"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

sábado, 30 de julio de 2016

Nosotros en el espejo - saber si somos, saber como somos

“Ni siquiera un espejo te mostrará a ti mismo si no quieres ver.”
Roger Zelasny – escritor estadounidense (1937-1995)

Querernos a nosotros mismos, aceptarnos y valorarnos es la intención que debe animarnos, sin embargo conseguir ese propósito no siempre es sencillo, fácilmente nos enojamos y nos cuesta disculpar nuestras equivocaciones, nos pedimos cuentas por lo que no logramos, nos paramos frente al espejo -que es mucho más que el objeto que nos da la posibilidad de coquetear- y caemos en el error de compararnos con otras personas.

Mantenemos una peculiar y compleja relación entre nosotros, la imagen que de nosotros tenemos, y la que vemos cuando la realidad nos hace detenernos, la que el espejo nos devuelve, esa que variará de acuerdo a nuestro estado de ánimo, que nos hará felices o nos disgustará, de la que estaremos satisfechos o nos frustará, nos ocasionará preocupaciones o nos liberará de ellas, y sin duda condicionará nuestra autoestima.

Y no sólo nos miramos cuando nos arreglamos, la imagen además de mostrarnos ojos nariz y boca, también será nuestro interlocutor, con ella discutiremos, esa proyección que de nosotros vemos reflejada, nos interpelará cuando cansados del trabajo diario nos miramos y vemos sólo ojeras, reiremos frente al espejo nuestras alegrías y lloraremos las angustias mientras nos peinamos.

Frente al espejo nos daremos ánimo antes de la entrevista de trabajo, e intentaremos encontrar los motivos por los que fracasamos en la cita que nos desvelaba, el espejo será quien escuche confesiones que a nadie más que a nosotros mismos diríamos y en lo que su imagen nos diga confiaremos cuando necesitemos afirmarnos para enfrentar un desafío. Y no es algo que sólo las mujeres hagan creyéndolo relacionado únicamente a la pretendida vanidad femenina, como dictan las reglas establecidas por la sociedad, tambien los hombres se miran al espejo cuestionándose mientras se afeitan, o cuando quieren afirmar su imagen. 

El hábito de pararnos ante el espejo viendo lo físico, nos lleva sin darnos cuenta a asomarnos al interior, sorprendiéndonos con lo que no vemos, con lo que nos ocultamos, y permite bucear en las virtudes, defectos, prejuicios, miedos e inseguridades que tenemos o creemos tener haciendo catarsis, recomponiendo los trozos para saber si somos, como somos y con confianza seguir adelante con una visión positiva.

“No debemos olvidar que lo que el espejo nos ofrece no es otra cosa que la imagen más fiel y al mismo tiempo más extraña de nuestra propia realidad.”
Ana Maria Matute - escritora española (1925-2014)

jueves, 28 de julio de 2016

Palabras con sabiduría - lecciones cotidianas de vida

"La vida de cada hombre es un camino hacia si mismo, el ensayo de un camino, el boceto de un sendero."
Herman Hesse - escritor, poeta, novelista y pintor alemán (1877-1962)

Nacida en 1956 en Estados Unidos, la escritora Regina Brett es autora de un texto que escribió a los 45 años de edad, con sus propias experiencia como madre soltera, sus vivencias de una infancia difícil y luego de haber superado el cáncer y que publicó en su columna en el periódico The Plain Dealer de Ohio según sus propias palabras.

Sus reflexiones o ‘Lecciones de vida’ fueron 45 inicialmente y unos años después se agregaron otras 5, se han difundido en las redes convirtiendo a la autora según sus propias palabras en una ‘leyenda urbana’, distorsionando su edad, envejeciéndola, lo que no quita mérito y sólo es anecdótico.




