demás hombres y ser igualmente indulgente para su duda;
Si puedes esperar y no sentirte cansado con la espera;
Si puedes, siendo blanco de falsedades, no caer en la mentira,
Y si eres odiado, no devolver el odio, sin que te creas,
por eso, ni demasiado bueno, ni demasiado cuerdo.

SI
Puedes soñar sin que los sueños, imperiosamente te dominen;
Si puedes pensar, sin que los pensamientos sean tu objeto único;
Si puedes encararte con el triunfo y el desastre, y tratar
de la misma manera a esos dos impostores;
Si puedes aguantar que a la verdad por ti expuesta
la veas retorcida por  los pícaros,
para convertirla en lazos de los tontos,
O contemplar que las cosas a que diste tu vida se han deshecho,
y agacharte y construirlas de nuevo,
aunque sea con gastados instrumentos!

SI
Eres capaz de juntar, en un solo haz, todos tus triunfos
y arriesgarlos, a cara o cruz, en una sola vuelta
Y si perdieras, empezar otra vez como cuando empezaste
Y nunca mas exhalar una palabra sobre la pérdida sufrida!
Si puedes obligar a tu corazón, a tus fibras y a tus nervios,
a que te obedezcan aún después de haber desfallecido
Y que así se mantengan, hasta que en ti no haya otra cosa
que la voluntad gritando: persistid, es la orden !!?

SI
Puedes hablar con multitudes y conservar tu virtud,
o alternar con reyes y no perder tus comunes rasgos;
Si nadie, ni enemigos, ni amantes amigos,
pueden causarte daño;
Si todos los hombres pueden contar contigo,
pero ninguno demasiado;
Si eres capaz de llenar el inexorable minuto,
con el valor de los sesenta segundos de la distancia final;

Tuya será la tierra y cuanto ella contenga
Y -lo que vale más- serás un hombre hijo mío!
... ...

Una lectura conocida hace muchos años atrás y que aún hoy sigue atrapando nuestra atención, requiriendo la introspección honesta de uno mismo, planteando un desafío y al mismo tiempo una invitación a revisar conductas y moderar hábitos.

imagen: Hossein Zare

"Eres capaz de fijarte por ti mismo tu bien y tu mal y suspender sobre ti la ley de tu propia voluntad? Eres capaz de ser tu propio juez y el guardián de tu propia ley?"
Friedrich Nietzsche - filósofo, poeta, músico, filólogo alemán (1844-1900).

viernes, 15 de abril de 2016

Somos lo que somos - ... hagámonos cargo

“Lo que creemos de nosotros mismos y de la vida llega a ser nuestra verdad.”
Louise L. Hay – escritora y oradora estadounidense contemporánea

Mientras vivimos estamos inmersos en un proceso de evolución y aprendizaje continuo, que podemos encarar decididamente o estropear si permitimos que nuestras creencias, hábitos y miedos se conviertan en el mayor obstáculo de nuestra vida.

Somos sin duda el resultado de la forma, la sociedad, la cultura  y el ambiente en que fuimos educados y como crecimos, memorizamos conductas, actitudes, creencias, reacciones, hábitos, habilidades, recuerdos, respuestas y percepciones sin que nos demos cuenta y estamos condicionados por ellos, nuestro cerebro reacciona tal como fue programado.

Sin embargo más allá de saber y entender por qué y cómo 'somos lo que somos', podemos tratar de modificar esos patrones encontrando estímulos, fijando metas, impulsando formas de superar aquello que nos limite, siempre estamos a tiempo para creer en nosotros, querernos más, mejorar la autoestima, atreviéndonos a emprender nuevos caminos.

De nosotros depende que adoptemos la actitud que nos lleve a probar retos, aceptando el desafío de convertir ideas en realidades, aunque en ocasiones tengamos temores, arriesgando a enfrentar posibles fracasos, convencidos que podemos, y que si en el primer intento no lo logramos, lo volveremos a hacer.

Seamos creativos, innovadores, copiemos de los niños, no pongamos ni aceptemos límites a nuestro crecimiento, la vida implica ser, hacer, decidir, hagámonos cargo, desde iniciar una carrera profesional, pasando por formar una familia propia, hasta enfrentar situaciones del mayor compromiso a medida que crezcamos en edad.

Frente a una misma situación podemos reaccionar con recelo, desconfianza y dudas o tener una mirada abierta, confiada y positiva, recordemos que somos los dueños del presente y futuro, responsables de lo que hagamos con nuestra vida y de la felicidad que logremos alcanzar.

imagen: Paulo Abrantes

“Da tu primer paso con fe, no es necesario que veas toda la escalera completa, sólo da tu primer paso” 
Martin Luther King - pastor estadounidense de la iglesia bautista, activista por los derechos civiles, Nobel de la Paz en 1964 (1929-1968)