"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

martes, 2 de septiembre de 2014

Cocinar - entre ollas, amor y cultura

"No se puede cocinar bien si no se pone en ello el corazón, dado que , por encima de todo se trata de que reinen en torno a la mesa sentimientos de amistad y de fraternidad."
Fernand Point - restaurador y cocinero francés (1897-1955)


Mucho se habla sobre la cocina y el acto de cocinar, un acto creativo en si mismo y una demostración de amor cuando se realiza para la familia o amigos.

Comemos para vivir y hacer que los alimentos sean los adecuados para una buena y sana nutrición, planifiar lo que se va a preparar y luego hacerlo, lleva una buena parte de nuestro tiempo.

Hay personas a las que no les gusta cocinar, lo sienten como una carga o un  trabajo impuesto y otras que recargadas por el apuro de la vida actual, el trabajo, los hijos y la atención de la casa no pueden dedicar el tiempo necesario y lo que debiera ser motivo para difrutar de aromas y sabores se termina convirtiendo en un trabajo que nos pesa realizar.
 
La cocina participa de las costumbres, la cultura y la historia de los pueblos, dándoles carcterísticas particulares que se trasmiten en sus tradiciones de una generación a otra, evolucionando con ellos a través del tiempo, y preparar comida aún cuando sea para uno mismo y sin duda -aún más- cuando lo hacemos para otros es un estimulo en el que ponemos  todos los sentidos.

A través de ella podemos trasmitir alegría y placer, en ella volcamos nuestros deseos de acercarnos, agradar al otro, alimentamos a nuestros hijos, demostramos afecto, dedicamos tiempo mediante cosas sencillas y cotidianas generando espacios para disfrutar y compartir. 

En definitiva una actividad creativa, una manera de sumergirnos en vapores con historias de madres y abuelas, una oportunidad de elegir, mezclar y compartir, casi un ritual, una forma de comunicarnos, un hecho cultural que nos da identidad como pueblos y un acto de amor.

"Una comida bien equilibrada es como una especie de poema al desarrollo de la vida" 
Anthony Burgess - Escritor y político inglés (1917- 1993)

2 comentarios:

  1. Es cierto la cocina da identidad a lo pueblos y trasmite amor en las familias. Saludos Irene

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Irene por venir periódicamente por nuestra casa. Un saludo y hasta la próxima visita.

      Eliminar