1. La vida no es justa, pero aún así es buena.
2. En caso de duda, simplemente da un siguiente pequeño paso.
3. La vida es demasiado corta para perder el tiempo odiando a alguien.
4. No te tomes tan en serio. Nadie más lo hace.
5. Liquida tus tarjetas de crédito cada mes.
6. No tienes que ganar cada discusión. Debes estar de acuerdo en no estar de acuerdo.
7. Llora con alguien. Alivia más que llorar solo.
8. Está bien si te enojas con Dios. Él lo puede soportar.
9. Ahorra para la jubilación comenzando con tu primer cheque de pago.
10. Cuando se trata de chocolate, la resistencia es inútil.
11. Haz las paces con su pasado para que no se arruine tu presente.
12. Está bien dejar que tus hijos te vean llorar.
13. No compares tu vida con la de los demás. No tienes idea de cómo es su travesía.
14. Si una relación tiene que ser secreta, mejor no tenerla.
15. Todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos. Pero no te preocupes, Dios nunca parpadea.
16. La vida es demasiado corta para llenarla de penas.
17. Puedes superar cualquier cosa si vives el presente
18. Un escritor escribe. Si quieres ser escritor, escribe.
19. Nunca es demasiado tarde para tener una infancia feliz. Pero la segunda depende de ti y de nadie más.
20. Cuando se trata de perseguir lo que amas en la vida, no aceptes un no por respuesta.
21. Enciende velas, utiliza sábanas bonitas, ponte ropa interior de lujo. No guardes nada para una ocasión especial. Hoy en día es especial.
22. Prepárate al máximo y déjate llevar por la corriente.
23. Sé excéntrico ahora. No esperes a ser viejo para serlo.
24. Recuerda que el órgano sexual más importante es el cerebro.
25. Nadie está a cargo de tu felicidad, excepto tú.
26. Enmarca todo supuesto “desastre” con estas palabras: “¿En cinco años esto importará?”
27. Elige siempre la vida.
28. Perdónale todo a todos.
29. Lo que otros piensan de ti, no es de tu incumbencia.
30. El tiempo cura casi todo. Dale tiempo al tiempo.
31. Por más buena o mala que sea una situación, algún día va a cambiar.
32.Tu trabajo no te cuidará cuando estés enfermo. Tus amigos y tu familia sí. Mantente en contacto.
33. Cree en los milagros.
34. Dios te ama por lo que Dios es, no por lo que hayas hecho o dejado de hacer.
35. Lo que no te mata en realidad te hace más fuerte.
36. Llegar a viejo es mejor que la alternativa… morir joven.
37. Tus hijos solo tienen una niñez. ¡Qué sea memorable!
38. Lee los Salmos. Ellos cubren cada emoción humana.
39. Sal a la calle todos los días. Los milagros están a la espera en todas partes.
40. Si juntáramos todos nuestros problemas y viéramos, a la vez, los de los demás, querríamos los nuestros.
41. No cuestiones la vida. Solo trata de sacar el máximo partido posible de ella.
42. Elimina todo lo que no sea útil, hermoso o alegre.
43. Todo lo que realmente importa al final es si has amado.
44. La envidia es una pérdida de tiempo. Tú ya tienes todo lo que necesitas.
45. Lo mejor está aún por llegar.
... ...

46. No importa cómo te sientas; levántate, vístete y preséntate.
47. Respira profundamente. Eso calma la mente.
48. Si no pides, no recibirás.
49. Cede.
50. La vida no está envuelta con un lazo, pero aún así es un regalo.
… …

Palabras que con la sabiduría de lo cotidiano nos ayudan a reflexionar sobre nuestra propia vida, sobre lo que sabemos pero muchas veces con el ajetreo diario, las ocupaciones y las preocupaciones postergamos, olvidando que los relegados somos nosotros; un texto conocido desde hace unos 25 años atrás que siempre es atractivo, estimulante, motivador y agradable releer.

imagen: Nicholas Javed

"Lo que importa verdaderamente en la vida no son los objetivos que nos marcamos, sino los caminos que seguir para lograrlo."
Peter Bamm - seudónimo de Curt Emmrich, médico cirujano y escritor alemán (1897-1975)

miércoles, 27 de julio de 2016

'Querer es poder' - cuando nos comprometemos, ... se puede

"Cuando menos lo esperamos, la vida nos coloca delante un desafío que pone a prueba nuestro coraje y nuestra voluntad de cambio."
Paulo Coelho - escritor brasileño contemporáneo

Cuando conocemos la historia de personas que se han atrevido a involucrarse y comprometerse para mejorar la realidad cotidiana de personas que viven en situaciones de exclusión, siempre resulta alentador, claro que cuando una de las características que hacen que la historia se despegue de otras, tiene que ver con que su protagonista sea un niño de corta edad la sorpresa es inevitable.

