"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

jueves, 24 de abril de 2014

Alfonsina Storni - poeta del dolor

"Las caricias son tan necesarias para la vida de los sentimientos como las hojas para los árboles. Sin ellas, el amor muere por la raíz."
Nathaniel Hawthorne - novelista y cuentista estadounidense (1804-1864).

Una de las más relevantes y conocidas poetisas del mundo hispánico en el siglo XX fue Alfonsina Storni, nacida en Suiza en 1892 y llegada con sus padres a la argentina siendo niña, mujer apasionada, sensible, emocional, valiente, fue madre soltera, en una época en que tal condición era considerado una vergüenza, y tuvo el coraje de enfrentarse a la sociedad hipócrita de su tiempo y reivindicar su amor, y su hijo.

Trabajó y luchó duramente para salir adelante, había sido cantante, maestra y profesora de arte dramático, pero lo más conocido son sus poemas.

Puso fin a su atormentada vida suicidándose ahogada en la playa luego de una larga e incurable enfermedad.


La caricia perdida - Alfonsina Storni

Se me va de los dedos la caricia sin causa,
se me va de los dedos... En el viento, al pasar,
la caricia que vaga sin destino ni objeto,
la caricia perdida ¿quién la recogerá?


Pude amar esta noche con piedad infinita,
pude amar al primero que acertara a llegar.
Nadie llega. Están solos los floridos senderos.
La caricia perdida, rodará... rodará...


Si en los ojos te besan esta noche, viajero,
si estremece las ramas un dulce suspirar,
si te oprime los dedos una mano pequeña
que te toma y te deja, que te logra y se va.


Si no ves esa mano, ni esa boca que besa,
si es el aire quien teje la ilusión de besar,
oh, viajero, que tienes como el cielo los ojos,
en el viento fundida, ¿me reconocerás?
... ...

En su poesía se ve la intensa e incesante lucha interior que libró a lo largo de su vida. un sentir personal, y casi feminista. Un poema de gran delicadeza, con profundidad  donde se siente la desesperanza de un alma sensible que sufre ante la falta de afecto y de amor, e implícitamente habla esa "soledad de las almas". 

"Un arroyo es mi alma; larga caricia de cristal que rueda sobre carne de seda, camino de diamantes de la calma."
Delmira Agustini - poeta y activista feminista uruguaya (1886-1914)

2 comentarios:

  1. Se puede sentir la profunda tristeza, melancolia y desencanto en este hermoso poema.

    ResponderEliminar
  2. Comparto esa opinión anónimo. Gracias por comentar.

    ResponderEliminar