"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

jueves, 21 de julio de 2016

Pecas y arrugas - ... el amor ayudando a crecer

"En cada niño nace la humanidad."
Jacinto Benavente - dramaturgo, director, guionista y productor de cine español, Nobel de Literatura en 1922 (1866-1954)

Las rivalidades, las burlas así como los afectos están presentes en la relación que los niños pequeños mantienen con otros niños y si bien es cierto que todos desde pequeños tenemos determinados rasgos que nos caracterizan, no es menos cierto que los chicos son el producto del entorno que les rodea, son influenciables y por tanto repiten conductas copiadas de los adultos.

Ellos no miden lo que dicen o hacen, ni el daño que pueden causar con sus espontáneas actitudes, a veces resultado de rivalidades, otras una manera de llamar la atención, sólo piensan en hacer o conseguir lo que quieren, y a su corta edad no tienen la capacidad de ponerse en el lugar del otro, por lo que padres y educadores son quienes responsablemente tienen que trasmitirles valores, indicando límites y sobre todo el amor con que afirmar su crecimiento de manera positiva.

El brevísimo relato que les dejo, ejemplifica con sencillez, casi con ingenuidad, esas burlas tan comunes entre niños en las que la diversión está en reírse del diferente aunque sin tomar en cuenta el dolor ocasionado a quien es objeto de la misma.

Un día que estaba en el zoológico, ví a una abuela con su nieta, cuyo rostro estaba salpicado de "pecas rojas y brillantes" ... Los niños estaban esperando a que un artista pintase sus caritas con patitas de tigre.



-Tú tienes tantas Pecas que él no va a tener donde pintar- le grito un niño de la fila en tono burlón
La niña bajó la cabecita ... la abuelita se agachó y le dijo: 
-Adoro tus pecas...
-¡Pero yo las detesto! -respondió la niña
-Cuando yo era niña, siempre quise tener pecas- le dijo, pasando el dedo por la cara de la nieta.- ¡Las pecas son tan bonitas!
La pequeña levantó el rostro:
-¿Tú crees que lo son?
-Claro,dijo la abuela. ¿Quieres ver? Dime una cosa más bonita que las pecas.
La pequeña, mirando el rostro sonriente de la abuelita, respondió:
-¡Las arrugas!
… …

Lejos estamos de pretender extendernos sobre los niños y las características que presentan durante el crecimiento en sus primeros años y sus iniciales contactos fuera del hogar, así como pautas para tratarlos por parte de quienes los rodean desde el punto de vista psicológico o educativo, sólo lo hacemos a modo de reflexión y comentario personal.

Algunos niños son dóciles, otros más inquietos, algunos son dulces, otros más traviesos, algunos tienen sus peculiaridades pero para todos la ternura, el amor y el ejemplo con que son criados son el ingrediente principal con que nutrirse, tal como en éste cuento, pueden hacer que el niño se sienta querido y valorado logrando que las diferencias no existan, que los ‘defectos’ no sean tales, que el gordito, el pecoso o el que usa lentes sean iguales, que las bromas y el juego no lastimen, permitiendo relaciones sanas y adultos luego con vidas felices.

"El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será tarde."
Gabriela Mistral - seudónimo de Lucila de María Godoy Alcayaga, poeta y educadora chilena (1889-1957)

No hay comentarios.:

Publicar un comentario