La historia de Ryan Hreljac, un chico canadiense nacido en 1991 ocurrió hace ya unos cuantos años atrás, pero eso no le quita el mérito, por el contrario es un ejemplo motivador a recordar en tiempos donde el afán de poder y los egoísmos propios son moneda corriente y las personas -aún la bien intencionadas- cuando no cuentan con los recursos adecuados abandonan las empresas que parecen más difíciles de concretar.

Lo cierto es que Ryan conmovido ante el relato de su maestra escolar cuando les habló de que en África poblaciones enteras vivían sin agua en condiciones tales que muchas personas –adultos y niños-, morían por ese motivo mientras él sólo debía abrir una canilla en su casa para tener cuanto quisiera o necesitara, tuvo la inquietud de saber cuanto costaría cambiar esa situación, a lo que su maestra respondió diciendo que existía una organización llamada 'WaterCan' que se dedicaba a hacer perforaciones con tal fin pero tenían un costo considerable.

En su casa el niño le pidió a su madre para comprar un pozo para los niños africanos, mientras que su mamá le dijo que debía ganarse él mismo el dinero necesario razón por la cual le dio tareas para colaborar en su casa por las que le compensaba con dinero que iban guardando con ese fin, pero el costo era más alto de lo previsto por lo que sus hermanos, amigos vecinos contagiados con el entusiasmo del niño comenzaron a colaborar y luego de un tiempo consiguieron reunir los U$S 2.000 con que pagar por el pozo a WaterCan.

Enero del 99 vió la perforación de un pozo en un pueblo al norte de Uganda., luego se construyó otro pozo en Angola y a partir de ese momento los niños de la escuela donde concurría Ryan comenzaron a escribirse con los niños de la escuela que estaba próxima a ese pozo en África, desde entonces no se ha detenido la recaudación de fondos y la búsqueda de apoyos.

La correspondencia inicial entre escolares hizo que Ryan conociera a Akana; un chico que luchaba por estudiar cada día, sintiéndose cautivado por él y pidió a sus padres ir a conocerle. Con un gran esfuerzo económico los padres pagaron un viaje a Uganda y Ryan en el año 2000 con 9 años de edad llegó al pueblo donde se había perforado su pozo. Cientos de niños de los alrededores lo esperaban coreando su nombre.

- ¿Saben mi nombre? preguntó Ryan a su guía
-Todo el mundo a 100 kilómetros a la redonda lo sabe, le respondió.

En la actualidad Ryan Hreljac tiene su propia fundación y llevan más de 400 pozos realizados en África, según datos tomados en el año 2010. Una historia real de un niño sensible a las penurias de otros niños, que pudo llevar agua a cientos de miles de personas, que con decisión y voluntad pudo hacer realidad lo que adultos con poder y posiblidades no hacen por indiferencia o desinterés. 

Un ejemplo válido de perseverancia, de que cuando existe un propósito y existe el compromiso, 'querer es poder' es una máxima que se cumple, y -sin importar cuanto tiempo haya pasado-, una historia que debiera ser replicada, donde queda clara la empatía y solidaridad necesarias para hacer de éste un mundo mejor, más humano, menos cruel, donde las desigualdades se emparejen para que todos puedan tener una vida digna.

imagen 1: bomba manual para extraer agua
imagen 2:  Ryan Hreljac

"No nos atrevemos a muchas cosas porque son difíciles, pero son difíciles porque no nos atrevemos a hacerlas."
Lucio Anneo Séneca - filósofo, político, orador y escritor romano (4 a.C.-65 d.C.)

sábado, 23 de julio de 2016

Personas bellas - ... la sabiduría que da haber transitado el dolor

"Vivir es sufrir, sobrevivir es encontrar significado al sufrimiento.",
Friedrich Nietzsche -  filósofo, poeta, músico y filólogo alemán (1844-1900) 

Dicen que vivir sería una tarea fácil si no nos encargáramos de complicarlo nosotros mismos, viendo dificultades donde no las hay, dando importancia a cosas y situaciones que no la tienen, abandonando lo que buscamos sin darnos tiempo a pensar, tomar aliento y recomenzar.

