"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

martes, 1 de octubre de 2013

Comer, alimentarse - placer de unos, ... angustia de otros



"La perfecta hora de comer es, para el rico, cuando tiene ganas; y para el pobre, cuando tiene qué."  Luis Vélez de Guevara - dramaturgo y novelista español - (1579-1644)


Que la comida es importante para vivir no cabe ninguna duda. Necesitamos los nutrientes que proporciona, pero no es sólo eso, es relación entre personas, regalo, deleite, cultura, necesidad, placer, una buena compañía, un bebida agradable. Nuestra vida gira alrededor de los momentos empleados para alimentarnos.

El hombre primitivo se alimentaba de animales y diferentes frutos y bayas que recolectaba, tratando de satisfacer sus necesidades básicas (alimentación, ropa, vivienda) con los productos que obtenía directamente de la naturaleza y los utilizaba tal y como los encontraba. Con el paso del tiempo aprendió a transformar los recursos naturales, y dió el salto importante con el conocimiento del fuego. La cocina tiene hoy un peso en la sociedad impensable en épocas anteriores. Con la modernidad comenzamos a ser sibaritas.

La gastronomía es reflejo de identidad cultural, es un reflejo de la sociedad en la que vivimos, un derroche de creatividad y buen gusto.
Pero no todos seguimos la moda, ni en nuestro aspecto externo ni en nuestras costumbres culinarias, algunos preferimos los  platos tradicionales sin aderezos ni decoraciones.

Hay quienes viven para comer y lo hacen por placer y otros comen para vivir utilizando los nutrientes necesarios. La alimentación es para unos sólo una cuestión de llenarse el estómago sin importar qué comen; para otros, es tan importante que lo convierten en un ritual de salud. 

El acto de comer es mucho más que alimentarse: es un momento de comunicación, de transmisión de tradiciones y cultura y, también, de transferencia de afecto y enriquecimiento de los vínculos. 

Comer es todo lo que te llevas a la boca, tenga o no tenga nutrientes y Alimentarse es el conjunto de alimentos que harán posible tu óptima nutrición para mantenerte saludable y con energía.

Hay tres instintos básicos e indispensables para la supervivencia de cualquier especie. No ser comido, comer y reproducirse. 

El ser humano es omnívoro, es decir, que come de todo.

La alimentación es una de las necesidades básicas para la vida y un derecho inalienable de todas las personas, pero mientras en la mayor parte del mundo hay preocupación por el sobrepeso en algunas regiones hay hambruna

Hoy el alimento no falta y el esfuerzo físico para obtenerlo es cada vez menor. Tras millones de años de carencia, mantenemos el instinto por comer más de lo necesario. La naturaleza nos enseñó a preferir el azúcar, la grasa y la sal, elementos indispensables que hoy no nos faltan. Tenemos que aprender a limitar su consumo a pesar de su disponibilidad.

El hambre es el mayor riesgo de salud en el mundo y provocan más número de muertos que el sida la malaria y la tuberculosis juntos cada año en niños menores de 5 años.

Cada día 870 millones de personas, deben enfrentar el hambre; no es una fatalidad a la que una parte de la humanidad esté predestinada. Es resultado de la injusticia. De la violación del derecho fundamental de toda persona a disponer, de alimentos en cantidad y calidad suficiente que le permitan vivir una vida digna y saludable.

En un mundo donde la producción agrícola mundial podría ser suficiente para alimentar al doble de la población mundial, la cifra de personas que pasan por la angustia del hambre se ha incrementado en más de 1.000 millones durante los últimos años.

Las causas son numerosas y complejas: políticas comerciales injustas, pobreza, falta de acceso a agua potable, situación de discriminación de la mujer, desastres naturales, violencia y conflictos armados, o pandemias, son algunas de ellas.

El problema del hambre está en la capacidad de acceso al alimento y no en la existencia del mismo.

Comer, un hecho cotidiano, ... dos valoraciones de un mismo tema y una terrible realidad de éste tiempo.
 

2 comentarios:

  1. Sufrir hambre es sufrir violencia. Terrible realidad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ciertamente una de las peores formas de violencia que alguien puede sufrir.

      Eliminar