"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

jueves, 26 de noviembre de 2015

'A casa' - aprendiendo de los niños, con la poesía de Vinicius de Moraes

“Lo que se les dé a los niños, los niños darán a la sociedad.” 
Karl A. Menninger – siquiatra estadounidense (1893-1990)

Quienes tenemos niños pequeños en nuestro entorno, además de disfrutar de su alegría, inocencia, su estado de genuina sorpresa permanente, descubrimos gratamente que de ellos aprendemos permanentemente y ese es un privilegio que me ha sucedido a mí en éstos días, escuchando a Maite mi nieta más pequeña cantando entusiasmada una bonita y alegre canción que con sus 3 añitos resulta más graciosa aún. 

Tanto me gustó que lo comenté en la familia, sobre todo por ser una letra un tanto extensa que ella memorizaba perfectamente, y comprobé que siempre estamos a tiempo de saber 'algo más', ya que luego de investigar un poquito supe que la canción "La casa disparatada", en portugués 'A casa', fue escrita en 1970 por el poeta y músico brasileño Vinicius de Moraes, y formó parte de un libro con 32 poemas para niños publicado con el título de 'A Arca de Noe'.




Era uma casa muito engraçada
Não tinha teto, não tinha nada
Ninguém podia entrar nela, não
Porque na casa não tinha chão
Ninguém podia dormir na rede
Porque na casa não tinha parede
Ninguém podia fazer pipi
Porque penico não tinha ali
Mas era feita com muito esmero
Na rua dos bobos numero zero

Tengo una casa disparatada,
no tiene techo, no tiene nada.
Nadie se puede en ella quedar,
no tiene suelo para pisar.
No tiene puertas, ni una pared,
¡Qué disparate! Fíjese Usted,
que no hay manera de hacer pipí
pues pelela no tengo allí.
La tengo hecha con mucho esmero
calle los locos, número cero.
Mi casa está en un barrio precioso
donde vivimos los mentirosos.

Aunque ha sido traducido al español por el músico argentino Luis Pescetti, y ha sido cantada por distintos grupos dedicados al público infantil, así como en los diferentes centros escolares, he preferido compartir la versión original en portugués.

La vida con niños nos mantiene ágiles de cuerpo y mente, nos lleva a actualizar información, -a mi me permitió acercarme a esa faceta que no conocía del poeta carioca-, nos permite compartir su mundo arropándonos con su ternura, su transparencia simple, picardía e ingenuidad y nos hace recordar nuestras propias vivencias de la niñez olvidada allá en el tiempo, entibiando el corazón. 

Video: Renato =
Fuente: http://www.enelpaisdelashadas.com/los-lunes-musicales-a-arca-de-noe/  

La enseñanza que deja huella no es la que se hace de cabeza a cabeza, sino de corazón a corazón. 
H. G. Hendricks – profesor, orador y pastor (1924-2013)
 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario