"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

jueves, 1 de diciembre de 2016

Violencia - una constante de la sociedad actual

“Yo puedo decir con toda confianza y por la experiencia personal que he tenido, que una visión completa de la verdad es posible sólo cuando uno practica una no violencia total.”
Mahatma Gandhi – abogado, político y pensador indio, (1869-1948)

La vida es un valor primordial, que fundamenta todos los otros valores, y la sociedad un sistema de vida, contra el que empeñosamente el ser humano atenta, siendo la sociedad actual testigo cada vez con más frecuencia, de una violencia que con objetivos poco claros, está presente en todos los ámbitos, y en cualquier lugar del mundo, algunas veces de forma desordenada y otras preparada y con instigadores, surgiendo de forma aparentemente incontrolable.

Hablamos de la agresividad y la violencia en sus más variadas formas, que nos sorprenden a diario, desde el resolver conflictos entre padres y maestros utilizando los golpes, pasando cuando utilizando las calles de una ciudad para manifestar el descontento -por motivos diversos-, se destroza todo lo que en el camino se encuentra, sin olvidar la reacción de muchos automovilistas en un accidente de tránsito, hasta llegar a los grupos que no encuentran mejor forma de expresar no se sabe bien que, cuando se realizan eventos deportivos, convirtiendo lo que debería ser una fiesta de la que todos los que gustan de ello pudieran disfrutar, en una suerte de incomprensible barbarie.


Qué es lo que logra transformar a personas comunes, sin discriminar estrato social, impulsándolas a transgredir, cambiando el deseo de hacer por una vida mejor, de intentar en paz la experiencia de vivir y ser feliz, que es para lo que todos estamos preparados y merecemos, para que en determinadas oportunidades saquen lo peor de si mismas en su manifestación y forma de relacionarse.

Hay grupos de la sociedad que están en permanente conflicto con la vida, actuando de manera incivilizada, sin detenerse en consideraciones de tipo alguno, y aún sabiendo que la perfección es inalcanzable, de manera individual o colectiva, lo irrazonable es lo común, pues los desmanes suceden hasta cuando de festejos se trata, siendo el respeto y la preservación de la vida reglas inexistentes.

Claro que violencia es que existan niños con hambre, personas discriminadas, injusticia social, atropellos en el ámbito laboral y también familiar, pero estamos asistiendo a un momento en el que la sociedad no consigue dirimir sus problemas de otra manera que no sea por la agresión, como si las palabras con las que el hombre se debería entender, hubieran perdido su valor, impidiendo cualquier forma de acuerdo, viendo sólo enemigos y no rivales, no aceptando opiniones en discrepancia, permitiendo explosivas e incontrolables expresiones donde el vandalismo también está presente.

Sin duda el mundo, la sociedad, el hombre y sus circunstancias han cambiado, las formas de relación entre los seres humanos también, inclinándose peligrosamente hacia el descontrol, donde influyen la pobreza, la marginalidad, la falta de inclusión, la escasez de oportunidades, la pérdida de valores, la carencia de espíritu, y la educación cada vez más empobrecida, convirtiendo en casi cotidiano éste ‘mundo al revés’, un sinsentido que no debería naturalizarse, en el que toda la sociedad pierde.

“La violencia no es fuerza sino debilidad, nunca podrá crear cosa alguna, solamente la destruirá.”
Benedetto Crocce – historiador, humanista y filósofo italiano (1866-1952)

2 comentarios:

  1. Un real y grave problema el de la violencia en la sociedad actual. Siempre interesantes entradas . un saludo Irene.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene por pasar por aquí, y si realmente la violencia se ha instalado y con ella todos perdemos.

      Eliminar