Sin embargo por mucho que tratemos de evitarlo la vida es una sucesión de momentos y circunstancias que se van alternando unos buenos y otros no tanto, en los que perseguimos nuestros sueños, que a veces no llegamos a alcanzar, hacemos proyectos que se frustran por razones ajenas a nuestra voluntad y en ese quehacer cotidiano sufrimos, nos enojamos, y nos endurecemos o nos quebramos dependiendo de la fortaleza de carácter que cada uno logre tener.

Tal como señala la psiquiatra y escritora experta en duelo Dra. Elizabeth Kübler-Ross:


“…las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la pérdida, y han encontrado su forma de salir de las profundidades. Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una comprensión de la vida que los llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada.”
… …

Tenemos que saber que nada asegura el éxito de las cosas que nos proponemos hacer, no da seguridades de obtener lo que ansiamos, aunque pongamos para ello lo mejor de nuestro empeño, compromiso y saber, y debemos estar dispuestos a lo que la vida proponga, algunas veces reiremos, otras nos sentiremos tristes, no escaparemos a las decepciones o la soledad, tendremos oportunidades y también tropiezos.

Las vivencias buenas o malas, nos darán experiencia, formarán el carácter, y aunque queden cicatrices, reconocer los errores, ponernos nuevamente en pie, reconstruyendo sin victimizarnos y recomenzar tratando de transformar la adversidad, será un ejercicio al que tendremos que estar abiertos.

Derrotas, luchas, sufrimientos, harán de nosotros –como señala Kübler-Ross-, personas mejores, comprensivas, sensibles, humildes, amorosas, fortalecidas con la sabiduría que da el haber transitado el dolor, mirando la vida desde una nueva perspectiva, despojadas de egoísmos, … felices.

imagen: Laura Parente

“Todo el mundo está lleno de sufrimiento, también está lleno de superación.”
Helen Keller – escritora, oradora, activista política, sordo-ciega (1880-1968)

jueves, 21 de julio de 2016

Pecas y arrugas - ... el amor ayudando a crecer

"En cada niño nace la humanidad."
Jacinto Benavente - dramaturgo, director, guionista y productor de cine español, Nobel de Literatura en 1922 (1866-1954)

Las rivalidades, las burlas así como los afectos están presentes en la relación que los niños pequeños mantienen con otros niños y si bien es cierto que todos desde pequeños tenemos determinados rasgos que nos caracterizan, no es menos cierto que los chicos son el producto del entorno que les rodea, son influenciables y por tanto repiten conductas copiadas de los adultos.

Ellos no miden lo que dicen o hacen, ni el daño que pueden causar con sus espontáneas actitudes, a veces resultado de rivalidades, otras una manera de llamar la atención, sólo piensan en hacer o conseguir lo que quieren, y a su corta edad no tienen la capacidad de ponerse en el lugar del otro, por lo que padres y educadores son quienes responsablemente tienen que trasmitirles valores, indicando límites y sobre todo el amor con que afirmar su crecimiento de manera positiva.

El brevísimo relato que les dejo, ejemplifica con sencillez, casi con ingenuidad, esas burlas tan comunes entre niños en las que la diversión está en reírse del diferente aunque sin tomar en cuenta el dolor ocasionado a quien es objeto de la misma.

Un día que estaba en el zoológico, ví a una abuela con su nieta, cuyo rostro estaba salpicado de "pecas rojas y brillantes" ... Los niños estaban esperando a que un artista pintase sus caritas con patitas de tigre.



-Tú tienes tantas Pecas que él no va a tener donde pintar- le grito un niño de la fila en tono burlón
La niña bajó la cabecita ... la abuelita se agachó y le dijo: 
-Adoro tus pecas...
-¡Pero yo las detesto! -respondió la niña
-Cuando yo era niña, siempre quise tener pecas- le dijo, pasando el dedo por la cara de la nieta.- ¡Las pecas son tan bonitas!
La pequeña levantó el rostro:
-¿Tú crees que lo son?
-Claro,dijo la abuela. ¿Quieres ver? Dime una cosa más bonita que las pecas.
La pequeña, mirando el rostro sonriente de la abuelita, respondió:
-¡Las arrugas!
… …

Lejos estamos de pretender extendernos sobre los niños y las características que presentan durante el crecimiento en sus primeros años y sus iniciales contactos fuera del hogar, así como pautas para tratarlos por parte de quienes los rodean desde el punto de vista psicológico o educativo, sólo lo hacemos a modo de reflexión y comentario personal.

