"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

miércoles, 8 de enero de 2014

Motivos y razones - nos hacemos cargo ?

"Quien es auténtico, asume la responsabilidad por ser lo que es y se reconoce libre de ser lo que ser." - Jean Paul Sartre - filósofo, escritor, novelista, dramaturgo, activista político, biógrafo y crítico literario francés (1905-1980)

Seguramente tenemos más razones que motivos  para actuar. Cual es la diferencia entre motivos y razones ?. las razones provienen de la responsabilidad, de los debería, tengo que, de lo que el entorno espera que haga. Los motivos provienen de lo más profundo de nuestro ser.

A veces las razones obedecen a necesidades lógicas y prácticas, otras veces corresponden sólo al deber ser, autoimpuesto o proveniente del afuera. Mirando hacia atrás vemos que hay un gran porcentaje de razones por las que hemos actuado para conformar a otros sin tenernos en cuenta a nosotros mismos.

En ocasiones algo internamente nos impulsa a actuar de determinada forma, sentimos como si nos estuvieran empujando a hacer o decir algo que ni siquiera hubiéramos pensado, incluso hay veces en que nos quedamos sorprendidos preguntándonos ¿Cómo hice o dije tal cosa?, detrás de ese accionar hay algún deseo profundo, alguna necesidad que obedece a nuestro ser interior. Por lo general haber actuado de esa forma nos deja un sentimiento de liberación y paz interna.


Muchas veces el afuera nos critica, nos alerta de peligros pero sabemos internamente que ese proyecto, meta, camino, es el nuestro. Sentimos la certeza de que estamos siendo fieles a nosotros mismos. Esa es la intuición, nuestro ser interno que se manifiesta. Ese es nuestro motivo. Debemos ser valientes y atrevernos a seguirlo, evaluar el riesgo y avanzar.

Hay personas que culpan a quien tengan a mano de sus infortunios, familia, cultura, gobierno de turno, al Universo, al jefe, a una adicción, lo que les surja; y muchas otras que atribuyen sus logros a la suerte, a un favor que recibieron, la casualidad o lo que sea.

La realidad es que cada uno somos responsables de nosotros mismos y de las cosas que nos suceden. Hay imponderables, situaciones fuera de nuestro control, sin embargo siempre podemos elegir como reaccionar frente a estas situaciones y hacernos cargo de ello. Esconder la cabeza como el avestruz es una opción lamentable y perjudicial.

Hacerse cargo significa tomar las riendas de nuestra vida, aceptar los errores y aprender de ellos, y también hacerse cargo de los éxitos y disfrutarlos. Si responsabilizamos a otros por nuestras acciones les estamos entregando el poder, actuando como niños cuya primera respuesta es yo no fui.

Hacerse cargo y enfrentar las consecuencias de las decisiones tomadas significa madurar, y la posibilidad de cambiar. La única forma de modificar aquello que no nos gusta, que nos está saliendo mal, que no se ajusta a nuestros deseos, es hacernos cargo de que estamos en ese lugar por nuestros propios actos. Desde aquí, podemos elegir otro camino.

Los pensamientos generan sentimientos y estos a su vez nos impulsan a actuar o no, de determinada manera. Hacernos cargo es ser libres para pensar, sentir y actuar en forma independiente escuchando nuestra voz interna.

Podemos equivocarnos mil y una vez, errar la ruta, sufrir con los resultados, pero si nos hacemos cargo de aquello que nos llevó hasta allí, también tendremos la posibilidad de tomar otro rumbo, y actuar de acuerdo a ello.

Hacerse cargo es dar la cara, enfrentar y confrontar con quien sea necesario. Es asumir roles y responsabilidades, es cumplir con la palabra y no darla sin pensar, en vano, solo porque es eso lo que suponemos que se espera.

Es elegir desde nuestra dignidad, siendo fieles a nosotros mismos, es estar atentos a las oportunidades y tomarlas cuando se presentan, es permitirnos cambiar cuantas veces sea necesario.

Hacerse cargo es pedir ayuda cuando lo precisamos, reconocer nuestras vulnerabilidades,  tender la mano y permitir que otro la sostenga.

Y por supuesto es reconocer nuestros logros, felicitarnos por ellos, darnos el crédito que nos merecemos. Es estar conscientes de nuestras fortalezas, es acompañar a quien nos necesita.

Cuando seguimos nuestro motivos y nos hacemos cargo, nos estamos dando un lugar y no permitimos que otro nos desplace. Nuestra estima se fortalece y salimos al mundo con fuerza y determinación.
Y el mundo responderá en consecuencia.


"El verdadero buscador crece y aprende, y descubre que siempre es el principal responsable de lo que sucede." - Jorge Bucay - terapeuta gestáltico y escritor argentino contemporáneo

3 comentarios:

  1. Quién es Krismei? Perdón, realmente soy bastante nueva con eso de blogs.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mi nombre es Cristina Meijome y Krismei es un seudónomo utilizado para el blog.

      Eliminar
  2. Estas tiene cuenta en facebook desde el año 2011...

    ResponderEliminar