"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

sábado, 30 de noviembre de 2013

Fotografía digital - Cindy Grundsten y su personal estilo

"El arte es una acción del alma y no del intelecto"
Julia Cameron - fotógrafa inglesa (1815-1879)

Cindy Grundsten vive en Eskilstuna, Suecia y tiene dos hijos.

Desde el año 2007 trabaja con fotografía y manipulación fotográfica, es autodidacta y constantemente se actualiza y aprende, realizando trabajos comerciales para modelos, diseñadores, y personas interesadas.

Las imágenes valen más que las palabras para conocer su obra.








Sus trabajos son excelentes, uniendo fantasía y creatividad, verdaderas obras de arte que han recorrido el mundo.  Tiene un estilo sombrío y original con tonalidades amarillentas, rojizas y oscuras, además de utilizar elementos tales como globos, alas, mariposas, etc, que son sellos que la identifican.

Se pueden ver más de sus obras en su website:  www.cindysart.weebly.com

"La fotografía, como sabemos, no es algo verdadero. Es una ilusión de la realidad con la cual creamos nuestro propio mundo privado".
Arnold Newman -  fotógrafo estadounidense (1918- 2006)

Las dificultades - trampolín de los sueños


"No hay nada que pueda compararse con el valor de las gentes normales, cuyos nombres son desconocidos y cuyos sacrificios pasan inadvertidos"
Aung San Suu Kyu - política activista birmana contemporánea

Un ejemplo del que muchos habríamos de copiar cuando sentimos que las dificultades nos agobian. Su nombre es William Kamkwamba, nació en 1987, uno más entre los millones de niños pobres que viven en Malawi, uno de los países más necesitados de África, y como el mismo relata: “Antes de descubrir las maravillas de la ciencia yo era un simple granjero en un país de granjeros pobres, pero aquel año nuestra suerte se oscureció”...

Las dificultades a las que hace frente esa población cada día, simplemente para sobrevivir, son difíciles de imaginar en el primer mundo y aún en algunos otros sitios del mundo no tan privilegiados. La hambruna que asoló Malawi en el 2001 hizo que William tuviera que dejar la escuela. Sus padres no podían pagar la matrícula de acceso a la educación secundaria, se comía una sóla vez al día y los campos estaban secos. Un futuro difícil que no quiso aceptar.

Dejó la escuela, pero su deseo de aprender y educarse era grande, y siguió estudiando de forma autodidacta gracias a los libros que le prestaban en la biblioteca de la escuela.

Llegó a sus manos un libro llamado "Usando la energía", que describía cómo se podía obtener electricidad a partir del viento usando molinos eólicos. Para William, acostumbrado a una vida en Malawi donde sólo el 2% de la población tiene electricidad, aquello fue una revelación. Decidió emprender el proyecto de construir un molino para su aldea que sirviera para bombear agua del pozo (en lugar de transportarla a mano durante horas) y obtener así mejores cosechas de las huertas.

Recorrió los vertederos y reunió todo tipo de desechos, entre ellos el ventilador de un viejo tractor, los restos de una bicicleta, tuberías de plástico viejas... soldando con un trozo de alambre rígido calentado con fuego, ... mientras su familia y vecinos no lo tomaban en serio. William trabajó entre las risas de todos, pero no abandonó, a pesar de la dificultad.

Su primer molino tenía un aspecto estrafalario, y nadie pensaba que fuera a servir de mucho. William conectó la batería del molino a unos cables, y estos a unas bombillas (un artículo inusual en la aldea, ya que todo el mundo dependía de las lámparas de parafina para el alumbrado nocturno). Y cuando las bombillas se encendieron, las risas acabaron.
Con su primer aerogenerador, consiguió electricidad suficiente para cuatro bombillas, una radio y la recarga del único teléfono móvil de todo el pueblo. Era un gran avance, pero no era suficiente, siguió trabajando en el diseño de los aerogeneradores con el fin de construir suficientes para abastecer la aldea. aunque paradójicamente, seguía sin tener dinero para ir al colegio.

El molino atrajo curiosos y visitantes, entre ellos un periodista que publicó un reportaje sobre William. Tuvo tanto éxito fuera y dentro del país, que permitió reunir fondos para el proyecto de los aerogeneradores. Y para que William pudiera continuar sus estudios en un internado de la capital.

La historia del niño que construía molinos siguió expandiéndose, fue invitado a dar conferencias en diferentes lugares, donde aprovechó para difundir entre quienes le escuchaban las dificultades que atravesaba su país.

En Tanzania conoció a Tom Rielly, director de un instituto de tecnología sostenible. Rielly lo llevó en un gira por Estados Unidos, donde conoció a muchos inversores en alta tecnología que posteriormente contribuyeron a los planes de William para electrificar, regar, y educar a su pueblo, así como a pagar su matrícula en la prestigiosa Academia de Liderazgo Sostenible de África, en Johannesburgo, donde siguió estudiando.

