"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

domingo, 23 de febrero de 2014

Deportistas olímpicos - esfuerzo y superación con sueños de oro

"El deporte es lucha, sí pero lucha noble y franca, que no deja tras sí, como las guerras, un reguero de lágrimas y sangre. "
Ramiro de Maeztu  - diplomático y destacado escritor español (1875-1936)

Con motivo de la realización de los Juegos Olímpicos de Invierno Sochi 2014 -iniciados en 1924 para deportes de hielo y nieve- y que culminan hoy, creímos éste el momento ideal para la reflexión sobre aquellos que dedican su esfuerzo y dedicación a prepararse como deportistas de élite para competir  representando a sus países por los mejores lugares en cada disciplina.

Los Juegos Olímpicos son considerados el evento deportivo más importante del mundo, reúnen a lo más selecto del deporte mundial y se realizan cada 4 años designándose al finalizar cada evento el lugar que será sede de los próximos juegos allí se muestran más de 30 deportes diferentes. Los Juegos de Invierno tambien se realizan cada 4 años pero alternando los períodos con las Olimpíadas tradicionales.

Tener éxito olímpico requiere una preparación deportiva física y mental que supera a la de los demás deportistas. Hay que entrenarse no sólo con pasión sino -y sobre todo-  mantener una disciplina rígida y "a prueba de fallas". 

Primero siempre es necesario una dura etapa de preparación general: de fuerza, resistencia, flexibilidad o en habilidades motoras generales similares al deporte que se practica. Cada deporte impone exigencias únicas en el cuerpo y hasta la alimentación debe ser meticulosamente cuidada.


Los gobiernos de cada país deben apoyar e implementar políticas para que los deportistas puedan dedicarse, entrenar y competir en condiciones de poder ganar, comprometiéndose en un proceso que debe ser de interés social. El deporte y quienes lo practican a este nivel deben ser referentes -para la juventud- de esfuerzo, juego limpio, honestidad y superación personal.

El sueño de todo deportista es triunfar en una justa olímpica, y tener en su haber una medalla como prueba de su éxito, sea de bronce, de plata, o la ansiada presea dorada, pero llegar no es tarea fácil ni sencilla, es un recorrido de largo aliento, en el que se debe renunciar o elegir frente a otras actividades, sacrificar descanso, sufrir dolores, hacer esfuerzos, competir contra pares, y no desmayar en el empeño de alcanzar la deseada meta.

Muchos quedan en el camino, sueños que se desmoronan, esfuerzos renovados cada 4 años, que no siempre llevan al éxito esperado. Algunos logran triunfar, otros, -la mayoría- ven frustradas sus espectativas. Sin embargo esa tambien es una de las enseñanzas que quedan para la vida, el valor de competir más allá de los resultados, que no siempre serán favorables.

Hemos asistido a un espectáculo magnífico, un despliegue de habilidades y destrezas, una demostración cabal de que cuando se quiere se puede, y una vez apagada la llama olímpica el esfuerzo no cesa, continuará por otros 4 años hasta el próximo encuentro en que los deportistas volverán a competir con renovado entusiasmo.

Click aquí para ver algunos de los más destacados campeones olímpicos .

"El Olimpismo es una filosofía de la vida, que exalta y combina en un conjunto armónico las cualidades del cuerpo, la voluntad y el espíritu. "  La Carta Olímpica
  

1 comentario:

  1. El deportista que tiene aspiraciones de llegar a un nivel de competición tan alto, debe sacrificar muchas cosas de su vida, dedicar a diario horas para entrenar, aún a costa de sufrir lesiones, postergar familia y prepararse mentalmente para ese esfuerzo. Lo que se obtiene, cuando se llega, ha de ser una de las mayores satisfacciones.

    ResponderEliminar