Algunos niños son dóciles, otros más inquietos, algunos son dulces, otros más traviesos, algunos tienen sus peculiaridades pero para todos la ternura, el amor y el ejemplo con que son criados son el ingrediente principal con que nutrirse, tal como en éste cuento, pueden hacer que el niño se sienta querido y valorado logrando que las diferencias no existan, que los ‘defectos’ no sean tales, que el gordito, el pecoso o el que usa lentes sean iguales, que las bromas y el juego no lastimen, permitiendo relaciones sanas y adultos luego con vidas felices.

"El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde."
Gabriela Mistral - seudónimo de Lucila de María Godoy Alcayaga, poeta y educadora chilena (1889-1957)

miércoles, 20 de julio de 2016

Afectos y amistad - un especial vínculo de confianza y lealtad

"Hay amistades hechas de risas o dolores compartidos; otras de horas de escuela; otras de juegos de juventud, salidas, cines o diversiones; otras de un momento clave vivido en coincidencia...; y luego están aquellas que nacen sin saber por qué... incluso de silencios comprendidos, o de simpatía mutua sin explicación"
Antoine de Saint Exupery – escritor y aviador francés (1900-1944)

Nacemos, crecemos, vivimos y nos relacionamos con nuestro entorno, al inicio con la familia cercana a la que se van agregando las relaciones estudiantiles, luego las del trabajo que tengamos y en ese camino van surgiendo –a veces sin saber bien de que forma- los amigos, esas personas especiales con las que sentimos que el vínculo es diferente.

Con algunas mantendremos contactos más cercanos, otros serán a distancia, algunas permanecerán para siempre, otras irán quedando en el camino, lo que si es seguro es que la relación de amistad será fundamental para desarrollarnos como personas, tan necesaria como nuestra propia familia, son un regalo que la vida nos va dando para interactuar, apoyarnos y crecer.

Poetas, filósofos y músicos han escrito sobre la amistad, ese vínculo de afecto diferente y único que nos permite compartir, nos hace solidarios, nos une en alegrías y tristezas, hace que busquemos acuerdos cuando aparecen diferencias, que se basa fundamentalmente en la confianza mutua,  al que debemos lealtad, que debemos alimentar y respetar.

Ser amigo exige sinceridad, acompañar sin egoísmos, ser paciente y al mismo tiempo poder opinar libremente cuando no estamos de acuerdo en algo para corregir errores aceptándolo con generosidad, es aceptar, comprender, sin ocultos intereses, es saber escuchar y también estar dispuestos a perdonar.

Muchas veces escuchamos aquello de ‘… porque es tan difícil tener buenos amigos?, será que no los sabemos elegir?’. Sin duda es un vínculo de especial afecto y comprensión profunda, que ha de ser recíproco para que sea real y duradero, que debe ser inculcado en los niños, que necesita nutrirse de manera permanente por todas las partes para que se fortalezca con intereses y propósitos comunes enriqueciéndonos, es darse poniendo el corazón.

“La única manera de poseer un amigo es serlo.”
Ralph Waldo Emerson – poeta y pensador estadounidense (1803-1944)

martes, 19 de julio de 2016

Ser o parecer - una compleja disyuntiva

“En las grandes cosas los hombres se muestran como les conviene mostrarse. En las pequeñas como son.”
Nicolás de Chamfort – seudónimo de Sébastien-Roch Nicolas moralista francés (1741-1794)

Partiendo de la frase dicha en público por el emperador romano Julio César con respecto a su esposa Pompeya, “No basta que la mujer de César sea honesta, también tiene que parecerlo”, al ordenar el divorcio, deberíamos tener claro que el verbo ser es el que –en el idioma español-, utilizamos para definirnos a nosotros mismos como tales y el verbo parecer para señalar aquello que tiene similitud con otra cosa, puede asemejarse, pero no es igual.

Asumiendo que esto es más que un juego de palabras, concluiríamos que no alcanza con ser bueno, honesto, responsable, bien intencionado, sino que además hay que parecerlo para evitar malos entendidos y desconfianzas innecesarias que socavan la confianza de quienes son observadores sobre las acciones y actitudes de otros que son observados.

Sin embargo muchas veces las circunstancias nos ponen en el lugar opuesto al anteriormente señalado, … y quien no se ha sorprendido en algún momento ante actitudes de personas en las que confiábamos que demuestran lo contrario de lo que creíamos y peor aún de lo que aparentaban.

Bastaría con mirar para ver cuántas situaciones existen: el estudiante que engaña diciéndose dedicado al estudio y no es tal; el empresario que aparenta dar condiciones laborales que realmente no proporciona; los obreros que dando una imagen de cumplimiento en realidad sólo aportan una menguada producción; el gobernante que diciendo mejorar las condiciones de quienes le eligieron para ocupar ese lugar, sólo se ocupa realmente de su propio beneficio y tantos otros ejemplos similares.

Ante la realidad que nos decepciona, tenemos que cuestionarnos si Julio César tuvo razón con su célebre frase cuando por el contrario es la apariencia lo que se impone, en ésta sociedad donde la hipocresía es moneda corriente, y cabe recordar el cuestionamiento que el pintor belga René Magritte plantea en su cuadro, representando una pipa, que debajo tiene la frase que da nombre a la obra e indica ‘Esto no es una pipa’, aludiendo inequívocamente a que sólo es la representación de una pipa en un dibujo, incentivándonos a cuestionar entre esencia y la aparente representación de la misma.

Concluyendo, una primera frase que establece lo que se debe exigir como conducta honesta y responsable para transitar por la vida y una segunda que nos remite a pensar en lo visible y lo invisible, lo real y su representación o apariencia. Mucho más que dos frases, en una sociedad que se encarga de atropellar nuestras buenas intenciones, en la que nadie escapa en algún momento a colocarse -por diferentes motivos-, alguna máscara con la cual aparentar lo que no es realmente, aceptando las propias falencias, hay que saber ver, elegir, decidir y exigir, la disyuntiva es, … ser o parecer?.

“Alcanzarás buena reputación esforzándote en ser lo que quieres parecer.”
Sócrates – filósofo ateniense (470-399 a.C.)

lunes, 18 de julio de 2016

'Instantes' - ... controvertidos momentos buscando su autor

"Que es la vida humana en éste mundo inconstante?. Nada más que un instante."
Adam Mickiewicz - poeta polaco (1798-1855)

Seguramente habrá a quien le parezca lamentable la necesidad de disfrazar la autoría de un texto, escondiéndose en la identidad de otro/s, quizás esos poemas que no fueron escritos por quienes en principio se dijo, usando un nombre famoso, no necesariamente son malos quizá diciendo que lo escribió alguien como Jorge L. Borges se pretenda dar mayor dignidad y relevancia al poema en cuestión.

Escritores excelentes y pésimos siempre hubo, hay y habrá, y distanciándonos del valor literario, podemos convenir que quien escribe deja sus pensamientos, sentimientos, reflexiones en las letra, tal vez criticar o dar el crédito es prerrogativa de quien lee. Ejemplos similares circulan muchos en internet, el poema 'Instantes' que hoy traigo podría tener la autoría del humorista Don Herold o de la escritora Nadine Stair, ambos estadounidenses y es uno de esos casos, ... creo que compartirlo no empobrece a nadie.

Instantes





Si pudiera vivir nuevamente mi vida,
en la próxima trataría de cometer más errores.
No intentaría ser tan perfecto, me relajaría más.
Sería más tonto de lo que he sido,
de hecho tomaría muy pocas cosas con seriedad.

Sería menos higiénico, correría más riesgos,
haría más viajes, contemplaría más atardeceres,
subiría más montañas, nadaría más ríos.
Iría a más lugares adonde nunca he ido,
comería más helados y menos habas,
tendría más problemas reales y menos imaginarios.