En su aldea natal se siguen construyendo más molinos, que permiten que el agua se distribuya en las huertas y las condiciones de vida de sus habitantes mejoren. 

Todo esto empezó con una mente inquieta, un libro viejo, la capacidad de soñar y el deseo de aprender. Los libros, no siempre están disponibles. Pero las otras tres cualidades acompañadas de perseverencia, creatividad y talento son el mayor patrimonio de la humanidad, y se encuentran en todos los lugares de la tierra, en todas las razas, edades y sexos. No lo olvidemos.

Una valiosa historia de vida que merece ser compartida.

"Si tu llamas experiencias a tus dificultades y recuerdas que cada experiencia te ayuda a madurar, vas a crecer vigoroso y feliz, no importa cuán adversas parezcan las circunstancias".
Henry Miller - Escritor estadounidense (1891-1980)

viernes, 29 de noviembre de 2013

Juventud - un estado más allá de la edad cronológica

"En los ojos del joven arde la llama. En los del viejo brilla la luz".
Víctor Hugo -
poeta, dramaturgo y escritor francés (1802-1885)

Qué es ser joven ?, sólo son jóvenes quienes tienen determinada edad ?, medimos la edad por la cantidad de años vividos ?, O es algo más que eso?

Jóvenes son las personas que tienen entre 15 y 24 años según definición adoptada por la ONU en 1983 y aceptada universalmente. Es la etapa en que se construye una identidad, y se hacen definiciones a nivel afectivo, sexual, social, intelectual y físico.

Se establece que el joven debe estudiar divertirse y prepararse para algo…, es una etapa de espera y maduración para luego asumir los roles de adulto. La juventud es una construcción social, que se asocia a la formación de la sociedad moderna y que ha adquirido fuerza en las ultimas décadas.
 
Sin embargo hay personas jóvenes -abarcando aquí jóvenes y adultos jóvenes- que por su forma de ver la vida y su temperamento, parecen encontrarse a final del camino, prematuramente envejecidas.

Más allá del aspecto fìsico lo qué diferencia o iguala a jóvenes y viejos es el entusiasmo, la curiosidad, el deseo de emprender, experimentar nuevos caminos, retos y proyectos, es el deseo de soñar, amar, enfrentar con valor y optimismo lo cotidiano y mantener las ilusiones en un mundo cambiante y vertiginoso. Es la actitud frente a la vida y sus circunstancias lo que determina el comportamiento juvenil o de vejez.

Sentirse joven es desear una sociedad más incluyente, solidaria, justa y fraterna; es construir sueños y quimeras, cuestionar modelos establecidos y que no funcionan, proponer cosas, diferentes, sentir alegría, optimismo y vitalidad en lo que se hace, tener mente abierta y tolerante para respetar lo diferente. Es mantener viva y activa la curiosidad, entusiasmo e interés por explorar nuevos caminos y proyectos, saber disfrutar de la música, la lectura, la recreación o el compartir con quienes nos rodean y todo lo que resulte placentero, pero sobre todo conservar los recuerdos que serán fuente segura de la eterna juventud más allá de la edad cronológica.

Es desde el corazón que podemos determinar, quienes son viejos  por qué así se sienten, y quienes  independiente de los años vividos, disfrutan de una juventud prolongada. No importa que diga el documento de identidad ni cuantas lunas haya estado la persona en esta tierra, importa la actitud, las ganas de ser y hacer, de reir, abrazar y vivir.

Decide en que edad te sientes más cómodo, satisfecho y feliz, 18, 25, 37 ??? ... esa es tu edad, ... el resto, … es experiencia !!!

"Hay cuatro cosas viejas que son buenas: viejos amigos para conversar, leña vieja para calentarse, viejos vinos para beber y viejos libros para leer".
Émile A.Faguet  - ensayista y crítico literario francés (1847-1916)

jueves, 28 de noviembre de 2013

Embriáguense - el placer de la literatura

    "El hombre debe al vino ser el único animal que bebe sin sed".
    Plinio -  escritor latino, científico, naturalista y militar romano. (23-79)

    Hay que estar ebrio siempre. Todo reside en eso: ésta es la única cuestión. Para no sentir el horrible peso del tiempo que nos rompe las espaldas y nos hace inclinar hacia la tierra, hay que embriagarse sin descanso.

    Pero, ¿de qué? De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. Pero embriáguense.

    Y si a veces, sobre las gradas de un palacio, sobre la verde hierba de una zanja, en la soledad huraña de su cuarto, la ebriedad ya atenuada o desaparecida ustedes se despiertan pregunten al viento, a la ola, a la estrella, al pájaro, al reloj, a todo lo que huye, a todo lo que gime, a todo lo que rueda, a todo lo que canta, a todo lo que habla, pregúntenle qué hora es; y el viento, la ola, la estrella, el pájaro, el reloj, contestarán:

    "¡Es hora de embriagarse!"

