"Aléjame de la sabiduría que no llora, la filosofía que no ríe y la grandeza que no se inclina ante los niños.”
Khalil Gibran -
poeta, pintor, novelista y ensayista libanés ( 1883 - 1931 )

miércoles, 24 de septiembre de 2014

Edad ? - ... cuando las ilusiones se convierten en esperanza ...

"¿Sabe cuál es mi enfermedad? La utopía. ¿Sabe cuál es la suya? La rutina. La utopía es el porvenir que se esfuerza en nacer. La rutina es el pasado que se obstina en seguir viviendo."
Víctor Hugo - poeta, dramaturgo y escritor francés (1802-1885)

Aunque mantengamos la ilusión, entusiasmo, voluntad y esperanza en todos los aspectos, canas, recuerdos, melancolías y achaques de salud nos llaman la atención para decirnos en que etapa de la vida estamos, es cuando empiezan faltar las energías, y todo se hace cuesta arriba.

De la pluma del escritor portugués José Saramago, encontramos un texto optimista, -emoción que no es común encontrar en sus libros- que nos hace reflexionar sobre las pecualiaridades de cada etapa de la vida y como disfrutarlas. Como contrapartida a la juventud siempre estará la experiencia de lo vivido.

Mañana es la única utopía
Frecuentemente me preguntan que cuántos años tengo...
¡Qué importa eso!
Tengo la edad que quiero y siento.
La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.
Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido.
Tengo la experiencia de los años vividos
y la fuerza de la convicción de mis deseos.
¡Qué importa cuántos años tengo!
No quiero pensar en ello.

Unos dicen que ya soy viejo y otros que estoy en el apogeo.
Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice, sino lo
que mi corazón siente y mi cerebro dicte.
Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso, para hacer
lo que quiero, para reconocer yerros viejos, rectificar caminos
y atesorar éxitos.
Ahora no tienen por qué decir: Eres muy joven, no lo lograrás.
Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma, pero
con el interés de seguir creciendo.
Tengo los años en que los sueños se empiezan a acariciar con los dedos, y las ilusiones
se convierten en esperanza.
Tengo los años en que el amor, a veces es una loca llamarada, ansiosa de consumirse
en el fuego de una pasión deseada.
Y otras en un remanso de paz, como el atardecer en la playa.
¿Qué cuántos años tengo? No necesito con un número marcar, pues
mis anhelos alcanzados, mis triunfos obtenidos, las lágrimas que por el camino
derramé al ver mis ilusiones rotas... valen mucho más que eso.
¡Qué importa si cumplo veinte, cuarenta, o sesenta!
Lo que importa es la edad que siento.
Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.
Para seguir sin temor por el sendero, pues llevo conmigo la experiencia adquirida
y la fuerza de mis anhelos.
¿Qué cuantos años tengo? ¡Eso a quién le importa!
Tengo los años necesarios para perder el miedo y hacer lo que quiero y siento.
 

Qué importa cuántos años tengo…o cuántos espero, si con los años que tengo, ¡Aprendí a querer lo necesario y a tomar, sólo lo bueno!
... ...

Arrugas y achaques son ley de vida, la alternativa es envejecer, asumir y vivir. Sin importar la edad que aparezca en los documentos importa la edad que está en los sentimientos, las ilusiones y la  voluntad.

mantener una actitud positiva frente a la vida

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/vida-y-estilo/galeria/228634-tengo-la-edad-que-quiero-y-siento. Si está pensando en hacer uso del mismo, recuerde que es obligación legal citar la fuente y por favor haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com - Galvis Ramírez y Cía. S.A.
mantener una actitud positiva frente a la vida

Este contenido ha sido publicado originalmente en Vanguardia.com en la siguiente dirección: http://www.vanguardia.com/vida-y-estilo/galeria/228634-tengo-la-edad-que-quiero-y-siento. Si está pensando en hacer uso del mismo, recuerde que es obligación legal citar la fuente y por favor haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. Vanguardia.com - Galvis Ramírez y Cía. S.A.
Seamos positivos,  ... elijamos la edad ... en que los sueños se empiezan a acariciar con los dedos, y las ilusiones se convierten en esperanza.
No hay que buscar las utopias mirando el horizonte, sino caminando siempre sin detenernos, soñemos con la utopías de mañana. 

"En la utopía de ayer se incubó la realidad de hoy, así como en la utorpía de mañana palpitarán nuevas realidades."
José Ingenieros - Filósofo y psicólogo argentino (1877-1925).
  

No hay comentarios.:

Publicar un comentario