Yo fui una de esas personas que vivió sensata
y prolíficamente cada minuto de su vida;
claro que tuve momentos de alegría, 
pero si pudiera volver atrás trataría
de tener solamente buenos momentos.

Por si no lo saben, de eso está hecha la vida,
sólo de momentos; no te pierdas el ahora.
Yo era uno de esos que nunca
iban a ninguna parte sin un termómetro,
una bolsa de agua caliente, un paraguas y un paracaídas;
si pudiera volver a vivir, viajaría más liviano.

Si pudiera volver a vivir
comenzaría a andar descalzo a principios de la primavera
y seguiría descalzo hasta concluir el otoño.
Daría más vueltas en calesita, contemplaría más amaneceres,
y jugaría con más niños, si tuviera otra vez vida por delante.

Pero ya ven, tengo 85 años, …
y sé que me estoy muriendo.

… …

Un poema sencillo, con un final exageradamente melancólico, hasta estereotipado, en el que cada uno desde su perspectiva encontrará valores o deméritos, sin embargo más allá de descubrir el oculto autor, y reconociendo que el mensaje está más cerca de la autoayuda que de una estricta calidad literaria, intentemos ir a la esencia. 

Muchas veces las palabras llegan en el momento en que las necesitamos, son bálsamo para dolores, nos ayudan asociando vivencias propias, clarifican desde lo simple nuestros sentimientos, que para que una lectura sea agradable no es imprescindible la grifa que identifique, sino sentir que quien lo escribió nos está diciendo algo que entibia el corazón en el momento oportuno.


Dejando de lado la discusión literaria podemos elegir entre indignarnos por la indebida apropiación de un autor, o aceptar la propuesta de leerlo y concluir en que ciertamente la vida son momentos, y el poema un buen recordatorio, … enriquezcámonos, valoremos los instantes, vivamos ahora, antes de que la vida sea sólo una estructura vacía.

imagen: Morph

"Benditos sean los instantes. Y los milímetros. Y las sombras de las pequeñas cosas."
Fernando Pessoa - poeta y escritor portugués (1888-1935) 

sábado, 16 de julio de 2016

Buscando palabras y abrazos - ... necesarios para entendernos

“Es posible conseguir algo luego de tres horas de pelea, pero es seguro que se podrá conseguir con apenas tres palabras impregnadas de afecto.”
Confucio – filósofo chino (551-478 a.C.)

Buscamos la felicidad, en eso nos empeñamos con pasión, ilusiones y esperanzas, a veces erramos el camino, pero retomamos, nos comprometemos, sin embargo la vida es demasiado corta, cuando jóvenes creemos tener todo el tiempo a nuestro favor, y en un abrir y cerrar de ojos nos damos cuenta que ya hicimos más de la mitad del recorrido que posiblemente haremos, considerando el lapso promedio y la expectativa de vida que todos tenemos, y la felicidad sigue siendo esquiva o sólo una verdad a medias.

Acontecimientos graves, dolorosos, que se suceden en el mundo, algunos que todos conocemos, otros de menos difusión pero igualmente terribles, nos hacen pensar si se puede realmente lograr la felicidad que anhelamos y recordamos un relato breve, ‘Mapa del Tiempo’ del escritor uruguayo Eduardo Galeano, que aparece en su libro ‘Bocas del Tiempo’ y nos cuestiona sobre la manera de entendernos.


“Hace unos cuatro mil quinientos millones de años, año más, año menos, una estrella enana escupió un planeta, que actualmente responde al nombre de Tierra. Hace unos cuatro mil doscientos millones de años, la primera célula bebió el caldo del mar, y le gustó, y se duplicó para tener a quién convidar el trago. Hace unos cuatro millones y pico de años, la mujer y el hombre, casi monos todavía, se alzaron sobre sus patas y se abrazaron, y por primera vez tuvieron la alegría y el pánico de verse, cara a cara, mientras estaban en eso. Hace unos cuatrocientos cincuenta mil años, la mujer y el hombre frotaron dos piedras y encendieron el primer fuego, que los ayudó a pelear contra el miedo y el frío. Hace unos trescientos mil años, la mujer y el hombre se dijeron las primeras palabras, y creyeron que podían entenderse. Y en eso estamos, todavía: queriendo ser dos, muertos de miedo, muertos de frío, buscando palabras.”
… …