    Para no ser los esclavos martirizados del tiempo,
    ¡Embriáguense, embriáguense sin cesar!
    De vino, de poesía o de virtud, como mejor les parezca. 
    ... 

    Charles Baudelaire, conocido como el "poeta maldito francés" debido a su vida de bohemia, excesos, adicción a las drogas y a la visión del mal que impregna su obra es autor de los poemas "Las flores del mal" publicado en 1857, una de las obras más importantes de la poesía moderna, con una estética nueva, donde la belleza y lo sublime surgen, a través del lenguaje poético, de la realidad más trivial y éste texto forma parte de él.
    Fueron considerados «ofensas a la moral pública y las buenas costumbres» y su autor  procesado. Sin embargo, ni la orden de suprimir seis de los poemas del volumen ni la multa que le fue impuesta impidieron la reedición de la obra, en 1861. En esta nueva versión aparecieron, además, unos treinta y cinco textos inéditos. 

    Fue para algunos la crítica y síntesis del Romanticismo, para otros el precursor del simbolismo. Los críticos coinciden al señalar que formalmente abrió el camino de la poesía moderna, oscilando entre lo sublime y lo diabólico, lo elevado y lo grosero, un espíritu nuevo, y precursor, en la percepción de la vida urbana.

    “Bebo porque tengo vergüenza”. “¿Vergüenza de qué?” ”Vergüenza de beber”  
    Antoine de Saint Exúpery -  escritor y aviador francés (1900-1944)  - de El Principito 

miércoles, 27 de noviembre de 2013

La Dama de Rangún - icono de la democracia

"Hay seres humanos que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida. Esos son los imprescindibles"
Bertolt Brecht  - dramaturgo y poeta alemán (1898-1956)

Una excepcional mujer de la que poco se habla, como poco conocemos en occidente de éste país asiático, Birmania, donde ella nació en la ciudad de Rangún en 1945. Su vida es un símbolo de la lucha pacífica por los derechos humanos y la libertad para su pueblo.

Aung San Suu Kyi hija del general Aung San, héroe de la independencia birmana, que murió asesinado cuando ella tenía dos años, se educó bajo la influencia de su madre, primero en Birmania y luego en India, combinando elementos de la tradición oriental budista, y la occidental, en especial la lengua inglesa.

Vivió en Oxford por 24 años, primero como estudiante, luego profesora, y tambien madre, ama de casa y esposa del especialista en estudios sobre el Tíbet y el Himalaya Michael Aris. Una vida de alegrías y tristezas cotidianas, en unas calles que no volvería a ver hasta 24 años después.
En 1988 regresó a Rangún para cuidar a su madre enferma y allí recibió el pedido de sus compatriotas de que encabezase el levantamiento contra la dictadura del régimen militar.

Birmania es un país arruinado por medio siglo de mal gobierno, tanto en economía como en educación y en sanidad, con un ejército aún muy afianzado, un mosaico étnico con tensiones étnicas y religiosas y con un vecino muy poderoso y autoritario, China.


Una mujer que afirma que la libertad política puede nacer de la libertad interna y espiritual, con un coraje, puro y simple. Ese valor, sin el que no hay libertad, una virtud escasa, valiosa y difícil. Especialmente difícil en los primeros años de arresto domiciliario, separada de sus hijos aún pequeños, aislada y aún sin haber experimentado la liberación interior que después le daría la meditación budista. Pero, como dice ella misma, “tiendo a ser testaruda".

En un Occidente que pierde poder relativo y un Oriente que está experimentando un poderoso renacimiento, dijo Rudyard Kipling autor inglés “hay Oriente y hay Occidente cuando una mujer fuerte se enfrenta a los generales y al mundo”.

Aung San Suu Kyi fue protagonista de una de las más apasionantes y trágicas historias de amor, detrás de la figura pública ésta mujer tuvo que elegir su país a costa de su familia. Fue su esposo quien llevó su caso a la Casa Blanca, la ONU, el Vaticano y el comité noruego del premio Nobel, para darle visibilidad a la causa de su esposa y evitar que la asesinaran.

"La dama de Rangún", "la orquídea de acero", ejemplo de perseverancia, una pequeña mujer de físico frágil como envoltura de una gran mujer considerada "preso de conciencia" durante tantos años, con una fortaleza inquebrantable, merecedora del Premio Nobel de la Paz que le fuera otorgado en 1991 y que pudo recién recibir "oficialmente" en el 2012 y de otros tambien importantes reconocimientos.

"Nunca en el campo de los conflictos humanos, tantos le debieron tanto, a tan pocos."
Winston Churchill - político y estadista británico (1874-1965)