Tal vez el mundo equivoca la forma de relacionarse, el diálogo que debería unirnos parece no encontrar el interlocutor adecuado, o tal vez somos nosotros quienes no trasmitimos el mensaje en forma clara, lo cierto es que como dice Galeano ‘… desde hace unos trescientos mil años, desde ese primer abrazo, buscamos palabras’, … pero no conseguimos entendernos, nos cuesta tolerar y aceptar al otro, pretendiendo imponer sin escuchar y tristemente todo indicaría que pasarán otros trescientos mil años en los que seguiremos buscando el abrazo y las palabras que nos permitan encontrar la felicidad.

Inseguridades, complejos, miedos, defectos son una constante en el ser humano, que ha olvidado el abrazo, que con sus actitudes cada vez se ve más deshumanizado y más necesitado de recordar que hay que poner el corazón para que las palabras alcancen el significado que pretendemos darle, hasta ahora con menguados resultados.

“La palabra es el arma de los humanos para aproximarse unos a otros.”
Ana Maria Matute – novelista española contemporánea

viernes, 15 de julio de 2016

El mundo un don - ... disfrutamos del regalo?

“Advertir la vida mientras se vive, alcanzar a vislumbrar su implacable grandeza, disfrutar del tiempo y de las personas que lo habitan, celebrar la vida y el sueño de vivir, ése es su arte.”
Doménico Cieri Estrada – escritor mexicano contemporáneo

Claro que vivir es una cuestión en la que nos debemos esmerar, y para eso nos involucramos con estudios, proyectos, profesión, trabajo, familia, y en ese quehacer intentamos ser felices y tener y proporcionar a quienes amamos y nos rodean lo mejor a que podemos aspirar.

Sin embargo muchas veces confundimos la felicidad con el tener cosas materiales, y si bien es cierto, el mundo actual a eso nos impulsa, tenemos que poner cada cosa en su justo término porque una cosa es disfrutar de lo que honestamente obtenemos y otra diferente entrar en la carrera del consumismo haciendo acopio de objetos inútiles y cuando no los podemos conseguir creemos ser infelices.

En su libro "El Camino Abierto del Amor" el filósofo, místico, orador y líder espiritual indio Bhagwan Shri Rashnish (Osho) reflexiona:


“No poseas, no te vuelvas un poseedor de personas ni de cosas; úsalas simplemente como un don del universo ... cuando están disponibles; cuando no están disponibles, disfruta la libertad.

Cuando tengas algo, disfrútalo!; cuando no lo tengas, disfruta no teniéndolo, eso también tiene su propia belleza ... Si tienes un palacio donde vivir ¡disfrútalo!!!; si no lo tienes, entonces disfruta una choza y la choza se vuelve un palacio.
Es el disfrutar lo que marca la diferencia, entonces, vive bajo un árbol y disfrútalo...no te pierdas el árbol y las flores y la libertad y los pájaros y el aire y el sol. Y cuando estás en un palacio, no te lo pierdas... disfruta el mármol y los candelabros. Disfruta allí donde estés y no poseas nada.

Nada nos pertenece. Venimos al mundo con las manos vacías y nos vamos del mundo con las manos vacías. El mundo es un don, así que disfrútalo mientras está allí. Y recuerda, el universo siempre te da lo que necesitas.
… …

Nada es más cierto que llegamos y nos vamos de la vida con las manos vacías, nada poseemos realmente, nada trajimos y nada nos llevaremos, por eso es tan importante valorar lo que tenemos en el momento que lo tenemos, sin cuantificar lo que poseemos por el precio sino apreciando el disfrute que nos proporciona y que debemos tomar como el regalo que el universo nos está dando

… aunque a veces nos cueste entenderlo y resulte difícil asumir el desapego, no malgastemos la vida lamentando la ausencia de lo que desearíamos tener, mientras se nos va de las manos la oportunidad de disfrutar lo que si poseemos.

"Hay un mundo en el cual tu debes ver para creer, y hay otro mundo en el que tu tienes que creer para ver."
Manfred A. Max Neef - economista, ambientalista y político chileno contemporáneo